Alberto Bernabé: "Será en el invierno cuando tenemos que estar preparados para dar el do de pecho"

Continuamos con el serial COVID19. Bernabé Teja nació en Santa Cruz de Tenerife en 1969. Es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de La Laguna y Junior Degree en Commerce High School en Texas. También realizó el Programa de Alta Dirección de Empresas Instituto Bravo Murillo.
Entre 1995 y 1997, fue director del Gabinete de Estudios de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), y desde esa fecha hasta 2000, director de Formación y Empleo. En 2000, entró como director gerente de la Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz de Tenerife, donde es responsable de la constitución de la empresa así como de su organización e impulso. 

En 2004, fue nombrado director gerente de Turismo de Tenerife, puesto que desarrolló hasta 2011. En el mandato anterior (2011-2015) fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y concejal del área de Hacienda, Recursos Humanos y Servicios de Soporte, así como concejal delegado de Patrimonio y Nuevas Tecnologías. En junio de 2015 tomó posesión como Consejero del Área de Turismo, Internacionalización y Acción Exterior del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife y como Presidente de Turismo de Tenerife hasta julio de 2019; hasta esa fecha también fue CEO de Teleférico de Teide. 
Hasta marzo de 2020 ostentó el cargo de Consejero del Cabildo de Tenerife. En la actualidad es asesor turístico y senior advisor en PwC.

 1. Una reciente encuesta la OMT (Organización Mundial del Turismo) preveía una bajada de entre un 20% y un 30% en número de turistas a nivel mundial. En su opinión, ¿en cuánto estiman el impacto en Canarias motivado por el COVID-19? 
Pues, desgraciadamente, Canarias está en un cero prácticamente absoluto desde finales de marzo. Seguimos en cero y la perspectiva es que la apertura va a ser paulatina y lenta en verano y esperamos que algo más rápida en invierno, nuestra temporada más competitiva. Sin embargo, por más que lo necesitamos a rabiar, no veremos un invierno como los anteriores ni de lejos. Hay que mirar a 2021 para esperar cifras “decentes”. 
2. ¿Cuáles son los mercados emisores más afectados y en qué medida? 
Canarias es británico dependiente. Ese es el mercado por excelencia, que, junto al alemán y el español, se llevan la mayor parte de la tarta turística... o quizá haya que decir, se llevaban. Por tanto, hay que estar especialmente vigilantes a cómo evolucionan la pandemia y las normas relativas a la movilidad, especialmente en estos tres mercados. 
3. ¿Cuáles creen que sean los mercados en reactivarse antes? 
Sin duda será el local, es decir, el insular, el regional y el nacional; pero hay que ser realistas, por más que nos volquemos en consumir vacaciones en casa, solo nosotros no seremos capaces de revertir la situación del sector; somos muy necesarios y nos tenemos que ayudar, pero en absoluto somos suficientes. 
4. ¿En qué periodo estima que se empiece a notar la reactivación turística? 
Como decía, las esperanzas que tenemos depositadas en el verano nos las van horadando las noticias de restricciones a la salida de los países emisores, a la movilidad, las restricciones de y a las líneas aéreas, que además subirán los precios, la ausencia de protocolos claros aún, la desconfianza de los consumidores, la difícil situación económica de muchos operadores turísticos...
En definitiva, el verano me temo que va a ser testimonial, y será en el invierno cuando tenemos que estar preparados para dar el do de pecho, para ser un ejemplo de destino excelente y seguro, para ser el espejo en que querrán mirarse todos los destinos que no están abiertos y tendrán la vista puesta en nosotros. 

