Una plataforma de afectados por el cierre del Cidemat se moviliza contra el Cabildo de Tenerife

Coincidiendo con la suspensión de actividades del Centro de Deportes Marinos de Tenerife, el
CIDEMAT, como consecuencia del estado de alerta y las medidas extraordinarias adoptadas para atajar la pandemia causada por el COVID 19, el Cabildo de Tenerife, a través de su Consejera Delegada de la empresa IDECO S.A., que gestiona esta y otras actividades de carácter social de la entidad pública, anunció el cierre de facto de las instalaciones aduciendo, entre otras causas, deficiencias estructurales que amenazan la seguridad de trabajadores y usuarios en uno de los edificios del conjunto de las instalaciones, el edificio dedicado a actividad administrativa. Sin embargo, de acuerdo con las conclusiones de un informe redactado por un arquitecto independiente, "las instalaciones del CIDEMAT son aptas para su funcionamiento porque no se ha percibido ni un solo daño estructural significativo". 

Los afectados por este cierre del CIDEMAT han constituido la Plataforma denominada
#noalcierredelcidemat que aglutina a distintos colectivos y actividades: usuarios de la piscina, cursos de iniciación a la natación, natación para mayores y natación de recuperación, actividades subacuáticas, Grupo de Socorrismo, piragüismo, cursos de iniciación a la vela, aprendizaje de la vela para los pequeños navegantes de Optimist, ya participantes en regatas, vela para jóvenes, o para los mayores, usuarios que ocupan una plaza de estacionamiento de su embarcación en la marina seca, federados en la FIVT, y también a los muy nombrados "bautizos marinos". 

Todos ellos se han visto privados de la noche a la mañana de la posibilidad de continuar
realizando estas actividades. El CIDEMAT es, actualmente, la única instalación de carácter público dedicada a los deportes marinos en Santa Cruz de Tenerife. La única rampa de acceso al mar, la única grúa dedicada a los deportes náuticos, la única plataforma para resguardo de barcos de vela ligera, barcos deportivos, la única de carácter público en esta capital. La Plataforma No al cierre del CIDEMAT entiende que el deporte fomenta la salud y valores para jóvenes y mayores de todas las edades y condiciones. En particular el de la vela está muy arraigada en las Islas Canarias, donde tenemos excelentes condiciones para desarrollar esta práctica deportiva. Quieren que el Cabildo de Tenerife apueste firmemente por la vela, al igual que el resto de las instituciones en todas las Islas. Que no se cierren estas instalaciones públicas, sino que se modernicen y las equipen adecuadamente para así poder disfrutar de este deporte.  La Plataforma ha recogido en poco más de una semana a través de Change.org más de 4.000
firmas contrarias al cierre del CIDEMAT. 

La actividad del CIDEMAT continuará donde ahora se encuentra porque está presente en todos
los borradores, planos y dibujos del proyecto "Sol y Sombra", y esta actividad posiblemente sea mejorada con el desarrollo de una nueva rampa que también consta en el proyecto. Por eso esta plataforma cree que los entrenamientos, tecnificación y salidas al mar en general pueden y deben continuar en su actual ubicación. Más aún si tienen razón los pesimistas que piensan que con la más que previsible crisis económica en la que nos encontramos, el proyecto "Sol y Sombra" sufrirá un largo retraso, y pase lo mismo que con las instalaciones utilizadas hace unos años por la Federación de Vela de Tenerife en las Carboneras, el abandono. 

Por último, ante la determinación del Cabildo en mantener esta medida de cierre de las
instalaciones que consideran injustificada, dejando negligente y maliciosamente que se arruinen las instalaciones omitiendo todo mantenimiento para luego alegar la ruina de las mismas, que él mismo ha causado y favorecido, y que ya ha provocado el despido de todos sus trabajadores a través de un ERE, un grupo de afectados, en representación de la Plataforma, han presentado a finales de julio a través de un bufete de abogados de Santa Cruz, un requerimiento de resolución administrativa al Cabildo y a IDECO, SA, que justifique tal medida, y existe decisión y voluntad decidida de acudir a los tribunales para recuperar los derechos de los que han sido privados.