Turistas en busca de estrellas

Los ciudadanos muestran cada vez más interés por la ciencia. La curiosidad por conocer en profundidad la labor de los científicos, así como los escenarios de los grandes descubrimientos, ha posibilitado el nacimiento del turismo científico. "Se trata de una rama del turismo que suscita mucha curiosidad y tiene mucho potencial, especialmente en nuestras Islas", explica el director de laFundación Starlight,Luis Martínez, quien defiende que, en particular, los cielos de Canarias son "un tesoro cultural, medioambiental y turístico de primera magnitud". 

El término turismo científico es, a juicio del máximo responsable de la Fundación Starlight, bastante "equívoco". Incluye desde reuniones científicas de alto nivel, congresos, convenciones y foros de expertos, a visitas a grandes instalaciones o centros de investigación, volcanes, el acercamiento a la biodiversidad o a la astronomía, sin olvidar el turismo en excavaciones arqueológicas o el fenómeno del siglo XX, la inversión en grandes parques de atracciones con motivo de la ciencia, donde los visitantes aprenden, por ejemplo, qué se hace en la NASA. Tampoco olvida Martínez la existencia de museos como los de la Ciencia, los planetarios, etc.
Image

Museo de la Ciencia y el Cosmos | | NOTICANARIAS

Turismo de las estrellas
De la mano de la Fundación Starlight, surgida en 2009, nace el turismo de las estrellas, la modalidad de turismo científico que más visitantes atrae en el Archipiélago con diferencia.

"Se calcula que en Tenerife hemos tenido 200.000 visitantes al año para ver las estrellas, pero todo esto tiene que estar bien encauzado, no cargarnos el producto ni realizar excursiones sin explicar nada o careciendo de guías formados para interpretar el cielo o manejar instrumentos de observación". "Si lo hacemos mal, estaremos estropeando esta actividad y la divulgación de la ciencia", advierte Martínez.
 
La Fundación promueve el cielo como una materia prima capaz de generar un tipo de turismo en particular. "Nuestro territorio está especialmente bendecido porque, al tener un cielo con muchísima calidad, es muy fácil crear un producto en torno a esta materia prima"."Todo el Archipiélago tiene un cielo muy bueno", enfatiza.

El astroturismo se ha desarrollado en La Palma y Tenerife impulsado por dos grandes observatorios astronómicos, lo que es "un escaparate importante", opina el experto, quien cree que las dos Islas tienen un éxito arrollador.

Image

Luis Martínez, director de la Fundación Starlight | CEDIDA

El director de la Fundación considera, además, que "Canarias debería ser el primer Archipiélago Starlight en su totalidad". Así, las siete islas tendrían una zona bien delimitada y protegida de la contaminación luminosa excesiva. Al mismo tiempo, opina que es necesaro ir implantando mecanismos para una iluminación inteligente y entonces "seremos un Archipiélago con una oferta de astroturismo fabulosa", insiste el experto.

Martínez defiende que en Canarias, las posibilidades de expandir el turismo científico son enormes. “Lo que más nos interesa es que ese excelente cielo protegido sirva como palanca para desarrollar la economía local”, afirma. En la misma línea, apunta que aquellas zonas que consiguen la cualificación Starlight desarrollan una “interesantísima” actividad de divulgación de la astronomía. "En todos los territorios que hemos acreditado nosotros, la repercusión en el desarrollo económico local ha sido impresionante", sostiene Luis Martínez.

Para proteger el cielo nocturno y difundir la astronomía, Starlight emite una serie de certificados por el que se acreditan como Destinos Turísticos
Starlight a
aquellos lugares cuya calidad del cielo e infraestructuras
permiten desarrollar este tipo de actividad.


"Se calcula que en Tenerife hay 200.000 visitantes para ver las estrellas, pero todo esto tiene que ser bien encauzado, no cargarnos el producto ni realizar excursiones sin explicar nada o sin guías formados. Si no hacemos mal, estaremos estropeando esta actividad, sino la divulgación de la ciencia"

Por otro lado, la Fundación califica
como Reservas Starlight (Fuerteventura lo es)  a aquellos
lugares que mantienen intactas las condiciones de iluminación natural y
nitidez del cielo nocturno, incorporando el paisaje estelar a los bienes
culturales de su naturaleza.

En España ya han conseguido estas
distinciones la comarca de la Sierra Sur (Jaén), Sierra Morena, La Palma, Gredos Norte, El Teide o la reserva de la biosfera Valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama (La Rioja).