"El verano me temo que va a ser testimonial y será en el invierno cuando tenemos que estar preparados para dar el do de pecho"

5. ¿Cómo cree que será la recuperación o reactivación del turismo? 
Lenta y antipática. Pero nosotros tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para que sea rápida y amable. La gente quiere viajar para disfrutar, no para sentirse conejillos de indias o en riesgo; estoy convencido de que Canarias puede conseguir generar una planificación y promoción turística que logre ambas cosas, y, además, ser los primeros en lograrlo con éxito. 
 6. ¿Creen que volveremos al volumen de turistas y de ingresos del periodo anterior al COVID-19? 
Llevamos una vida diciendo que cambiaríamos la ecuación para tener más ingresos con menos turistas, claro que sí, ¿dónde hay que firmar?... Otra cosa es cómo se hace, pues esto no es una economía planificada y a veces olvidamos que antes de esta crisis y con el turismo en récords, Canarias tenía unas tasas de paro elevadísimas. Es un buen momento para plantear el debate, me parece bien, pero con mucho realismo. Una vez leí que la acción sin reflexión, era activismo, y la reflexión sin acción, verborrea. Seamos activos y reflexivos, pues. 
7. ¿Qué medidas creen que deben tomarse tanto a nivel gubernamental y ministerial, insular, como de organismos de promoción como hotelero? 
Las principales son las que tienen que ver con el mantenimiento de los ERTEs por fuerza mayor el máximo tiempo posible o mejorar las coberturas de los ERTEs por productividad el día que tengan que llegar, así como que nuestras empresas tengan acceso a financiación (que no es ningún regalo; las deudas, se pagan).
En general, las administraciones tienen que ser facilitadores y dinamizadores de la recuperación. No siempre han tenido ese chip, pero ahora es que no se puede tener otro. Hay que revisar la fiscalidad aplicada a las empresas, hay que agilizar como nunca soñamos la concesión de licencias (por ejemplo, de rehabilitación) y hay que tener el destino turístico como una patena. Ahí hay tarea.
Y, cómo no, por encima de todo, necesitamos una estrategia para la recuperación de los destinos turísticos que module una planificación armonizada entre el sector turístico, el sanitario, y unas grandes dosis de tecnología. 

"Hay que revisar la fiscalidad aplicada a las empresas, hay que agilizar como nunca soñamos la concesión de licencias (por ejemplo, de rehabilitación) y hay que tener el destino turístico como una patena"

8. ¿Cómo valora las medidas adoptadas hasta la fecha? 
Tengo la sensación de que se infravalora el impacto del sector turístico en España y desde luego en Canarias. Escuchamos mil y una veces el impacto en el PIB y en el empleo hasta el punto que las cifras se convierten en parte del paisaje.
El turismo tiene infinidad de efectos de arrastre, de efectos multiplicadores en el conjunto de la economía regional, tantos, que si el turismo se resfría, Canarias coge una pulmonía, sí, pero el problema es que el turismo es el que ha cogido la pulmonía, y Canarias... se para.
Y en ese contexto, todavía tiene uno que seguir oyendo (hace 25 años que terminé la carrera y ya sobrevolaba el debate) que hay que cambiar el modelo, diversificar la economía canaria y bla, bla, bla...
Y es que me parece un debate perverso; resulta que hemos logrado ser LÍDERES mundiales en algo, la envidia de centenares de destinos turísticos, hemos tenido las mejores décadas de desarrollo que podíamos imaginar, hemos logrado ser competitivos, intensivos en empleo, un destino seguro, diverso y completo...Hemos logrado lo más difícil, y resulta que no nos vale, y nos empeñamos en “rechazarlo”, porque resulta que tenemos muchos huevos en la misma cesta, o por la presión en el territorio, o en los recursos...
Yo creo que cuando eres líder en algo, lo que hay que hacer es consolidar con uñas y dientes ese liderato, defenderlo como si no hubiera un mañana, gestionando los impactos negativos que pueda tener, claro que sí, pero no rechazándolo porque no es inocuo.
Y cuando hayas garantizado eso, ahora trata de diversificar todo lo que quieras y puedas, pero sin distraerte ni un minuto de mantener aquello que mantiene viva y pujante tu economía, que no es otra cosa que el turismo. Que no será otra cosa que el turismo.
No hacerlo así, puede ser posible, pero entonces sobraría la mitad de la población de las islas. Y ese sería otro debate. 

