El CEST solicita medidas para que las empresas afronten "la crisis turística"

El Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife (CEST) ha solicitado este jueves que las empresas que centran su actividad en la oferta complementaria también se vean beneficiadas por la batería de medidas que están activándose para mitigar las pérdidas generadas por la quiebra del turoperador Thomas Cook. 

El CEST entiende necesario que, junto a las medidas que se han anunciado en los últimos días, se haga un mayor esfuerzo en el objetivo de ayudar a las empresas a afrontar la gravísima situación que están atravesando, problemas que irán a más en el transcurso de la inminente campaña de invierno.

En un comunicado, el presidente del CEST, Roberto Ucelay, ha afirmado que los empresarios intentarán recuperar turistas con ofertas en los mercados más afectados, "pero hay decisiones y estrategias que corresponden al Gobierno canario, como competente en materia turística y fiscal, que deben adoptarse con una visión integral de la crisis a la que nos estamos enfrentando”.

“De poco o nada servirá volcarnos en reconducir la situación en nuestros mercados de referencia, sin recuperar la conectividad perdida y si al mismo tiempo se reduce aún más el margen de beneficio de las empresas con las ofertas y con una subida del IGIC, entre otras razones porque los precios están cerrados con los turoperadores hasta el 1 de noviembre de 2020”, ha recalcado Ucelay.

Empresarios y profesionales han mostrado su preocupación en la convicción de que la crisis desatada con la quiebra del turoperador británico se extenderá rápidamente al conjunto de la economía de las islas, según Ucelay. En un primer momento afectará a las actividades y líneas de negocio del sector turístico, "pero de forma inmediata también se resentirán proveedores, acreedores, empleados y el conjunto de agentes que directa o indirectamente trabajan con el sector turístico”, ha afirmado Roberto Ucelay. 

Según las estimaciones del CEST, se van a perder más del 20 por ciento de las reservas para los próximos doce meses, que coincide con el inicio de la temporada alta.

El Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur exige que desde las Administraciones se actúe con urgencia ante la "mayor crisis turística de las últimas décadas", de forma que se adopten cuantas medidas sean necesarias.

Entre otras medidas desglosadas en el comunicado, el CEST exige:

  • La reducción de las tasas aéreas
  • Un mayor impulso al Fondo de Desarrollo de Vuelos,
  • Una rebaja de los precios de los carburantes en los vuelos con origen y destino Canarias
  • La bonificación hasta el fin de la temporada de verano de 2020 en las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas turísticas
  • Una tarifa reducida en los vuelos Canarias-Península, entre otras.

Además, proponen una línea de crédito a interés cero para ayudar a los hoteleros en la temporada de invierno con la deuda afectada por la quiebra y la creación de un organismo similar a la Sareb, que gestione la reclamación de la deuda que Cook ha contraído con los hoteleros, y proponen igualmente la bonificación parcial de la estancia de los clientes. 

La aplicación de la Quinta Libertad Aérea y la petición a la Unión Europea para que las Regiones Ultraperiféricas queden fuera de la aplicación de la tasa de queroseno se suman a las medidas defendidas por el CEST junto a otras organizaciones empresarias y camerales. 

Según el CEST, los mercados británicos, alemán o escandinavo son los que deben concentrar la atención y esfuerzo de las administraciones.