TR4: el hongo que amenaza gravemente a las plataneras

Tubigú

La Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (ASAGA Canarias ASAJA) pide extremar las medidas preventivas, tanto en las explotaciones como en el control de entrada de material vegetal en el archipiélago, para evitar la expansión de un hongo que "arrasa" con las plataneras.

En un comunicado, Asaga Canarias advierte de que la raza 4 tropical, conocida internacionalmente como TR4 es una variante más agresiva y virulenta de la enfermedad del 'Mal de Panamá'.

Se trata, en concreto, de un hongo, dentro del género 'Fusarium', que vive en el suelo y se caracteriza por atacar a todas las variedades de platanera conocidas. Una vez infectada la planta, subraya Asaga Canarias, no hay recuperación.

Abunda en que dentro de la raza 4, con la que el agricultor canario está "más acostumbrado a convivir", se distinguen dos variantes, una de ellas, la subtropical que, salvo excepciones, se suele controlar disminuyendo el riego, aumentando el pH del suelo, ajustando la fertilización y teniendo cuidado de no propagarlo con las herramientas de laboreo y el manejo del cultivo.

La temida TR4, la variante del hongo que amenaza

La otra variante es "la temida" TR4, sin presencia en las islas, y sobre la cual las medidas citadas resultan ineficaces.

Asaga Canarias precisa que el último foco conocido de TR4 se ha detectado este mismo mes en Perú.

Antes, en 2019, se descubrió su presencia en plantaciones de Colombia, aunque sus orígenes se remontan a la década de los años 60 del siglo pasado en Taiwán y de ahí se fue extendiendo hacia otros países como Australia, Jordania, Israel y Mozambique.

Asaga indica que gobiernos y asociaciones de productores y comercializadores de Centroamérica y Sudamérica, cuya economía está basada en la exportación de bananas a Estados Unidos y a la Unión Europea, se han movilizado y coordinado para evitar el movimiento de material vegetal de unas explotaciones a otras y frenar la expansión de esta enfermedad fúngica.

Y añade que aunque a priori pueda parecer "poco probable" que este hongo llegue a las islas, resulta necesario implantar, de manera generalizada, medidas preventivas en las fincas mediante protocolos de desinfección, especialmente en aquellas que reciben visitas de turistas, experimentales, o ensayos.

Adicionalmente, solicita reforzar los controles en los puertos y aeropuertos para impedir que material vegetal contaminado de regiones afectadas por este hongo pueda propagarse en las islas.

También pide que el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) lleve a cabo algún tipo de monitoreo de control en las parcelas destinadas a este cultivo y, al mismo tiempo, elabore un plan de contingencia para saber cómo actuar en el supuesto de que se detecte algún caso.

Por último, propone campañas informativas dirigidas a los agricultores, para que conozcan los efectos de este hongo, estén al tanto de las actuaciones que se están llevando en Latinoamérica y la manera de poder prevenirlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...