“Estoy a punto de ser médico y no sé cómo salvar la vida de un ahogado”

“Estoy en sexto de Medicina, a punto de ser médico, y si me encuentro con un ahogado en parada cardiorrespiratoria no sabría qué hacer ni cómo actuar para salvar su vida”.
Así se pronunció Almudena Núñez, vicepresidenta de la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina (IFMSA), ente que engloba a alumnos de 150 países de todo el mundo, durante el desarrollo de la charla-taller sobre 'Prevención y Soporte Vital del Ahogado', celebrada en la Facultad de Ciencias de la Salud de la ULL

Este encuentro estuvo organizado por la plataforma para la prevención de ahogamientos 'Canarias, 1500 Km de Costa', con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria, junto a la SEMES y en la que participó medio centenar de estudiantes de los últimos cursos de Medicina. 

La estudiante de Medicina considera que “esta formación básica debe contemplarse en los primeros años de la carrera para estar a la altura de las expectativas que la sociedad deposita en los futuros profesionales de la salud”, manifestó Núñez, quien recordó que la carencia en esta disciplina en todas las universidades canarias y españolas es más que patente. “En primero de carrera hay una asignatura de primeros auxilios, pero que es optativa y que ha de competir con la asignatura de Inglés. Solo en quinto curso y enmarcada en la asignatura de Medicina de Urgencias, se aborda el soporte vital de los ahogamientos, pero de una manera muy somera”.

Estudiantes de Medicina y Enfermería de la Universidad de La Laguna (ULL) reclaman, por tanto, mayor presencia y formación en nociones básicas de primeros auxilios y, en particular, del soporte vital del ahogado en los planes curriculares de las facultades de Ciencias de la Salud de las universidades canarias y del resto de España, “dada la incidencia creciente que se está experimentado el fenómeno de los ahogamientos en todo el país”, señalan.

“Esta formación básica debe contemplarse en los primeros años de la carrera para estar a la altura de las expectativas que la sociedad deposita en los futuros profesionales de la salud”

Ahogamiento, la muerte silenciosa y silenciada
En este sentido, el divulgador en materia de seguridad en el medio acuático, autor de la campaña y promotor de las jornadas, el periodista Sebastián Quintana, recordó que “el pasado año más de 220 personas sufrieron un accidente acuático en Canarias, con 93 fallecidos y decenas de lesionados de carácter grave. En España un total de 539 personas perdieron la vida en playas, piscinas y embalses”.

Quintana incidió en que las previsiones oficiales apuntan a un nuevo récord en la llegada de turistas a nuestro país, “lo que se traducirá en una mayor siniestralidad en el agua”, de ahí la necesidad de otorgar más formación, más temprana y más especializada a los profesionales sanitarios”.

Más de un millar de estudiantes de la ESO, Bachillerato y de educación superior de Canarias han adquirido ya conocimientos básicos sobre cultura de la seguridad acuática, impulsada por la plataforma `Canarias, 1500 Km de Costa´. Todo para que “los ahogamientos, la muerte silenciosa, no siga siendo la muerte silenciada”.

"Canarias 1500 km de Costa"https://t.co/XSSmPXJdTrhttps://t.co/1TPPPQfhd6 pic.twitter.com/l6XZtUNxBh