"Hay que reeducar al público para que no se niegue a ir al cine a ver películas canarias"

Con más de una década de experiencia en el sector audiovisual, el director tinerfeño Eduardo Cubillo ha logrado pasear el nombre de Canarias por festivales de tres continentes. Empezó haciendo bandas sonoras para programas documentales y series hasta que se enamoró completamente del mundo del cine. Su primer documental, centrado en la figura del líder independentista canario, familiar suyo, 'Cubillo, historia de un crimen  de  Estado' (2013), ratificó su sensación de que contar historias se le daba bien, por lo que decidió apostar por el audiovisual y montó La Gaveta Producciones.

Su primer cortometraje, 'Into  the  War' lo rodó en Abades con una temática centrada en ambas guerras mundiales. Este año ha terminado 'Isleños, a  Root  of  America', un documental rodado en Luisiana que implica todo un viaje en el tiempo hasta la actualidad, a la realidad de una comunidad norteamericana de origen canario que ha conservado la cultura española que existía en las Islas Canarias del sigo XVIII, cuando 2.500 canarios llegaron a Luisiana para defender los territorios de la Corona Española contra los ingleses.

Este largometraje documental acaba de abrir el Festival de Nador (Marruecos), una ciudad sin salas de cine pero cuyos habitantes viven intensamente el séptimo arte con
proyecciones en las calles y las plazas. Desde allí, Eduardo Cubillo ha explicado a AtlánticoHoy sus influencias, reflexiones sobre el cine que se realiza actualmente en las Islas así como sus próximos proyectos, entre los que destaca una campaña de micromecenazgo para sacar adelante 'Lolas', que está teniendo mucha repercusión.

En este nuevo trabajo relata las aventuras de unas octogenarias que se unen para mostrarle al barrio, a través de una obra de teatro, quién fue Lola de la Rosa, la vecina que lideró la creación de la asociación de mujeres Magarza hace 20 años, 
y que consiguió unir a las señoras del barrio sacándolas de una forma de vida tradicional. Las protagonistas tienen un año para convertirse en actrices, aprenderse la obra y conseguir esta peculiar hazaña, cuando algunas de ellas ni siquiera saben escribir o apenas pueden ver. Una historia que promete conquistar al público con su espontaneidad y sentimiento.

Image

Eduardo Cubillo en los ensayos de 'Lolas' | CEDIDA

- Muchos de sus documentales tienen un marcado trasfondo histórico ¿De dónde surge ese interés?
"Es importante, aunque aquí tampoco se cuentan muchas historias del Archipiélago, o no tantas como se deberían. Quería contar parte de nuestra historia en formato documental. Pero procuro hacer cosas internacionales, que tengan interés y que no sean demasiado conocidas. Con todos esos ingredientes el producto, antes de verlo, ya es interesante y puede resultar educativo, generar debate, que es el sentido que el cine documental debe tener".

- En sus trabajos más internacionales procura no dejar de lado sus raíces. ¿Elegir esta temática le ha ayudado a captar la atención del público canario?
"Isleños toca un tema que no incomoda a nadie. Todo el mundo se puede interesar, y de hecho, se han teresado por este tema y por los isleños que viven allí. Es un documental con un corte bastante emotivo. Los espectadores se identifican con ellos, con la canariedad, por lo que el resultado es un tema bastante cómodo e interesante, que gusta a todos los públicos. Ha tenido mucho éxito. De hecho, nos ha sorprendido el éxito internacional de este documental, pues no esperábamos estar en festivales de lugares tan remotos como Canadá, Moscú, Israel, Marruecos o el Festival de cine de Nueva Orleans, con las conexiones directas que hay con la temática. El documental como obra en sí ha captado la atención de otros festivales que no tienen conexión directa con el tema ni los canarios, lo que nos llena de orgullo y nos da a entender que estamos haciendo una buena película".

Image

Fotograma de 'Isleños' | CEDIDA

¿Cómo logra esa credibilidad que transmiten sus historias?
"Se basa en cómo tratas a tus personajes, a tus entrevistados. Jugamos al 'poli bueno y poli malo'. Tratamos de que nos expliquen las cosas como ellos las sienten y de plantearles nuestro punto de vista, cómo vemos nosotros el tema.  Los entrevistados reflexionan durante nuestras entrevistas y ahí es cuando ellos mismos sacan esa parte menos estudiada de la entrevista. Tomarte tu tiempo y tener una cierta confianza previa con el personaje hace que los participantes se suelten y que su discurso sea creible y real".

-Antes comentaba el recibimiento de 'Isleños' en festivales de muy distintas ciudades del mundo ¿Se valora más su trabajo  fuera de nuestras fronteras?
"Un poco sí se valora más fuera. No es algo que me gusta que sea así, pero lo acepto como viene y me parece muy bien. Lo que me suelen decir es que el montaje, el corte editorial de la película, es bastante dinámico, americano, como me han dicho muchas veces, y que no es la manera europea más habitual de contar historias. Los documentales muchas veces suelen carecer de música, con planos mucho más raspados, contemplativos, en los que nos metemos en las historias y las contamos solo desde un punto de vista humanístico aunque nos olvidamos de contextos, etc."