Las claves de su lucha:

  •  Protección del cielo nocturno: Está considerado un importante recurso científico, cultural, medioambiental y turístico. Para ello es importante extender en la población la cultura de una iluminación inteligente y promover iniciativas locales, nacionales e internacionales que eviten la contaminación lumínica, que posibiliten el ahorro energético y que mitiguen los efectos del cambio climático.
  • Difusión cultural de la astronomía: Ligarla a la sociedad a través de actividades relacionadas con el Turismo de las Estrellas, el impulso de una red de Casas y Hoteles rurales Starlight, la promoción de Estelarios donde organizar festivales y actividades de carácter astronómico, concursos de astrofotografía, etc.


Ley del Cielo

Según explican desde el Instituto de Astrofísica de Canarias, cuando se habla de recursos naturales o de ecosistemas no suele incluirse al cielo diurno o nocturno formando parte de ellos y del sistema turístico, pero "es evidente que un cielo diáfano y oscuro constituye un atractivo para cualquier ser humano, que se conmueve al contemplar el cielo estrellado".

La conocida como Ley del Cielo (1988) estableció medidas contra la contaminación lumínica, radioeléctrica y atmosférica, además de prohibir que las rutas aéreas atravesaran la zona. Lo que al principio era una forma de proteger el trabajo de los profesionales de la astronomía, poco a poco se fue revelando como un tesoro para los aficionados.

En bastantes sitios del mundo ya se está explotando esta realidad mediante el desarrollo de productos específicos de turismo científico, lo que no es ajeno a las Islas, donde poco a poco se va consolidado un turismo astronómico que exige con urgencia urgencia capacitar guías específicamente astronómicos.

 El IAC ha considerado que debía implicarse en ello formando expertos en este nuevo segmento turístico y por eso decide organizar, a través de la Fundación Starlight, cursos de Guías Starlight. Con ellos se pretende dar consistencia a un producto turístico de calidad que contribuya a la economía de las Islas desde la sostenibilidad.

Image

Astrofotografía en Las Cañadas | GAS NATURAL FENOSA

Inspiración artística
Nadie es ajeno a los atractivos del cielo canario. Un ejemplo de ello es el músico y astrofísico británico Brian May (fue guitarrista, compositor, vocalista y en ocasiones teclista de la exitosa banda británica Queen) quien estudió distintos fenómenos astronómicos desde Izaña en las Cañadas del Teide, e incluso escribió la canción "Tie Your Mother Down" en este parque nacional años atrás.

Image

Cielo de Canarias | Fotografía de DANIEL LÓPEZ (http://www.elcielodecanarias.com/)

Por otro lado, estas latitudes permiten captar verdaderas obras de arte fotográficas, además de observar objetos celestes que no se ven desde ningún punto de Europa. Por eso, la fotografía nocturna se ha convertido en otra de las actividades más demandadas entre los turistas más interesados en la astronomía.

Para ello, los visitantes solicitan información de expertos sobre qué fotografiar y cómo hacerlo, con qué exposición, a qué nebulosas y galaxias apuntar... Los resultados de sus imágenes son espectaculares:

Principales tipos de destinos científicos más demandados

  • Parques Nacionales
  • Reservas de la Biosfera y áreas protegidas por instrumentos internacionales
  • Parques naturales, espacios singulares de la RED Natura, LICs, ZEPA u otras áreas protegidas. Geoparques
  • Jardines botánicos
  • Paisajes y ecosistemas de interés
  • Rutas, paseos e itinerarios científicos
  • Museos
  • Monumentos o puntos de interés cultural
  • Empresas de turismo científico
  • Librerías, tiendas especializadas
  • Campamentos científicos
  • Asociaciones y centros culturales.

Image

Telescopio Canarias | RADIOCABLE.COM

Perfil del turista interesado en la ciencia

Cada vez es más frecuente la celebración de eventos internacionales que congregan a científicos de todo el mundo deseosos de descubrir este siempre extraordinario ‘Planeta Canarias’. Sin embargo, para Luis Martínez, pesidente de la Fundación Starlight, la diferencia radica en "la actitud del visitante, que quiera conocer las causas de los fenómenos que vemos cada día o profundizar un poco sobre la propia naturaleza", subraya.

Una infraestructura moderna y funcional, un clima templado durante todo el año, una buena red de comunicaciones y un entorno paisajístico son los principales reclamos que están convirtiendo las Islas Canarias en una sede profesional cada vez más demandada, aunque aún lejos del turismo de sol y playa.

En la medida en que los ciudadanos se interesan cada día más por la ciencia, también se interesan por conocer las instalaciones en la que los investigadores desarrollan esa ciencia. Así, cada día tienen más visitantes los observatorios astrofísicos en Canarias o las actividades para observar el cielo nocturno desde entornos como el Parque Nacional del Teide.

La vertiente del turismo científico promueve nuevas fórmulas transversales de difusión del conocimiento pensadas para todo tipo de visitantes, no solo investigadores, sino también estudiantes, público familiar, escolares o cualquier persona interesada en la práctica de actividades alejadas de las propias del turismo de masas.

