Sanidad refuerza las inspecciones sanitarias durante el COVID-19

Desde la declaración del Estado de Alarma mediante el Real Decreto de 14 de marzo de 2020 (que ha sido prorrogado por el Congreso de los Diputados), la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud, ha venido dictando instrucciones a los servicios de inspección sanitaria de todas las áreas de salud, a fin de garantizar que las actividades y establecimientos que de conformidad con el artículo 10 del RD 463/2020, modificado por el Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo, permanezcan abiertos al público por su carácter esencial para la comunidad, cumplan las normas de prevención e higiénico-sanitarios establecidas para evitar la propagación del virus.

Por esta razón, desde el 16 de marzo se están girando visitas de inspección a los establecimientos comerciales minoristas de alimentación y bebidas, para verificar que se tiene conocimiento y se cumplen correctamente las normas y protocolos específicamente establecidos para la lucha contra el COVID-19, tanto dentro del área de comercialización como de venta, así como en la zona exterior de acceso a los mismos. 

También se mantienen las actuaciones de inspección en los centros de producción señalados en el artículo 15 del RD 463/2020, así como las necesarias para garantizar el funcionamiento de dichos servicios esenciales para el abastecimiento alimentario a la comunidad, tales como los mataderos de Canarias, así como a las industrias productoras o elaboradoras, y/o destinadas al almacenamiento y distribución de alimentos y bebidas, al igual que a los mercados mayoristas para garantizar el abastecimiento a la población.

Por su parte, las visitas de inspección a las actividades de hostelería y restauración se limitarán a los establecimientos que ofrecen servicio de entrega a domicilio, conforme a lo dispuesto en el artículo 10.4 del RD 463/2020, de 14 de marzo, a fin de garantizar que se están cumpliendo las normas higiénico-sanitarias establecidas y las medidas para la lucha contra el Covid-19.

La Dirección General de Salud Pública quiere agradecer a todas las personas que están en la primera línea de la producción y suministro de alimentos, como a todo el personal que repone estantes de las tiendas de comestibles locales; los transportistas que mantienen las redes de suministro abiertas y en funcionamiento; los trabajadores de empresas de alimentación; los trabajadores que preparan comidas para reparto en domicilio, comedores sociales, y residencias de mayores; personal de farmacia, trabajadores de mataderos y personal de las industrias y establecimientos que permanezcan prestando un servicio esencial en momentos tan difíciles, así como a los inspectores de seguridad alimentaria, veterinaria y farmacéutica que, debidamente protegidos, garantizan todos ellos que los alimentos que comemos son seguros, saludables y nutritivos.