Tamasma, la nueva revista para revitalizar la cultura canaria

Los canarios siempre se han identificado mucho con lo suyo y una parte esencial del ADN de las islas es su cultura. una cultura, unas raíces, que en el siglo XXI quizá se están quedando un poco atrás en cuanto al conocimiento de la sociedad canaria, sobre todo en las nuevas generaciones.

Con la idea de compartir las bondades del folclore canario y toda su cultura, Luisa Chico, escritora versada en las entrañas de la tierra, decidió que ya era hora de dar a conocer los trabajos de un sector que quiere volver a brotar. Un sector, el de la cultura canaria, que ahora tiene en la nueva Revista Tamasta un punto de conocimiento para todo los canarios. Conocemos el proyecto de la mano de su autora.

Revista cultural Tamasma

Es una revista cultural porque la idea es abarcar cualquier cosa que este dentro de las disciplinas que llamamos cultura: cine teatro, danza, música, literatura… El enfoque digital es el dar a conocer a las personas que viven en Canarias que se dedican a estas disciplinas. No va de noticias de cultura, sino más bien de trabajos que hablen de cultura, tradición, etnografía...

Los jóvenes y la cultura

Dentro del montón de páginas de la revista hay de todo y cualquiera la puede ‘hojear’ y va a encontrar algo que le pueda interesar. El que sea digital… Sabemos que la juventud se pasa la vida con los móviles o con los ordenadores. Desde ahí, aunque sea por entretenimiento, la pueden descubrir y ‘hojear’ y hay muchas posibilidades que encuentren cosas muy interesantes y conocimientos. La revista no sigue un orden, así que si vas a buscar una cosa concreta tendrás que hojearla toda e irás descubriendo otras nuevas.

Sabemos que la juventud se pasa la vida con los móviles o con los ordenadores. Desde ahí, aunque sea por entretenimiento, la pueden descubrir y ‘hojear’ y hay muchas posibilidades que encuentren cosas muy interesantes y conocimientos

Idea de la revista Tamasma

Yo tenía la idea de la revista desde hace años. Un día, una amiga escribió un artículo para una revista digital y yo vi que quedó bonito el formato. Ahí se me quedó la idea de hacer una revista. En aquel momento, mi idea era hacer una revista dedicada al folclore, pero fue poquito antes de meterme de lleno con la asociación de escritores ACTE y se quedó aparcado. Entonces, llegó el coronavirus… Una vez que ordené los armarios, los archivos del ordenador y ordenar lo que no estaba ordenado, te pones a darle vueltas a ver con qué puedes ocupar el tiempo en casa. Mi status siempre es escribir, pero con toda esa situación mi mente era incapaz de concentrarse. Como no podía desarrollar mi creatividad, empecé a desarrollar cosas mecánicas, que me mantuvieran entretenida y no me hicieran pensar mucho. Apareció en mi cabeza otra vez la revista y me puse a darle vueltas. Decidí abrir más la opción del folclore a la cultura. Pensé que nuestro folclore y nuestras costumbres están un poco alejadas de la mano de Dios y la juventud no tiene la pajolera idea de nada de lo que se cuece, porque no hay información. Además, al folclore musical, mucha gente lo ha considerado como subcultura y eso siempre me ha molestado muchísimo, y pensé que desde la revista podíamos poner nuestro folclore en su sitio.

Texto e imágenes en Tamasma

Tengo en este momento 27 colaboradores, de los cuales 20 son escritores. Entonces, evidentemente la palabra tiene mayor peso en la revista, pero yo soy muy consciente de que la imagen es muy importante y procuro que haya imágenes que apoyen el texto y alguna imagen que tenga color. Yo necesito una revista que me entre por los ojos a base de puro color. De grises está el mundo lleno y de eso ya estoy cansada. El color es vida. No quiero una revista seria, fría... Lo que pasa es que tengo una limitación, porque la revista está alojada en una plataforma gratuita y tiene límite de megas y las imágenes pesan muchísimo, y por ahí no puedo diseñarla como me gustaría realmente. Todo se andará.

Yo necesito una revista que me entre por los ojos a base de puro color. De grises está el mundo lleno y de eso ya estoy cansada. El color es vida. No quiero una revista seria, fría...

27 colaboradores

Yo estoy muy rodeada del mundo literario de gente del folclore. Entonces, en cuando corres un poco la voz, de repente te encuentras con que te llaman por teléfono: “mira, no me importaría tener una sección en tu revista”. Me tiro todo el mes diseñando la revista. ¿Quién le dice que no a un amigo que se ofrece ayudarte? ¿Quién le dice que no a un profesional? Fue sumándose y a dos páginas por sección son 60 páginas, más paginas sueltas de colaboraciones puntuales. ¿Cómo funciona? Les digo el enfoque, que menos de política o religión pueden escribir sobre lo que les apetezca. Y libertad de que si no pueden no pasa nada.

Acceso a la revista Tamasma

La revista se apoya en una web que se llama tamasmacultura donde pueden conocer a los colaboradores y donde hay enlaces a todos los artículos de la revista. La revista las saco los días 30, pero también en día puntuales haremos cosas especiales La idea es animar a la gente a que nos busque y la lea.