Fallece en Lanzarote una joven tras incendiarse una residencia

Una joven de 22 años falleció anoche tras incendiarse la Unidad Rehabilitación Psicosocial Julio Santiago Obeso, en la calle Arcipreste de Hita del municipio lanzaroteño de Teguise, informa la web del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES).

Sobre las 23:10 horas fue alertado el CECOES de que se había declarado un incendio en un centro asistencial de Tahíche, por lo que el 112 activó de inmediato a los recursos de emergencia.
Al lugar acudieron bomberos del Consorcio de Seguridad, Emergencias, Salvamento, Prevención y Extinción de incendios de Lanzarote (Emerlan), una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC) y efectivos de la Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil.
Los bomberos rescataron a una mujer que se encontraba en la zona de la lavandería, donde se originó el incendio, extinguieron las llamas y ventilaron el centro, que ya había sido evacuado a once pacientes y seis cuidadores.

El personal del SUC constató que la afectada, que presentaba quemaduras en el cuerpo, se encontraba en parada cardiorrespiratoria 

El personal del SUC constató que la afectada, que presentaba quemaduras en el cuerpo, se encontraba en parada cardiorrespiratoria y le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzadas sin obtener resultado, confirmando su fallecimiento.
Tras realizar el triaje de los afectados, los sanitarios también asistieron a otras personas que presentaban intoxicación por inhalación de humo, pero no fue necesario el traslado a un centro de salud.
La nota añade que los recursos policiales activados por el CECOES aseguraron la zona e instruyeron las diligencias correspondientes del incidente.

Por el intenso olor a humo, un total de once pacientes fueron trasladados en compañía de seis cuidadores

Las fuerzas de seguridad aseguraron la zona e instruyeron las diligencias correspondientes al suceso, mientras que los efectivos de Protección Civil y de Emerlan colaboraron con el resto de los recursos.
Por el intenso olor a humo, un total de once pacientes fueron trasladados en compañía de seis cuidadores a uno de los establecimientos puestos a disposición del Cabildo por la crisis del Covid-19, en el que permanecerán alojados hasta que se ventilen las instalaciones de la Unidad de Rehabilitación Psicosocial Julio Santiago Obeso y se compruebe que pueden retornar con garantías.