SOStenible

En fechas recientes hemos visto como muchas de las playas y costas de Tenerife permanecían acordonadas y cerradas al baño por la contaminación de sus aguas o por la presencia de algas. Aunque son fenómenos en principio independientes, parece que las causas pueden ser las mismas según la opinión de expertos en la materia. Fundamentalmente se achaca al deficiente sistema de depuración de las aguas residuales que existe en las Islas. También la aparición de algas se relaciona con lo mismo, donde las aguas fecales pueden actuar como abono y hacer que se incremente su formación y volumen en nuestras costas.

Los cierres se producen de manera temporal por la presencia de determinadas bacterias que son perjudiciales para la salud en niveles elevados, y se debe esperar hasta su normalización para no correr riesgos. Evidentemente esto produce no solo las incomodidades de residentes y turistas que no pueden disfrutar de la costa y las playas,  sino muy mala imagen

La causa…, muchas de las depuradoras municipales se proyectaron teniendo en cuenta solo el censo de la población residente, y no el volumen de visitantes. En otros casos como en los municipios turísticos, el crecimiento urbanístico no fue acompañado con el crecimiento de las infraestructuras complementarias de este tipo,  lo que provoca que no den abasto para la depuración de las aguas residuales. Por otro lado, muchos emisarios no están recibiendo el correcto mantenimiento, ni se han reacondicionado a la distancia o la profundidad adecuada de la costa.

Esta situación ha generado que, tanto la opinión pública como los dirigentes políticos, se preocupen por el tema y vuelva  a la mesa un viejo debate, que como muchos otros, la crisis de estos años dejó de lado. El desarrollo sostenible de los destinos turísticos. Con la vuelta de lo bueno, y sobre todo por la cuenta que nos trae de cara a nuestra mala imagen exterior,  volvemos a colocarlo en la palestra.

Pero antes de continuar, ¿qué es realmente “desarrollo sostenible”?

Siguiendo la definición  de la Real Academia Española: "Especialmente en ecología y economía, que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente. Desarrollo, economía sostenible".
“2. adj. Especialmente en ecología y economía, que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente. Desarrollo, economía sostenible.”

Por tanto, parece que en la definición se cumple exactamente lo contrario. No hemos sabido “no causar graves daños al medio ambiente”, y por otro lado, podemos conseguir agotar nuestro recurso turístico (la costa y la playa) en corto plazo.

Las autoridades competentes no han invertido en las redes de saneamiento durante estos años, y no solo durante la crisis…, esto viene de mucho antes, con el mismo volumen de turistas que tenemos ahora y con épocas de bonanza económica.

Una situación como esta, ya no permite el uso de la palabra “desarrollo”, ya que por sí misma, implica espacio de tiempo. Ya solo queda actuar sobre la causa del problema, podremos usar el término SOStenible, pero con la situación de emergencia y premura que reclama el inicio de la palabra…SOS