Enésimo intento de 'boicot' británico al turismo en Canarias

Canarias vuelve a estar en el punto de mira de los periódicos británicos más sensacionalistas, que alertan de amenazas de ataques terroristas en las playas del Archipiélago y el resto de España durante este verano. Tabloides como el 'Daily Star' citan al servicio de inteligencia del Reino Unido como fuente de tales informaciones, que podrían influir en la decisión de los turistas de dejar de visitar el Archipiélago ante el temor de incidentes terroristas en nuestras costas.

Sin embargo, no es la primera vez que medios de comunicación del Reino Unido, principal cliente turístico de Canarias, amedrentan a sus ciudadanos con supuestas situaciones de peligro sin ningún tipo de base. Sin ir más lejos, ya el pasado mes de mayo pusieron en alerta a todos aquellos potenciales turistas con destino a las Islas anunciando una inminente gran erupción en El Teide.

Esta semana han vuelto a poner en primera línea de fuego a las Islas Canarias, esta vez como posible objetivo terrorista en manos de mujeres yihadistas reclutadas por Samantha Lewthwaite (la conocida como 'viuda blanca', quien trata de fomentar las conversiones radicales de europeos al Islam al pasar más desapercibidos). 
Sus atentados suicidas tendrían como objetivo "las costas españolas e Islas Canarias" (tal y como ellos lo explican en sus rotativos), además de Chipre, Grecia y Turquía.
El medio digital canario AtlánticoHoy ha tratado de ponerse en contacto con el consulado británico para conocer su visión sobre la repercusión que esta alerta de supuesta amenaza terrorista en sus medios de comunicación podría tener entre sus compatriotas o en su interés en visitarlas, pero por el momento no hemos recibido respuesta. Por otro lado, Reino Unido tampoco ha alertado a sus ciudadanos oficialmente sobre peligro alguno por viajar a España.




Bacterias peligrosas

Por otro lado, medios como el 'WakefieldExpress' alertan a los turistas británicos de paso por las Islas Canarias de una "superbacteria potencialmente mortal" en nuestro territorio, donde insisten en que se podría convertir en "una epidemia" aunque en realidad se trata de una amenaza presente en todos los hospitales del mundo.
En este caso, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades compartió una advertencia en su sitio web sobre esta bacteria, la Klebsiella pneumoniae. Según su evaluación, existe un "alto riesgo" de propagación y brotes en el caso de que un viajero la contraiga pero no la detecte y regrese a casa sin ingresar en un hospital.




Ataques previos contra las Islas

Previamente, los medios británicos han dedicado amplia cobertura a las numerosas denuncias de compatriotas que alegaban haber sufrido algún tipo de intoxicación alimentaria en hoteles del Archipiélago, reclamaciones que resultaron ser completamente falsas pero que perjudicaban al destino y ocasionaron pérdidas millonarias en el sector, alcanzando los cuatro millones de euros en 2016 tan solo en el Archipiélago y unos cien millones en el total de destinos españoles afectados. 
Asimismo, en octubre de 2016 los tabloides británicos convirtieron los microseísmos en "Pánico en Tenerife". El diario 'The Sun' presentaba
una situación aterradora que parecía indicar una erupción casi
inminente y llegó a crear una sección para recomendar a los lectores
cómo actuar en caso de contar con un billete de avión a Tenerife. 

'The Express' y el 'Daily Star' siguieron
la misma línea que el anterior, ilustrando sus reportajes con
fotografías de violentas erupciones volcánicas en otras partes del
mundo.

Image

Fotomontaje del Daily Expresss sobre el riesgo de erupción en Tenerife

Por otro lado, ya en octubre de 2017, estos mismos rotativos destacaban otro tipo de titulares alarmistas:  "¿Es España un destino seguro para viajar? Aviso de Tsunami en Canarias y violencia en Barcelona".

En sus páginas alertaban del supuesto riesgo, después de 40 terremotos en 48 horas, de que el Teide pudiera entrar en erupción y provocase  un maremoto de una milla sobre España, siempre según sus palabras y sin citar en absoluto nombres concretos de profesionales en la materia. Sin embargo, en sus informaciones insisten en que "los expertos han pronosticado que el tsunami golpearía las costas sur y oeste de España y Portugal, poniendo en peligro a los turistas británicos".

Posteriormente, en mayo de 2018 se repitieron los hechos tras el enjambre sísmico registrado en la Isla. Periódicos como el 'Daily Mail' se apresuraron a avanzar una próxima "mega-erupción", a pesar de que el mayor de los movimientos sísmicos registrados en Tenerife solo alcanzase una magnitud de 3,2 en la escala de Richter. 
Contrastar sus temores con cualquier experto en vulcanología les habría permitido tranquilizar a la población e informar correctamente acerca de unos temblores que forman parte de la actividad sísmica normal de las islas. Sin embargo, la sección más sensacionalista de la prensa británica prefirió, una vez más, crear una alarma sin fundamento entre sus lectores.