Canarias cree que el turismo provocará una caída del 23% del PIB a final año

Canarias prevé cerrar este año con una caída media del 66% de turistas y de facturación, lo que supondría una pérdida en el sector de casi 10.000 millones de euros, un descenso del 23% del Producto Interior Bruto de las islas, ha informado la consejera de Turismo, Yaiza Castilla. 

La recuperación del turismo del achipiélago depende de la conectividad aérea mundial, y por ello, la Consejería de Turismo intenta incentivar a las aerolíneas, ha dicho la consejera.“Nuestro objetivo es que las compañías aéreas recuperen el programa de vuelos que tenían con Canarias y que incluía conexión con 153 destinos de 27 países”, según Castilla. 

Las perspectivas de agosto en conectividad son de un 52% en relación al pasado año, con previsión "moderadamente optimista" y tendencia positiva en la temporada de invierno. Así lo ha explicado Castilla en rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido con los responsables del sector en la Cámara de Comercio de Gran Canaria, una Comisión que es "foro cualificado en contacto con el sector privado y los diferentes operadores".

En agosto de 2019 las plazas aéreas fueron 1,5 millones, de las que se han recuperado 746.000. La previsión en conectividad y plazas aéreas está pendiente de las negociaciones bilaterales con el turoperador Tui y las relaciones con Reino Unido, lo que podría mermar la conectividad hasta el 42%, aunque "la evolución de los mercados marcan una tendencia positiva de cara a la última semana de agosto". Esto se debe a que hay "movimientos de reserva para vacaciones escolares y de navidad en noviembre y diciembre", que coincide con la temporada alta de turismo en Canarias.

El calendario regional de apertura de mercados "se está cumpliendo", ha adelantado, aunque "no se preveía el golpe recibido con la decisión de Reino Unido" de establecer cuarentena a británicos que viajen a España. Canarias "no se merece estar dentro de esta medida", ha declarado Castilla, por lo que la idea es recuperar ese mercado para así "activar varias palancas importantes para reactivar la economía, una de ellas la conectividad".

El archipiélago partía con una previsión del 52% con respecta al mismo mes del año pasado, que podría pasar a un 54% según las decisiones de las próximas semanas."No es un mal dato vista la situación", ha dicho.

Apertura de hoteles

En cuanto a los hoteles, un 49% ha decidido abrir mientras el 51% se mantiene en la incertidumbre, que se ha "acrecentado con la decisión de Reino Unido y otras cuestiones relativas a las perspectivas económicas, ERTEs y los requisitos a cumplir para abrir". En este sector "no se confía suficiente en la demanda de países emisores que se mantienen en pandemia", y que han puesto en marcha campañas de turismo nacional, además de la merma de capacidad económica que afecta a su decisión de viajar", al igual que ocurre en España.

El calendario regional "está acompasado con el internacional y lo más sensato es mantenerlo y preparar la temporada alta" cumpliendo con las medidas y con el objetivo "de una recuperación lo más rápida posible".

Conectividad con las Islas

Así mismo ha indicado que existe una situación delicada en varias aerolíneas y turoperadores en peligro de quiebra, que afectan a la conectividad, por lo que "se esperará a ver cómo se reenfoca la situación". Como ha recordado la consejera, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo la conectividad no se recuperará al 100% hasta 2023, lo que "es un dato importante pero que no debe desesperanzar al sector sino servir para aunar esfuerzos para la recuperación".

Por su parte, el presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, Santiago de Armas, ha indicado que se ha debatido "sobre la información turística actual, medidas previsibles a adoptar y algunas adoptadas ya", en una reunión que ha sido "muy fructífera". Como ha señalado, atendiendo a las expectativas del verano que se preveían el mercado "se está comportando mejor de lo esperado", a pesar de estar en una situación en la que "hay que estar preparado para cambios constantes".

El interés de "todos los operadores turísticos europeos es abrir y trabajar", por lo que "las expectativas si se resuelve el problema con Reino Unido son favorables". De esta forma, "se podrá retomar la senda positiva, que lo es teniendo en cuenta que se parte de una situación de cero turístico".