Todas las islas podrían entrar en fase 3 el 8 de junio con plena competencia

Todas las islas Canarias podrían entrar en la fase 3 de la desescalada el 8 de junio y la Comunidad Autónoma retomaría sus competencias completas, ha anunciado el presidente Ángel Víctor Torres, quien ha insistido en pedir test en origen a los turistas para no "dar al traste" con lo conseguido.

Ángel Víctor Torres ha señalado este domingo, tras su intervención en la décimo-segunda conferencia de presidentes autonómicos convocada por el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, que la Consejería de Sanidad tiene preparada la documentación para pedir en los próximos días la incorporación de las cinco islas que faltan a la fase 3.

Es la misma fase a la que se incorporan este lunes El Hierro, La Gomera, La Graciosa y Formentera y en ella desaparecen las franjas horarias y aumenta el número de personas por reunión y el aforo en restaurantes y espectáculos, en algunos casos hasta el 70 por ciento, en su paso "hasta la nueva normalidad", añadió Torres.

Esta petición viene avalada por los datos sanitarios, con ningún fallecido por coronavirus en los últimos cuatro días en Canarias y siete personas ingresadas en UCI, más 26 en hospitalización. Son datos que indican que la evolución de la desescalada en Canarias "camina por la senda correcta", explicó el presidente, quien subrayó que una novedad importante es la de que, una vez se entre en la fase 3, es la Comunidad Autónoma la que tiene las competencias para decidir cómo gestiona la desescalada.

"Lo fundamental es que nos acercaremos a lo que teníamos antes del 14 de marzo"

Esto implica que desaparece el mando único establecido por el decreto de estado de alarma en el Ministerio de Sanidad y la máxima autoridad en las islas recaerá de nuevo en el presidente de la Comunidad Autónoma para arbitrar todos los mecanismos y ejercer sus competencias en la gestión de transportes, sanidad o educación. "Lo fundamental es que nos acercaremos a lo que teníamos antes del 14 de marzo, esto es, que la autoridad en Canarias la ejerce la Comunidad Autónoma y tomaremos decisiones para aumentar la conectividad entre las islas, la Península y los vuelos internacionales", detalló Torres.

El presidente, que indicó que si se dan las condiciones se podría adelantar a algunas comunidades el fin del estado de alarma, para el que Sánchez ha pedido una última prórroga hasta el 21 de junio, subrayó que la fase 3 conllevará mayor conectividad entre las islas y mayor ocupación en los aviones.

No obstante, recordó que es importante "caminar con la máxima seguridad sanitaria" en lo referente a la reapertura al turismo internacional, previsiblemente a partir del 1 de julio, y destacó al respecto que "tenemos un mes para cerrar bien los protocolos y en ello es fundamental que se hagan test en origen".

Reiteró el presidente canario la necesidad de que quien venga en avión a Canarias sepa ya que es negativo en Covid-19 y haga un trayecto, una estancia de vacaciones en las islas y un regreso también seguros con otro test en destino "y para ello hay que hacer todos los esfuerzos públicos y privados".

El turismo "lo vamos a recuperar" porque Canarias tiene todas las condiciones al sumar un atractivo inesperado, el de la seguridad sanitaria y esto es un reclamo, prosiguió Torres, pero esta situación "la llevaremos al traste" si no se diesen estas circunstancias. "Queremos adelantar la fecha del 1 de julio pero para ello es fundamental para quienes vienen y para quienes aquí vivimos que se hagan test en origen y para ello estamos haciendo esfuerzos denonados, incluyendo también la posibilidad de los aeropuertos", añadió el presidente.

Destacó también Ángel Víctor Torres que Canarias va "a defender y pelear" para obtener los mayores recursos posibles en el fondo europeo para turismo por el que España puede recibir 140.000 millones de euros. Para ello Canarias hará valer su condición como única región ultraperiférica de España y opinó Ángel Víctor Torres que es "un alivio" el que en esta ocasión la UE ha entendido que no se puede repetir el que la crisis la paguen las clases más desfavorecidas y la parte más débil, la que "siempre se aprieta el cinturón".

España ha reclamado que los fondos comunitarios para la reconstrucción no sean préstamos ni vengan con recortes, sino que se trate fundamentalmente de transferencias y Torres añadió que, aunque hay países del norte de Europea con objeciones, la fórmula se definirá en junio.

Calculó el presidente canario que los 750.000 millones de euros del fondo de reconstrucción -de los que 500.000 serán no reembolsables- hay 180.000 millones para el sector turístico de los que a España podrían corresponder 140.000 hasta 2024. "Esto es ir en el bueno camino y por ello he planteado al presidente del Gobierno que cualquier modificación o cambio que se introduzca sea para mejorar, porque para Canarias es absolutamente fundamental para su reactivación económica", indicó Torres.

"Creo que vamos en el buen camino", prosiguió el presidente canario, quien también ha insistido ante Sánchez en la petición de usar el superávit y el remanente "cuanto antes" así como recurrir a la capacidad de endeudamiento para dar respuesta a la situación hasta 2023.