Laura Ponts: "El arte de la fotografía culinaria implica creatividad diaria, pasión y amor"

Image

Laura López, conocida profesionalmente como Laura Ponts | ATLÁNTICOHOY

Laura López, conocida profesionalmente como Laura Ponts, cuenta con más de 3.000 'instafoods', o composiciones muy visuales, coloristas y apetitosas de alimentos en su cuenta de Instagram, seguida y comentada fielmente por casi 200.000 amantes de la fotografía gastronómica. Esta foodstylist empezó compartiendo una foto cada dos o tres días, animada por sus amigos ante sus habilidades en la cocina. Con su móvil como única cámara y su casa como improvisado estudio ha acabado por convertirse en la mejor cuenta gastronómica de Instagram en 2015. Las claves de su éxito: fotos espectaculares de platos muy sencillos, decoraciones muy creativas y nada de filigranas técnicas.

La instagramer también ha escrito un libro, Arte Foodie, y colabora con marcas nacionales e internacionales, hoteles y restaurantes mientras sigue trabajando en la tienda de ultramarinos de su familia en Ponts (Lérida) porque “sé que esto es una moda que cualquier día puede acabar”. Recientemente ha estado en Tenerife dentro de las jornadas dedicadas a la cocina de The House, en la Casa de Carta de la capital tinerfeña. En esta entrevista a AtlánticoHoy nos explica las claves de su repercusión y su amor por el arte de la fotografía gastronómica.

Image

Algunas composiciones de la autora | @LAURAPONTS

-Pueden tratar de imitar su estilo, de hecho son muchos los que lo intentan, pero ¿qué hace que sus fotos sean únicas?
"Para mí lo hace distinto el color, las tonalidades uilizadas, los diferentes ingredientes que juegan el uno con el otro. Si estamos en invierno, que tengamos un buen producto, formado por un buen plato de lentejas, un pan crujiente, que se vea el colorido otoñal, tonos más oscuros y saber jugar a combianar todo esto. No recomiendo poner tampoco muchísima fruta en invierno porque lo cierto es que no hay, y no resulta realista. El secreto está en hacer fotos bonitas y diferentes, mezclando flores y otros objetos, no solo alimentos. El juego de la luz y los colores es fundamental. Así, si ponemos limones en la com,posición, podemos incluir una flor amarilla para reforzarlo. El resultado es espectacular".

Image

Composiciones otoñales | @LAURAPONTS


-¿Alguna imagen que le haya sorprendido por su inesperada repercusión?

"La verdad es que  algunas imágenes han tenido un boom inesperado. Por ejemplo, las fotografías con pasta. Poner un montón organizado por colores de forma ordenada llama mucho la atención. Son fotografías que me han llevado horas y horas porque he tenido que juntar los colores, tipos de pasta, y conseguir que el resultado quedara cuadrado al milímetro. La buena aceptación de estas fotografías ha acompañado al esfuerzo".

-¿Y alguna que no haya funcionado como esperaba?
"Meterme en la cocina haciendo un guiso durante tres o cuatro horas, pensando que sería algo diferente y que gustaría porque está buenísimo y casi lo hueles, y al final no ha tenido nada de éxito".


"Supongo que algún día tendré que reinventarme y ponerme a cocinar carnes y pescados. Hacer algo diferente, aún a riesgo de que no guste"

-No es fácil conseguir que algo no llamativo a simple vista, aunque sea realmente sabroso, entre por los ojos...
"Exacto. No me atrevo mucho con guisos porque las imágenes que han gustado más son aquellas con tantos colores, bodegones tan animados y que te dan alegría para empezar el día... Supongo que algún día tendré que reinventarme y ponerme a cocinar carnes y pescados. Hacer algo diferente aún a riesgo de que no guste".

Image


Mezclar lo crudo con lo cocinado para que el seguidor vea el proceso empleado | @lauraponts


-¿Por qué mezcla alimentos crudos con cocinados?
"Es muy importante contarle a la gente que tú estás en la cocina haciendo este bodegón. Que nadie te lo ha preparado. No es como en un restaurante, que tienes un chef que te lo ha cocinado y te lo trae, te lo da hecho. Es importante mostrar no solo el acabado, sino los ingredientes que has utilizado, que te hacen pensar en todo el proceso para llegar hasta ahí. Por ejemplo, puedes poner cuchillos y tijeras al lado que demuestren que eres tú quien cortas los alimentos, que estás trabajando en casa".

