Toda Canarias, en fase 3

El Ministerio de Sanidad ha autorizado que el lunes comiencen la fase 3 de desconfinamiento las islas de Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma, en las que residen 2,1 millones de personas.

De este modo, toda la comunidad autónoma se encontrará ya el lunes en la fase final de la desescalada, en la que los 34.000 canarios que viven en La Gomera, El Hierro y La Graciosa llevan una semana de adelanto.

Entre otros efectos, el hecho de que toda la comunidad esté en fase 3 tiene como consecuencia que el Gobierno de Canarias recupera sus competencias sobre los asuntos que en los últimos meses ha asumido el mando único del Estado en la emergencia sanitaria.

Uno de los efectos del progreso de Canarias a esta nueva fase de desconfinamiento será que la movilidad entre islas será libre a partir de la próxima semana, según avanzó este jueves el consejero regional de Sanidad, Julio Pérez.

Sin embargo, se prevé que la llegada de turistas al archipiélago no se producirá hasta el mes de julio, de ahí que durante este mes de junio el Ejecutivo canario determinará el proceso que deberán seguir los turistas que viajen a Canarias para garantizar que no padecen la covid-19.

Si no se producen cambios en la decimotercera reunión de presidentes que el titular del Gobierno español, Pedro Sánchez, presidirá este domingo, en la nueva fase 3 las comunidades autónomas podrán determinar la movilidad entre sus provincias, pero el traslado entre distintas comunidades autónomas no se producirá hasta que se alcance la "nueva normalidad", según ha avanzado el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

De cara a esa normalidad, el Consejo de Ministros prevé aprobar el próximo martes un real decreto ley que establecerá las medidas que regirán durante ese período, ha anunciado este viernes Illa, quien ha insistido en que pasar a la fase 3 del desconfinamiento "no es un punto y final, sino un punto y seguido" en esta crisis sanitaria desatada por la pandemia de la COVID-19