Tarta cremosa de anacardos y plátano con cobertura de arándanos | BC Organik

Tarta cremosa de anacardos y plátano con cobertura de arándanos

Tubigú

¡Hola a [email protected] y [email protected] a BC Organik!

Hoy les traigo la receta de una tarta muy especial que hice ayer por mi cumpleaños. Es una tarta cremosa, suave, saludable, 100% de origen vegetal, con un dulzor natural delicioso y estoy segura de que te va a encantar.

La receta es la siguiente:

INGREDIENTES:

Para la base:

• 100 g de copos de avena
• 150 g de dátiles deshuesados (yo he utilizado dátiles Medjoul)
• 100 g de almendras crudas peladas
• 1 cucharada y media de aceite de oliva o de coco.

Para la crema:

• 250 g de anacardos
• 120 ml de leche de avena
• 4 plátanos maduros
• Zumo de 1 limón
• 3 cucharadas de sirope de arce
• 5 g de agar-agar en copos
• Una cucharita de canela
• Una rama de vainilla
• Una pizca de sal

Para la cobertura:

• 250 g de arándanos
• 1 cucharada de sirope de arce
• 10 ml de agua
• 1 cucharadita de agar-agar en copos

PREPARACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 180 grados.
2. Trituramos en una batidora todos los ingredientes de la base hasta que se integre todo bien.
3. Pincelamos el molde (yo he utilizado uno antiadherente) con aceite de oliva o aceite de coco y repartimos la base aplanándola con las manos.
4. Horneamos durante unos 10 minutos para que esté crujiente.
5. Trituramos en una batidora los anacardos, la leche de avena, los plátanos, el zumo de limón, el sirope de arce, la canela, el interior de la rama de vainilla y la pizca de sal.
6. Mezclamos el agar-agar de la crema con un poco de leche de avena fría, llevamos a ebullición en un caldero mientras removemos y apartamos. Integramos bien con el resto de la crema.
7. Ponemos la crema encima de la base y llevamos al congelador durante toda la noche o durante unas horas hasta que coja consistencia.
8. Trituramos todos los ingredientes de la cobertura, llevamos a ebullición en un caldero mientras removemos y apartamos.
9. Vertemos la cobertura encima de la crema y dejamos enfriar durante una media hora en el congelador hasta que se solidifique.
10. Desmoldamos y lista para comer. La tarta es muy cremosa y se derrite rápido, por lo que recomiendo dejar en el congelador y sacar unos diez minutos antes de servir.

Espero que esta receta te haya inspirado para preparar una tarta saludable para una ocasión especial, sin renunciar al delicioso sabor y a la textura cremosa.

¡Muchas gracias por leerme!

Beatriz

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...