-¿Qué busca el público en el arte de la fotografía culinaria de Laura Ponts?
"Creatividad. La fotografía gastronómica implica creatividad diaria, constante, pasión y amor, ganas cada día por aprender y reinvertarse un poco. Que si un día utilizamos unas manzanas, que duren mucho tiempo pero de diferentes formas o cocinadas distinto. Que eso le llegue al público, que sienta el amor por lo que haces y el trabajo que conlleva".

Image

La luz y el color, claves del éxito de una imagen | @LAURAPONTS


-Aunque el trabajo de un cocinero sea impecable, la responsabilidad de que este tipo de imágenes resulte atractiva recae sobre el fotógrafo. Pese a carecer de conocimientos en fotografía, las suyas destacan, entre otros aspectos, por su cuidado juego de la iluminación y la profundidad. ¿Cómo lo consige?

"Por experiencia propia. Nadie me ha enseñado nada al respecto. He ido trabajando con lo que tenía en casa, jugando con luces y aprovechando la mejor, que es la de las dos de la tarde Aprendiendo y practicando ha sido cómo he ido viendo lo que quedaba mejor y lo que no".

Image

Defiende la comida de calidad | @lauraponts

-Como seguidora del 'food porn' ¿tiene en cuenta la calidad nutricional de los productos que incluye en sus composiciones?
"Muchos de los platos son calóricos pero lo fundamental es que la comida sea de calidad. Debe ser recién hecha y ser percibida así, crujiente, hasta caliente, pero sobre todo poseer muchísima calidad. Todo entra por los ojos. Si la calidad del producto es mala desde el punto de vista que sea, prefiero no poner la foto. Muchas veces he tenido bloqueos y no he publicado nada porque no me ha gustado el resultado".

-¿Cómo se consigue que una fotografía de alimentos transmita sentimientos, incluso una historia?
"Te tienes que acercar al público, mostrarle que hay un sentimiento detrás, enseñarles el amor que sientes por la gastronomía desde hace muchos años y mis estudios en la materia (Laura estudió en el Campus de Turismo, Hotelería y Gastronomía adscrito a la Universitat de Barcelona y también ha estado junto a grandes chef, como Romain Fornell, en el Caelis, el restaurante gastronómico del hotel El Palace de Barcelona). En mis imágenes hay cultura, muestro mi pasión por viajar, por conocer mercados de diferentes lugares. No hago esto porque esté de moda. Mi trabajo es apasionado, hecho con paciencia, con sensibilidad".

Image

Colores y frutas de temporada | @LAURAPONTS


-Los jóvenes ahora quieren ser youtubers, instagrammers. ¿Qué les aconsejas? ¿Qué clase de mundo les espera?
"Es un mundo en el que, si quieres destacar, tienes que hacer algo completamente diferente y luchar y pelear o te quedarás, como se quedan muchos, fuera. No es como en el mundo de la moda. Tienes que diferenciarte de los demás".

"No hago esto porque esté de moda. Mi trabajo es apasionado y está hecho con paciencia, con sensibilidad".

- ¿Cuáles son sus próximos proyectos?
"Lo que deseo ahora mismo es trabajar con más restaurantes, hacerles fotos de sus platos, pero, sobre todo, me gustaría hacer cosas diferentes. No me cierro a otras opciones".

Image

Laura López, conocida profesionalmente como Laura Ponts | @LAURAPONTS

  Consejos para la mejor 'instafood'

Cuando Laura López era pequeña adoraba fotografiar los mercados con la comida bellamente expuesta. Sin embargo, nunca pensó en enseñar esas fotografías. Ahora es una de las instagramers de comida con más seguidores y conoce a la perfección los secretos para que una imagen con alimentos enamore. Estos son algunos de ellos:

  •     Luz natural
  •     Jugar con los colores y las texturas.
  •     Sus composiciones suelen ser platos rápidos y más bien poco elaborados.
  •     Combinar ingredientes crudos con platos cocinados para mostrar los procesos de cocinado.
  •     No hacen falta conocimientos de fotografía avanzados: "No tengo cámara ni estudio, mis fotos     están hechas en el suelo de la cocina de mi casa con un iPhone 6”.
  •    Intenta evitar los filtros. Sabemos que la base de Instagram son los filtros pero hay que tratar de no abusar de ellos, ya que hacen que se desvirtúe lo que queremos enseñar.
  • Plano cenital. Las imágenes vistas desde arriba hacen que la comida se vea más apetitosa.
  • Cuida el entorno. Vajillas bien cuidadas y con elementos decorativos, etc.