Una carrera por encima de las nubes

Así es la Tenerife Bluetrail. Una carrera que cada año no defrauda y se supera más y más. Un evento que una vez que lo pruebas, te engancha a pesar de su dureza y exigencia.

El pasado sábado día 10 de junio tuvo lugar una nueva edición de la Tenerife Bluetrail. Las diferentes modalidades (97km, 66km, 43km y 20km) fueron dando su pistoletazo de salida desde las 0:00 horas del mismo sábado, hasta las 9 de la mañana, en la que tuvo lugar la salida de la distancia de la Maratón (43km) de la cual tuve oportunidad de participar.

Image
Imagen captada en un tramo | JAVIER HDEZ

La carrera arrancó en las inmediaciones de la caldera de La Orotava, concretamente desde la pista de Mamio. El recorrido cruzaba los municipios de La Orotava, Los Realejos, en donde se subía la ya mítica montaña de “El Asomadero”, con un pendiente brutal, llegando hasta la meta situada en las inmediaciones del Lago Martiánez, ya en el municipio del Puerto de La Cruz. El calor reinante marcó la carrera, característica que hizo que numerosos corredores de las diferentes modalidades tuvieran que abandonar la misma.

Afrontaba esta edición estrenando modalidad. Durante las dos pasadas (2016 y 2015) había corrido la Media Maratón (20km) y el cuerpo me pedía algo más. Las sensaciones en líneas generales fueron buenas, salvo el tramo final en donde el calor me causó bastantes estragos. Tras más de ocho horas de carrera, mis piernas cruzaron la línea de meta.

Correr la Tenerife Bluetrail es correr la carrera de tu isla. Es sufrimiento, satisfacción, afán de superación, alegría, preocupación, miedo. Pero sobre todo mucho, pero que mucho respeto. La montaña no te perdona y hay que ir bien preparado para este tipo de pruebas. Pero sin duda alguna, se corona como la carrera reina de la isla de Tenerife. Sus 2.700 corredores que tomaron partida en esta edición, recorren prácticamente todos los rincones más bonitos y especiales de la isla. Y eso es un privilegio que nosotros, podemos vivir. Ojalá se consolide durante muchos años más. Mis respetos a la Tenerife Bluetrail.