Las dos caras de la formación

La formación, como otras muchas cosas, tienes dos lados, dos caras. Por una parte, la que corresponde a los docentes; y por la otra, la que corresponde a los alumnos. 

Los docentes tienen que hacer su parte, pero ¿están haciendo su parte los alumnos?