Diez vuelos en Canarias afectados por la crisis de la aerolínea Monarch

La Autoridad de Aviación Civil (CAA, por sus siglas en inglés) ha informado de que la aerolínea británica Monarch ha dejado de operar y ha cancelado todos sus vuelos, dejando varados en el extranjero a unos 110.000 pasajeros. 

El Gobierno británico ha pedido a la CAA que apruebe el despliegue de treinta aeronaves para repatriar a los afectados, mientras se ha pedido a los pasajeros que se disponían a volar que no acudan a los aeropuertos.

Monarch tenía previstos hoy diez vuelos con llegada o salida a Canarias
La aerolínea británica Monarch, que ha dejado de operar hoy y ha cancelado todos sus vuelos, tenía previstas en esta jornada diez operaciones de llegada o salida con Canarias, según han informado a Efe fuentes de Aena.

En Tenerife Sur, la compañía tenía previstos seis vuelos, tres de llegada o otros tantos de salida, y miembros del cuerpo consular británico asisten a afectados por estas cancelaciones, para los que se ha habilitado una sala en el aeródromo tinerfeño.

La aerolínea también tenía previstos cuatro vuelos con Gran Canaria, dos de llegada y otros dos de salida, y otros tantos con Lanzarote, han agregado las fuentes, que han destacado que hasta el momento no se han registrado incidencias en los aeropuertos isleños por este cese de operaciones. 

Monarch es la quinta aerolínea del Reino Unido y la más importante del país que se declara en bancarrota.

La aerolínea había mantenido conversaciones con la CAA para renovar su licencia a fin de vender paquetes turísticos, pero tenía como límite para alcanzar un acuerdo la pasada medianoche.

La CAA ha admitido que se trata de una situación "sin precedentes" y ha señalado que los pasajeros que están en el extranjero volverán al país sin que les suponga un coste adicional.

La portavoz de la CAA, Deirdre Hutton, ha pedido a los pasajeros paciencia y ha señalado que la "gran mayoría" de los clientes de Monarch que tenían previsto volar hoy al Reino Unido lo harán para cuando termine la jornada.

El consejero delegado de la CAA, Andrew Haines, ha precisado que el "alcance" de la operación de repatriación provocará "inevitablemente" una alteración en el viaje de los pasajeros.

"Pedimos a los clientes que tengan paciencia mientras trabajamos contrarreloj para traer a todos a casa", añadió.

El ministro de Transporte, Chris Grayling, dijo que ha dispuesto "la mayor repatriación en tiempos de paz" y ha reconocido que es una situación "muy angustiosa" para los turistas británicos que están en el extranjero y que su prioridad es ayudarles.

Monarch ha tenido que afrontar dificultades en los últimos años, especialmente tras la caída de mercados turísticos como Turquía y Egipto por la situación de seguridad en esos países, lo que le obligó a competir en mercados como Grecia y España.

La aerolínea transportó el año pasado a 6,3 millones de pasajeros a cuarenta destinos desde los aeropuertos londinenses de Gatwick y Luton y los ingleses de Birmingham, Leeds y Manchester.