Por otro lado, el turista interesado en la ciencia se caracteriza por un gasto por viajero sensiblemente superior al turista vacacional. Así, el desembolso medio diario asociado al viaje en 2015 fue de 175,47 euros, mientras que el turista vacacional gastó una media de 133,60 euros al día.

La Isla Bonita, primera reserva Starlight
El privilegiado clima de las Islas y la facilidad para la observación del Universo gracias a la protección de los cielos y al control de la contaminación lumínica en el Archipiélago atraen a cada vez más interesados por un turismo diferente. En el caso concreto de La Palma, el 70% de los 250.000 turistas que aterrizan cada año en la Isla considera que su cielo es, en mayor o menor medida, uno de los motivos para visitarla.

La Palma fue la primera Reserva Starlight del mundo, un certificado que concede la Unesco a los lugares con una excepcional calidad del firmamento nocturno para observar las estrellas.

En la Isla, más de medio centenar de empresas ofrecen ya algún producto o servicio relacionado con la astronomía en una isla que apenas supera los 80.000 habitantes. A pesar de que es difícil cuantificar el volumen económico que genera, es evidente su enorme potencial.

Image

El cielo en ambos hemisferios | STARLIGHT

Asentar el turismo científico
El interés por el turismo científico en España ha aumentado en los últimos años pero no acaba de "despegar", según el sector, que señala que, si bien hay potencial, hace falta continuar la labor de divulgación y mejorar la formación en este área. Por lo tanto, defienden que, además de una mayor formación y de una acreditación de guía turístico científico, es necesaria una mayor participación de las administraciones.

Para que este tipo de turismo, más avanzado en otros países como Francia o EEUU, despegue en España, es necesario "crear el concepto a través de la divulgación", afirma a Efe la directora de la Fundación Descubre (Andalucía), Teresa Cruz, para quien además es necesaria la formación."Estás obligado a ser guía turístico pero una actividad de turismo científico la tiene que impartir alguien formado, que sepa mucho del tema", subraya esta experta, para quien hace falta una acreditación para que los científicos puedan realizar esta labor.

Álvaro Martínez Sevilla, de la Universidad de Granada (UGR) y organizador de rutas matemáticas por esta ciudad, opina que "el turismo científico tiene más potencial del que preveíamos, pero el salto al gran público no se ha dado, en parte, por tapones legislativos y reglamentarios".

"Existe una monopolización de los lugares turísticos tradicionales, si no tienes una acreditación de guía turístico no puedes realizar actividades", por eso es necesaria una acreditación de "guía de turismo científico", que, acompañada de una formación en turismo, permita a los investigadores desempeñar la función de guía.

En cuanto al papel de la administración, Martínez cree que ésta no está involucrada: si lo estuviera se podría haber creado una web unificada para las ofertas de turismo científico o establecido ayudas para consolidar las empresas del sector. Y es que, según apunta Ana Crespo Blanc, catedrática de Geodinámica Interna de la UGR y parte de Geándalus -una empresa que ofrece rutas con una visión geológica de la naturaleza-, "como empresa pequeña no hay manera de alcanzar los objetivos de las ayudas para turismo convencional y la administración no da ayudas específicas".

Canarias en el centro de las miradas: Starmus
Además de la Península, Reino Unido, Italia, Francia y Alemania han sido los principales mercados internacionales que se han hecho eco del potencial de las Islas para acoger eventos científicos de la talla de Starmus, que durante una semana aunó ciencia y música con la presencia de leyendas musicales como Brian May y que atrajo a un importante número de científicos de diversas partes del mundo. 

Según explica Promotur, este evento logró alcanzar una audiencia de más de 115 millones de usuarios únicos, reportando un valor publicitario equivalente de más de ocho millones de euros. En España, los medios de comunicación han mencionado las Islas a través de más de 600 impactos relacionados con el festival, 89 de ellos en prensa escrita, lo que refuerza las virtudes del archipiélago también como destino de congresos.

Esta repercusión ha generado en el mercado español un valor publicitario equivalente de cerca de 12 millones de euros y un alcance a una audiencia de 15 millones de lectores de medios impresos.

Según defiende Promotur Turismo de Canarias, las áreas del Archipiélago catalogadas como “Reserva Starlight”, ubicadas en La Palma, Tenerife y Fuerteventura, consiguen que la marca Islas Canarias se consolide como "destino único con el valor añadido de la conexión entre las estrellas y el universo con la Tierra a través de sus numerosos miradores y los observatorios internacionales, como el del Teide, en Tenerife, y el del Roque de los Muchachos, en La Palma".

Este eco generado como escenario del festival para la acogida de Stephen Hawking acerca a las Islas Canarias al epicentro del mapa científico mundial y traslada el mensaje del control lumínico de los cielos canarios para la observación de la galaxia.