Suspendidas todas las operaciones quirúrgicas, salvo las de gravedad máxima

El Gobierno de Canarias ha decidido suspender todas las operaciones quirúrgicas en los hospitales, salvo las de gravedad máxima o las que sean inaplazables, como consecuencia de la crisis sanitaria por el coronavirus Covid-19.

También se ha decidido reubicar a los enfermos crónicos para dejar libres sus camas y que las clínicas privadas pongan a disposición todas sus camas.
Estas son algunas de las decisiones que se han adoptado en la primera reunión del Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria del Gobierno de Canarias, reunido en la sede de Presidencia de Las Palmas de Gran Canaria y por videoconferencia con sus miembros radicados en Tenerife. 
El comité, presidido por el titular del ejecutivo autonómico, Ángel Víctor Torres, ha acordado que las camas hospitalarias con enfermos crónicos se dejen de usar siempre que puedan reubicarse en otros espacios, si bien antes de que se produzca ese movimiento se garantizará, con la realización del test, que son negativos al contagio del virus.
Se van a activar los mecanismos necesarios para que las clínicas privadas de Canarias aporten todas las camas disponibles para la atención de los problemas sanitarios derivados del COVID-19 y para ello ha sido convocada una reunión de coordinación para esta tarde.
Además, se instalarán hospitales de campaña para la realización de test rápidos a disposición de las islas que así lo requieran, como el que ya funciona en el municipio de La Laguna (Tenerife).
El comité, que fue informado de la llegada de kits para la realización de las pruebas del coronavirus, ha reiterado su solicitud de más material sanitario y ha pedido que llegue a las islas lo antes posible.
Asimismo, se reclama el máximo abastecimiento de material sanitario para la atención de las emergencias.

Otra decisión fue activar la distribución de mascarillas en centros sociosanitarios de las islas.

Además de Ángel Víctor Torres, el Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria del Gobierno de Canarias está formado por el vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, y los consejeros de Sanidad, Teresa Cruz, de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, y de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez.
También participan como asesores los viceconsejeros de la Presidencia, Antonio Olivera, y de Comunicación, Ricardo Pérez.
Como apoyo técnico, se han incorporado a este órgano la directora del Servicio Canario de la Salud, Blanca Pérez; el secretario general técnico de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Conrado Domínguez; y el director general de Patrimonio y Contratación, José Julián Istúriz.
El Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria del Gobierno de Canarias mantendrá su actividad con carácter permanente mientras dure la crisis sanitaria por el coronavirus COVID-19.