¿Estamos preparados para la epidemia?

La gripe se está manifestando con bastante fuerza en Canarias. Fiebre alta, escalofríos, dolor muscular y de cabeza, mucosidad, tos y estornudos son algunos de los principales síntomas que llenan las urgencias de muchos centros de salud y hospitales estos días.

El Jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública, Amos García, confirma a AtlánticoHoy que el Archipiélago está a punto de entrar en lo que se cataloga como fase epidémica. "Todos los factores indican que vamos en esta línea. Estamos creciendo lentamente y lo más razonable es pensar que daremos un salto a una fase epidémica en unas dos semanas", afirma. 

En este momento, Canarias está en la fase pre-epidémica, con unas tasas de 89,63 casos por 100.000 habitantes y una evolución creciente. "Esto significa que lo más probable es que entremos en fase epidémica conforme siga avanzando el mes de enero", ratifica.
García expone que desde el inicio de la temporada "se han notificado 20 ingresos hospitalarios con la categoría de graves, además de 46 personas que han tenido que ser ingresadas con criterios de gripe no grave, pero que siguen requiriendo hospitalización". Asimismo, en el momento de realizar esta entrevista, ya había una persona fallecida a consecuencia de la gripe.
Image
Amós García, a la dcha., en unas jornadas sanitarias | GOBCAN
Al preguntarle si la cepa más frecuente de este año puede considerarse más potente que la de otros anteriores, el especialista responde que "sí, aunque es necesario matizar que la gripe siempre es mala". De hecho, el experto considera que a los sectores de la población que cuentan con una patología de base, como pueden ser personas de edad avanzada y mujeres embarazadas  "les puede producir problemas de salud muy serios, incluso la muerte. Por eso hay que vacunarse cada año", subraya.
"En este momento, Canarias está en la fase pre-epidémica, con unas tasas de 89,63 casos por 100.000 habitantes y una evolución creciente. Esto significa que lo más probable es que entremos en fase epidémica conforme siga avanzando el mes de enero"

En este sentido, Amos García aclara que, si para la inmensa mayoría de la población la gripe es un proceso "altamente desagradable y muy molesto, desde el punto de vista clínico la misma no tiene un gran impacto". 

Por otro lado, el Sindicato de Enfermería Satse Canarias denuncia la saturación de las urgencias en los hospitales canarios desde hace más de quince días, incluso antes del previsto aumento de casos de gripe. 
Según el sindicato, a principios de la pasada semana había más de treinta pacientes pendientes de subir a planta en las urgencias del Hospital Insular de Gran Canaria, lo mismo que sucede, a su juicio, en el Hospital Doctor Negrín, el Hospital Nuestra Señora de Candelaria y en el Hospital Universitario de Canarias, donde "se han llegado a acumular 16 camas en los pasillos de urgencias". 
Con respecto a la posible saturación de las urgencias, Amos García insiste en que "si el cuadro que presenta la ciudadanía es característico de una gripe (fiebre alta, dolores articulares, tos seca y sobre todo, una necesidad imperiosa de buscar una cama para descansar), lo más razonable es acudir a urgencias al Centro de Salud". Subraya que las urgencias hospitalarias "están para atender otros cuadros".
"Evidentemente, si el cuadro de gripe lo padece una persona que debía haberse vacunado porque tenía una patología previa y no lo hizo, ese cuadro sí puede presentar complicaciones más severas, en cuyo caso debería acudir a hospitales", añade. 

Incremento de vacunas

El Jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública, Amos García, explica que el año pasado ya se detectó un crecimiento de casos de gripe con respecto a temporadas pasadas. Como respuesta, este año han incrementado todavía más el número de vacunas antigripales administradas para luchar contra la gripe. 

"Llevamos casi 165.000 dosis administradas en Canarias, lo que supone un incremento del cinco por ciento sobre el volumen administrado en el mismo periodo de tiempo de la temporada pasada", cuantifica el experto.

La Organización Mundial de Salud (OMS) recomienda que el nivel de cobertura de la vacuna suponga el 75 por ciento de la población en riesgo.