-'Isleños, a root of America' ha sido su trabajo más premiado hasta la fecha.
"Hemos ganado algunos festivales con Isleños, la obra que más premios ha obtenido. La cinta ha sido ganadora del premio al mejor documental en el festival iHolly en Hollywood, y premio al mejor documental en el Hollywood Internacional Independent documentary. También ha sido seleccionada en certámenes de Argentina, Venezuela, México, España, Israel, Canadá, Estados Unidos o Marruecos. Su fibra emotiva triunfa bastante en festivales y a la gente le gusta".

"Estamos bastante contentos con el resultado y también por haber tenido bastante relación con los isleños de la cinta. Ellos tenían una historia un poquito oculta y siempre han batallado para que se sepa que están allí, que no se les olvide, intentando hacer cosas con Canarias. Ellos me dicen que, gracias al documental, en un monton de países y ciudades ya hay personas que saben dónde están, conocen su historia. Para nosotros es como un plus. Contamos una historia que necesitaba ser contada. La comunicaciónm fluye entre la gente que quiere ser escuchada y que quiere conocer. Eso nos gusta mucho y nos llena de alegría".

- Ha compuesto también muchas bandas sonoras. ¿Qué importancia le da a la música en sus trabajos?
"La música es muy importante. Debe estar ahí y es parte fundamental. Creo que una película se fundamenta en audio y video.
 Hay un montón de cosas que te ayudan a contar la historia, soltar tu mensaje, y hay una tendencia europea y española a eliminar un montón de cosas. Los documentales que hemos hecho en la productora distan de esa corriente y posiblemente encajan más en formas de contar historias de otros paises. En los documetales intento, primero, explicarte el contexto para que
puedas entender la historia".

- ¿Cómo valora el cine que se hace en las Islas?
"No está mal. De hecho, hay cosas que están muy bien. No me parece que estemos a la cola de nadie en nuestro país. Como todo el cine en España, lo que se necesita no es, a lo mejor, dinero para financiar, pues creo que si lo buscas lo puedes encontrar. Pienso que hay que reeducar al público para que no se niegue por sistema y, por ser una película española, a ir a verla al cine o, si es canaria, menos todavía. La falta de audiencia es lo que hace que la rueda pare y se produzca menos, y tal vez peor, pues de lo contrario habría diversidad y saldría alguna obra de arte o algunas películas muy buenas que de otra manera simplemente no salen".

"No me parece que estemos a la cola de nadie en nuestro país. Como todo el cine en España, lo que se necesita no es, a lo mejor, dinero para financiar, pues creo que si lo buscas lo puedes encontrar. Pienso que hay que reeducar al público para que no se niegue por sistema y, por ser una película española, a ir a verla al cine o, si es canaria, menos todavía."

- Han reactivado su campaña de micromecenazgo para 'Lolas', que ha sido muy mediática y original.
"El documental de 'Lolas' no es algo que buscáramos. Estas señoras son fantásticas. Cuando nos pusimos a enumerar las recompensas ofrecidas en este tipo de proyectos, nos dimos cuenta que eso no representaba nada para las señoras. Me daba pena que quienes colaboraban no pudiesen conocerlas a ellas como yo. Cada vez que llegaba a casa de estas señoras y me ponían café, rosquetes y bizcochón, me volvían loco a historietas, las veías en su salsa, cómo hablaban, y te dabas cuenta de que su mundo es esto. Estaban en la recta final de sus vidas, como quien dice, y ahora están cargadas de ilusión, pletóricas, sonrientes... El que ellas te contagien y de la manera graciosa que lo cuentan todo da un tono muy auténtico a lo que estábamos pidiendo. Es importante que te lo contaran ellas, no nosotros como productora".

"Al hacer esos vídeos, que se nos ocurrió sobre la marcha, nos dimos cuenta de que están muy ilusionadas para hacer los bizcochones para los que han puesto dinero, y todo eso forma parte del documental. Nos hace reír, lo que hasta ahora no habíamos tenido en los documentales. Nos gusta y a ellas les da mucha vidilla".

- ¿Cuáles serán sus próximos proyectos?
"Creo que 'Lolas' en menos de un año ya lo tendremos. Vamos a empezar la fase de rodaje y tenemos esta problemática de que no sabemos cuando la sacaremos para delante porque ellas tienen que hacer una obra de teatro de verdad. Todo depende del 'jeito', como dicen ellas siempre, que tengan. A lo mejor necesitan unos meses, pero no podemos hacer un planning de rodaje. Alguas señoras no ven, otras leen poquito, otras están con la cadera fastidiada... Hay que ver cómo encajamos todo".

"Un poco sí se valora mi trabajo más fuera. No es algo que me gusta que sea así, pero lo acepto como viene y me parece muy bien"
"Estoy empezando otro proyecto sobre los inicios de la músca rave beat o hardcore en Ingleterra y su conexión con Tenerife. Hemos ido hasta allí a grabar ya para hacer un trailer y hemos entrevistado a los productores de los temas que marcaron aquella época. Tenemos ya material muy interesante. El documental lo estoy producientdo con La Gaveta y Jonay Amador, DJ Jonay, la fuente estudiada en este tema, y nosllena mucho porque la música siempre me ha gustado. Estamos comenzando y estamos ilusionados".