Sancionados los propietarios de tres bares que seguían abiertos en Tenerife

La Guardia Civil ha sancionado a los propietarios de tres bares en el municipio tinerfeño de Icod de los Vinos que seguían dispensando bebidas alcohólicas y mantenían su actividad pese a las restricciones establecidas por el estado de alarma.

En un primer servicio los agentes sorprendieron en el interior de un bar que supuestamente estaba cerrado a cuatro personas, dos de ellas los dueños del local, y los otros dos clientes, y sobre la barra había bebidas alcohólicas que estaban siendo consumidas en esos momentos, afirma la Guardia Civil en un comunicado.

En el segundo local los agentes encontraron a cinco personas, el dueño y cuatro clientes, y el primero aseguró que éstos eran amigos suyos que lo estaban ayudando a pintar el establecimiento, aunque encima de la barra había bebidas alcohólicas.

En el tercer caso la Guardia Civil halló a tres personas en el interior de un supermercado que comunicaba desde su interior con un bar que aparentemente estaba cerrado. Dos de las personas eran los propietarios de ambos establecimientos y el tercero, un cliente que manifestó haber ido a comprar una bolsa de frutos secos.

Sin embargo, cuando los agentes les solicitaron que abrieran la puerta que comunicaba los dos locales, pudieron comprobar que sobre la barra había diversas bebidas.