Paloma San Basilio, protagonista del estreno mundial en español de 'Sunset Boulevard'

La cantante Paloma San Basilio protagonizará el estreno mundial en español de "Sunset Boulevard" con la impresión de que "todos somos Norma Desmond", un personaje "duro y maravilloso" con todos los registros: es narcisista, fuerte y frágil y baila entre lo cómico y lo trágico. 

Paloma San Basilio ha admitido que "he tenido momentos de Norma muchas veces en mi vida" en la rueda de prensa en la que ha presentado, junto al director Jaime Azpilicueta, la versión española de "Sunset Boulevard", el musical basado en la mítica película de Billy Wilder y cuya protagonista encarnó Gloria Swanson.

"Norma era un personaje adecuado para ponerlo en mi piel", ha confesado la intérprete, puesto que es "muy duro, maravilloso, un bombón y un regalo" que tiene "todos los registros" y en el que ha hecho una mezcla de sus anteriores experiencias en el musical: Evita, la Eliza Doolittle de "My fair lady" y la "Aldonza" de "El hombre de la Mancha".

A su juicio, Norma Desmond es fundamentalmente un ser humano solitario que no ha perdido el toque infantil de niña, de su capacidad de pensar que "todo lo que haces es mágico".

Ha trabajado el desarrollo del personaje junto a Azpilicueta "en una playa" y lo tuvo muy claro: Norma tenía que pasar por ella y como ella, también es Escorpio, bromeó Paloma San Basilio, a quien le emociona "estar bailando entre lo cómico y lo trágico, comunicarlo a las personas del patio de butacas y que cuando caiga el telón, estén sobrecogidas".

"Todos tenemos algo de Norma Desmond y el que no lo tenga, está muerto", ha enfatizado la intérprete, quien ha aludido a "ese punto narcisista, esa fragilidad y esa fuerza, ese querer dominar todo y cuando no lo consigues, perder los papeles. Es mantener la capacidad de ensoñación y de venirte abajo".

Ha insistido en que todo el mundo ha tenido esos matices pero a veces "los camuflamos" mientras que en el musical "está todo concentrado en dos horas" porque el teatro es una sublimación del mundo real.

Al respecto, Jaime Azpilicueta subrayó que Norma es un personaje "de los que cazan más fácil" al espectador porque parece un gran trágica de la Grecia clásica "y es una moderna sin saberlo", con su enorme sentido del humor bordeando "la difícil rayita que separa la comedia de la parodia".

En "Sunset Boulevard" su protagonista no ha aceptado el paso del tiempo, igual que ocurrió en el Hollywood del cine mudo con Buster Keaton y Douglas Fairbanks después de que "un día las películas se pusieran a hablar" y ellos no podían, por lo que Norma "se queda ahí, no acepta que su época pasó".

Transmite también un concepto subliminal sobre la crueldad de Hollywood desde los inicios de los artistas, cuando llegan de todas partes del mundo a servir hamburguesas para ganarse la vida y de repente tropiezan "con el muro tremendo de que hay millones como ellos".

De hecho, continuó Jaime Azpilicueta, en el musical hay un número con una metáfora "terrible", el que alude a cómo los antiguos pioneros del Oeste pasaban por lo que luego fue Sunset Boulevard y sus carretas se hundían en el barro.

Paloma San Basilio coincidió en "el miedo al cambio y a la pérdida, a que ya no te reconozcan", que es "la cárcel" del espectáculo, un mundo "exacerbado e hiperbólico" en el que falta inteligencia emocional, la capacidad de adaptación al medio, pues hay "una resistencia marmórea" a salir de la zona de confort.

Ha añadido la cantante que "seguramente" Norma Desmond sea el último trabajo que haga en un musical en su vida porque, tras una protagonista con 80 años "no hay mucho más", y opinó que cuando los propietarios británicos del musical de Andrew Lloyd Weber vean la versión española "se van a quedar pasmados".

"Sunset Boulevard" se representará entre el 27 de diciembre y el 4 de enero de 2018 en el Auditorio de Tenerife, con ocho funciones y 12.000 entradas a la venta para ver un musical integrado por 30 actores cantantes, 17 músicos en directo y 107 personas en la producción, con dirección musical de Julio Awad y vestuario de Leo Martínez.