Apagón de Tenerife: indetectable para REE y para Endesa estrategia incorrecta

El cero energético registrado en Tenerife el 29 de septiembre de 2019 tuvo un origen fortuito e indetectable para REE, mientras que para Endesa una avería en un pequeño transformador jamás debió producir un apagón general y si lo hizo se debió a una estrategia incorrecta del distribuidor, REE.

El director territorial de Endesa en Canarias, Pablo Casado, y el director de operaciones de Red Eléctrica de España (REE), Eduardo Prieto, se cruzaron este lunes las responsabilidades acerca del fallo y gestión del cero energético en la citada isla durante una comparecencia en la comisión parlamentaria de Transición Ecológica.

De hecho, mientras que para el representante de Endesa, la central de Candelaria, que debía actuar como respaldo, actuó "perfectamente" y se acopló al sistema a las 13:50 y 13:58 horas de aquel domingo (el fallo se produjo a las 13:11 horas en la subestación de Granadilla), para REE hubo necesidad de variar el plan de reposición del suministro porque Endesa había comunicado que no estaban disponibles los grupos de Candelaria.

Pablo Casado recordó que en la isla hay 516.940 clientes que compran la energía a más de 70 comercializadoras pero que prácticamente todos están conectados a la red de Endesa y de REE, y señaló que el día del incidente había una demanda de 439 megavatios, de la que el 40 por ciento era abastecida por fuentes renovables y el 56 por ciento por la subestación de Granadilla y el 4,5 por ciento por la de Candelaria.

Causas del apagón de Tenerife 

La red de distribución estaba completamente operativa y en condiciones normales de funcionamiento en el momento del incidente, cuando a las 13:11 horas se produjo un cortocircuito monofásico en la línea de 66 kilovoltios de la subestación de Granadilla, que pertenece a la red de transporte de REE.
A continuación se registró un segundo cortocircuito bifásico en el mismo lugar que debería haber sido "despejado" en 0,1 segundos pero no fue así, señaló el director de Endesa, para quien REE no actuó según lo previsto en Granadilla y por lo tanto se produjo la desconexión de equipos para salvaguardar su seguridad. 

A su juicio, desde el punto de vista técnico este incidente se debió a una cuestión muy sencilla, una incidencia en un transformador que "o se deflagró o explotó" y el humo causado provocó un cortocircuito generalizado en la subestación de Granadilla, lo que causó "una falla gravísima en el sistema" al estar concentrada el 90 por ciento de la producción de la isla en ese lugar.

Si ese incidente se hubiera despejado en los tiempos establecidos por los protocolos se podría haber seguido abasteciendo la demanda porque, continuó, "los hechos fortuitos no se pueden evitar pero el sistema de protección tiene que actuar en un tiempo muy corto y si esto no funciona, que no lo hizo, todos los grupos uno a uno se van desconectando del sistema".

Endesa considera que REE no cumplió lo previsto en el procedimiento de reposición y a las 13:26 horas respondió al centro de control de Endesa que todavía no sabía lo que había sucedido y a las 13:38 pidió que se acercase a Granadilla su personal para detectar si había alguna anomalía.
Pero el personal de Endesa no pudo entrar en los primeros instantes porque la nave estaba llena de humo y era preciso ventilar, añadió Casado, quien precisó que a las 13:15 horas REE ordenó la reposición del sistema a partir de la estación de Granadilla, el origen del incidente, mientras que Endesa consideraba que se debía haber arrancado desde Candelaria. 

Las comunicaciones reflejaban que REE "seguía sin tener una estrategia clara", señaló Casado, quien insistió en que una avería en un pequeño transformador nunca debió haber llevado a un cero energético y si lo hizo fue por la estrategia incorrecta de REE, el mal funcionamiento de su sistema de protección y el incremento del tiempo de reposición del suministro debido a la incertidumbre en el proceso.

Por su parte el director de operaciones de REE, Eduardo Prieto, dijo que se perdieron diez elementos -ocho líneas y dos transformadores- algo que no soportó el sistema eléctrico y lo llevó al colapso total por una perturbación excepcional y extraordinariamente severa.

"Una avería en un pequeño transformador nunca debió haber llevado a un cero energético y si lo hizo fue por la estrategia incorrecta de REE, el mal funcionamiento de su sistema de protección y el incremento del tiempo de reposición del suministro debido a la incertidumbre en el proceso"

Mientras en la Península la pérdida de una subsestación llevaría a una interrupción parcial del suministro, en Tenerife produjo un cero total por su vulnerabilidad, y el objetivo era recuperar el suministro lo antes posible de forma segura, teniendo en cuenta que se encontraba "en extrema debilidad", añadió.

Añadió Eduardo Prieto que los planes de reposición tuvieron que variarse porque Endesa comunicó a REE que no había disponibilidad para arrancar desde Candelaria, que era lo previsto, lo que atribuyó a maniobras "anómalas" que llevaron a que el proceso para restablecer el suministro se demorase hasta las 22:25 horas del domingo.

Cómo evitar otro cero energético en Tenerife

Para evitar la repetición de un cero energético REE considera necesario desarrollar y reforzar la red de transporte, de forma que tenga "la robustez necesaria", e introducir centrales hidráulicas de bombeo y de baterías, lo que facilitaría enormemente los procesos de reposición si hubiera interrupción del suministro.

El director de mantenimiento de REE, Manuel López, señaló que la empresa ha analizado toda la información disponible y ha realizado ensayos en el transformador que dio origen al incidente y a los "dos hermanos" situados a su alrededor, todos instalados en 1993, y no ha encontrado nada anómalo que pueda indicar la causa exacta del fallo, que es "fortuito e indetectable".

López sostuvo que se ha realizado el mantenimiento según las recomendaciones del fabricante y de REE, y agregó que son equipos que a nivel internacional "dan un nivel de fallos muy bajito".

En cuanto a la posible influencia de una tormenta solar en el apagón, dijo Manuel López que de los análisis realizado no se han encontrado causas para confirmar esta influencia ni descartarla.

Respecto a las reclamaciones presentadas por el apagón, Pablo Casado de Endesa dijo que si afectan a la calidad del servicio individual repercutirán en la tarifa de cada cliente y si no, se tratarán una por una pero en todo caso, prosiguió, Endesa las deriva a REE "que fue el causante de la incidencia".

A su vez Eduardo Prieto informó que REE ha derivado todas las reclamaciones a su aseguradora con independencia de las responsabilidades a que hubiere lugar como consecuencia del expediente abierto por el Gobierno de Canarias.