"El turismo tiene infinidad de efectos de arrastre, de efectos multiplicadores en el conjunto de la economía regional, tantos, que si el turismo se resfría, Canarias coge una pulmonía, sí, pero el problema es que el turismo es el que ha cogido la pulmonía, y Canarias... se para"

9. ¿Cuál cree que será el impacto del COVID-19 en Canarias este año 2020? 
Dramático; 2020 va a ser terrible, por tanto, dado que eso será irreversible, hay que volcarse en la recuperación, en la aceleración de la recuperación. En el colegio nos enseñaron que la aceleración era la velocidad dividida por el tiempo; pues bien, hay que aumentar la velocidad y reducir los tiempos, porque la aceleración es la clave.
PwC cifra, en un estudio, en 300 millones de euros semanales el coste, o el beneficio de lograr “abrir” Canarias. Pues imaginemos lo que no está entrando en nuestra economía cada día que pasamos cerrados. 
10. ¿Cuáles son en su opinión las claves de la recuperación de la oferta? 
Nuestra oferta en general, es buena, nuestra relación calidad oferta también, por eso nos eligen. Pero podemos ser mejores, claro que sí.
De hecho, muchos hoteleros aprovecharán para reinvertir en sus establecimientos estos meses de parón, y lo pueden hacer por dos motivos. Primero, porque aprendimos de la crisis anterior, y en los últimos años, que han sido muy muy buenos, se ha renovado muchísimo y se ha cogido músculo financiero. Segundo, porque aprendimos la lección, y el hotelero, y el empresario en general, tiene una visión más madura, más inteligente, menos cortoplacista, y ha comprendido que ser buenos no es suficiente, que hay muchos destinos fantásticos que también juegan el partido de la competitividad, así que toca ser mejores.
También, aprovecharía mucho de las lecciones aprendidas, de Thomas Cook y de este COVID. Sabemos que la conectividad es nuestro cordón umbilical con el mundo, y por tanto, nuestra dependencia de todo lo que tenga alas, es total. Entonces, ¿que más incentivos podemos tener para que desde Canarias controlemos más eslabones de la cadena? Es el momento, ahora o nunca. Un paso al frente del sector sería maravilloso, aspirando a una mayor integración vertical del negocio, a ser más dueños de nuestro propio destino, sin complejos.
La buena noticia es que hay empresarios canarios con ganas y empujando para ello, y ojalá prosperen. 

"Nuestra oferta en general, es buena, nuestra relación calidad oferta también, por eso nos eligen. Pero podemos ser mejores, claro que sí"

11. ¿Cree que cambiará el perfil del cliente que viaje a Canarias? 
Sueño con un turista más interesado por el destino en su conjunto, su cultura, historia, tradiciones, pueblos, naturaleza, con más ganas de descubrir unas islas maravillosas que no te cansarás nunca de recorrer porque te ofrecen todo lo que esperas y más de lo que imaginas. Un turista con mayor poder adquisitivo (y ganas de gastarlo) que democratiza su gasto a lo largo y ancho de nuestras islas porque se quiere empapar de ellas y de los que aquí vivimos, porque nosotros también entendemos que su disfrute es la otra cara de la moneda de nuestro bienestar, de nuestro futuro. 
12. ¿Qué subsectores cree que saldrán antes de la crisis? 
Yo espero que sea, en la cadena de valor del turismo, una salida pareja. Creo que el ocio, el comercio, la restauración, el transporte y, por supuesto, la hotelería, irán a la par. 
13. Esperemos que Canarias, por supuesto, pero en su opinión, ¿cuáles serán los primeros destinos en recuperarse? 
Tenemos un problema a corto plazo verdaderamente grave, porque las reglas del juego han cambiado. Y es que los destinos más cercanos a los mercados emisores tienen ventaja. Las aerolíneas (y los turoperadores) van a priorizar ganar a cualquier otro factor, lo necesitan. Y las aerolíneas pueden hacer el doble de rotaciones a un destino como Baleares que a uno como Canarias. Ese es otro gran reto del sector, tener una estrechísima colaboración con los operadores para consolidar la conectividad. 
14. Como actual asesor turístico, ¿qué medidas están adoptando los hoteleros a los que ustedes representan para salir de la crisis lo antes posible?
Honestamente, ahora la medida fundamental es parar el golpe, recortar gastos y proteger la caja para afrontar el futuro próximo. No obstante, como decíamos antes, muchos ya han visto la oportunidad para mejorar, para invertir en mejorar e innovar mientras no puedan abrir. Eso, a pesar de lo terrible de la situación, es música para el sector. 

