Detenido por escupir a guardias civiles y decir que estaba contagiado

Un vecino del municipio tinerfeño de Buenavista del Norte ha sido detenido por segunda vez en menos de 48 horas por escupir y agredir en esta ocasión a dos guardias civiles a la vez que decía que estaba contagiado, ha informado este miércoles el instituto armado.

En la primera ocasión el detenido, de 41 años, agredió y escupió a una vecina, a la que gritó que tenía el virus, y tras dar negativo en el test de coronavirus y ser puesto en libertad ha escupido a los guardias civiles que iban a detenerlo por daños y lesiones, se explica en un comunicado.

El juzgado de Icod de los Vinos ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de esta persona que, añade la Guardia Civil, amenazaba con contagiar a los agentes y a los vecinos.

Para trasladar a esta persona al hospital en la primera ocasión fue necesario activar a los guardias civiles especialistas en defensa NRBQ (Nuclear, Radiológica, Biológica y Química). Tras dar negativo en el test, recibió el alta hospitalaria y fue puesto en libertad por la autoridad judicial.

El detenido regresó al municipio de Buenavista del Norte, donde ha repetido el comportamiento agresivo, alterando el orden público, y agrediendo nuevamente a los agentes que acudieron al lugar, se señala en la nota de prensa.

Después de esta segunda detención, se le imputan los delitos de desórdenes públicos, atentado contra agentes de la autoridad, daños y lesiones.