Volveremos, volveremos otra vez

Fue uno de los cánticos más escuchados en Getafe y en las horas posteriores al fatídico final que todos ya conocemos. El Tenerife sufrió en tierras madrileñas uno de los momentos más amargos de su historia reciente, comparable quizás al descenso a Segunda B en el año 2011.

La renta que se obtuvo en el Heliodoro días atrás no fue suficiente para doblegar a un Getafe que usó todas sus armas, tanto dentro como fuera del campo. Los de Martí finalmente no pudieron con el 3-1 y las puertas de la Primera División se le cerraron al menos hasta el 2018.

Fuera de lo deportivo, lo vivido en Getafe fue maravilloso. Como ocurre siempre cuando al Tenerife le acompaña su afición. Me acuerdo de muchísima gente en estos momentos que escribo estas líneas desde mi asiento en el avión, volviendo del "no ascenso" de Getafe. De familiares y amigos que no pudieron ir a Getafe, pero que llevan al Tenerife en lo más profundo. Que lo siguen siempre. A mucha gente que está fuera de la isla, e incluso fuera de España. Que sufren con el 'Tenerifito' más que con otra cosa. A toda esa gente, ahora mismo solamente les puedo consolar con esta breve columna de opinión, diciéndoles que esto no acaba aquí. Que volveremos, volveremos aún con más fuerza si cabe. Porque somos el Tenerife y porque volveremos al lugar donde nos corresponde estar: la Primera División. A todos ellos, mucho ánimo de un "Birria" más.

Image