"Honestamente, ahora la medida fundamental es parar el golpe, recortar gastos y proteger la caja para afrontar el futuro próximo"

15. ¿Qué aspecto o aspectos creen que serán claves para recobrar la confianza de los mercados emisores y clientes en general hacia el producto ‘Canarias’?
Detrás de una marca como Canarias, cada cliente le atribuye unos atributos en su cabeza, pero a partir de ahora y en el corto plazo, hay que reforzar todas las fortalezas que ya teníamos, que son muchas, y lograr que el destino rezume confianza. 
16. El señor Marichal, Presidente de la patronal hotelera Ashotel y Presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), en una entrevista publicada el pasado 20 de abril en eldiario.es, abogaba por una coordinación total entre empresarios, turoperadores, aerolíneas y la Administración para garantizar ese corredor sanitario que no persigue otra cosa que garantizar la seguridad; ¿qué piensa usted en este sentido? 
Claro, es que no queda otra. Pero la tentación y las prisas viven arriba; todos los agentes que ha mencionado están corriendo por generar normas, guías y protocolos de todo tipo, a la par que las administraciones (de un montón de países) generarán ordenanzas municipales, decretos, leyes, normativas, recomendaciones... ¿Imaginan el caos?
El antídoto al caos es la colaboración, esa es la tremenda y sencilla innovación; dejar a un lado los protagonismos y coordinarse para generar certeza, claridad, seguridad y, otra vez, confianza.
La CEHAT (junto con el ITH) está jugando un papel magnífico de coordinación y liderazgo de interlocución con las administraciones, ahora especialmente con el ICTE, que está volcado en la elaboración de protocolos.
Creo que el Gobierno de Canarias tiene también una gran responsabilidad, que yo creo que ha asumido, de liderar todo este proceso, de armonizar y sacar lo mejor de todos los que componemos la familia turística. 
17. ¿En qué medida cree que el factor tecnológico es importante en los tiempos de la reactivación turística? 
Más que nunca. Nos dirigimos de cabeza a la digitalización total del viaje; llegaremos a ella de golpe, quizá no por convicción y sí por las obligaciones sanitarias, pero creo que habrá venido para quedarse. 
18. ¿En qué medida consideran que la calidad marcará el ritmo de la recuperación? 
Bueno, ese siempre ha sido un compañero de viaje necesario, y lo seguirá siendo. Canarias no puede jugar en otra liga que no sea esa.

19. ¿Puede por último lanzar un mensaje positivo a los más de 70.000 personas que están vinculados laboralmente a hoteles y apartamentos, muchos afectados por ERTE, y en general a los 2.220.270 habitantes de nuestras islas? 
Siempre he dicho que esta es la industria de la felicidad; lo es para los turistas que disfrutan de sus vacaciones y debe serlo también para lo que trabajamos en este maravilloso sector. Un virus nos ha robado temporalmente la ilusión, la nuestra y la que transmitíamos a millones de europeos en sus vacaciones; pero lo que el bicho no sabe, es que quiérase o no, mañana volverá a salir el sol y, más pronto que tarde, su luz y calor iluminarán nuestras sonrisas y las de los que nos visitan.
Juan Ramón Sánchez-Harguindey Pardo de Vera

Consultor en gestión y procesos en los sectores turístico y agroalimentario con amplia experiencia. Asimismo, realiza consultoría y formación enfocada a la mejora de resultados a través del desarrollo de procesos según la metodología Kaizen, cambios hacia la mejora continua con orientación a resultados. BA Hons of Arts in International Business Administration (European Business School), Londres. Licenciado en ADE por la Universidad Antonio de Nebrija, Madrid, Máster Gestión de Empresas Turísticas (Universidad de La Laguna) y Executive MBA (Escuela Europea de Negocios) Ha desarrollado su experiencia profesional en diversos países como Colombia, Cuba, España, México y Cabo Verde, que ha centrado en el sector hotelero, en empresas como Meliá y Vincci, así como catering aeroportuario (Newrest y Gategourmet) y de ocio Aspro Parks (Aqualand), en posiciones gerenciales y de dirección económica.