Tele Funcionarios

Llegó la “revolución” a los empleados públicos del Estado: los que cuiden de menores y dependientes, o sean vulnerables al Virus, podrán quedarse en casa 4 días y el resto, como mínimo, un día a la semana. Lo habrán leído ya, hablamos de 200.000 hombres y mujeres que trabajan en los Ministerios, la Seguridad Social, la Agencia Tributaria, la Policía, Aduanas, la DGT...el acuerdo no afecta a los de las Comunidades, pero todo se andará, ya viene en camino... 

Tele Funcionarios: mesas vacías...

Y entonces comenzaron las preguntas: si tienen que atender a hijos menores o cuidar a personas dependientes, ¿cuándo y cómo van a teletrabajar en casa, cuatro días a la semana? ¿cómo teletrabaja un policía...? ¿quién vigila que, se cumplen las horas de trabajo efectivas y haya alguien detrás del PC? El examen práctico del carnet de conducir... ¿se tele examina?

Y así, en medio de los vítores y alabanzas de algunos sindicatos y partidos políticos, los más sensatos han pensado ya: “del dicho al hecho, hay un gran trecho”. Los mal pensados también: “haremos más gandules a los que ya son gandules”. Por supuesto que no se puede generalizar: hay muchísimos y magníficos funcionarios que "funcionan", se ganan su sueldo y su puesto de trabajo. Pero también hay bastantes que se sienten seres superiores por haber aprobado un examen de oposición, hagan lo que hagan.

Somos un país de servicios. La hostelería, el sector de la construcción, industrial, comercio etc., ¿también podrán trabajar desde casa algún día? A mí no me parece mal esta medida, pero la “Igualdad” de los españoles ¿no era igual para todos? Y he ahí la pregunta que subyace en la mente de millones de españoles que trabajan para empresas privadas o autónomos y que casi nadie se atreve a formular: “¿por qué ellos sí y nosotros no?” porque es imposible, se pararía el país. “Que hablen con sus sindicatos”, oía ayer a un sindicalista, “porque siempre se limitan a pactar subidas de sueldo, lo otro, ni se atreven...”