Canarias, entre las primeras comunidades en monitorizar las 24 horas a menores con diabetes tipo 1

El Día Mundial de la Diabetes  se celebra todos los años el 14 de noviembre como iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de Diabetes (IDF) para sensibilizar e informar de esta enfermedad que cuenta en Canarias con 168.074 diabéticos censados, de los que el 92 % son de tipo 2. Debido a estas cifras,  el control de la enfermedad es una prioridad para la Consejería de Sanidad a la que destina el 12 % del gasto sanitario. 

La prevalencia real de esta enfermedad es del 12 por ciento, explica el consejero del área, José Manuel Baltar,  quien hace hincapié en que, como puede permanecer sin síntomas, algo menos de la mitad de las personas que están afectadas no son conscientes de que la sufren.

Baltar ha anunciado que la población menor de 18 años con diabetes tipo 1 en Canarias será monitorizada de forma continua para conocer los niveles de glucosa a tiempo real con un dispositivo de detección a través de la piel, para lo que la Consejería de Sanidad destinará el próximo año 200.000 euros.
Canarias será una de las primeras comunidades en disponer de esta tecnología, según ha destacado el consejero, quien ha dicho que con posterioridad se irá extendiendo al resto de los pacientes. 

Baltar ha comunicado la adquisición de estos dispositivos en una rueda de prensa con motivo de la campaña dedicada a la mujer y a la diabetes que Sanidad llevará a cabo ante la celebración del día mundial de esta enfermedad, que supone la primera causa muerte en la población femenina de las islas.



La diabetes mellitus tipo 2, que es la más frecuente, se puede prevenir hasta en un 70 por ciento de los casos con hábitos de vida adecuados.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Canarias, Julián González, ha destacado la importancia de la adquisición de este dispositivo, aunque ha demandado mayor esfuerzo presupuestario para que estos adelantos técnicos se extiendan a todos los enfermos.

Así, González ha considerado fundamental que se incluye en la monitorización continua a los pacientes que no perciben la hipoglucemia y, también, a las diabéticas embarazadas, al tiempo que ha hecho hincapié en que la disposición de monitores y medidores para los diabéticos supone una "inversión" porque permite evitar enfermedades futuras y más calidad de vida.

Nueva prestación
Baltar señaló que la diabetes es una de las principales preocupaciones de Salud Pública y anunció que el Servicio Canario de la Salud está trabajando para implantar sensores de automonitorización de la glucosa en sangre para menores de 18 años con diabetes tipo I.

El objetivo, según dijo es mejorar el control de la patología y la calidad de vida de los pacientes menores ya que estos dispositivos permiten medir la glucosa de forma continua. Según dijo, Canarias se situaría entre las primeras comunidades autónomas que ofrecerán esta prestación en su cartera de servicios que ya está incluida en el anteproyecto de presupuestos de 2018, y cuya puesta en marcha en los menores servirá para evaluar los resultados en salud y estudiar su posible extensión a todos los pacientes con Diabetes Mellitus tipo 1.

Importancia de un plan integral
La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por el aumento en los niveles de glucosa en la sangre. Existen fundamentalmente tres clases de diabetes: la tipo 1 por déficit en la secreción de insulina, la tipo 2 por una alteración en la secreción y en la acción de la insulina en el organismo; y por último la que aparece durante la gestación o diabetes gestacional. Todos los tipos de diabetes pueden dar origen a complicaciones en muchas partes del cuerpo (sobre todo la visión, el riñón y las arterias) y además aumentan el riesgo de morir precozmente.
Ante su importancia, González ha recalcado que desde la Federación llevan demandando desde hace años la elaboración de un plan integral para la atención de la diabetes en Canarias, que el pasado año se lo presentaron al presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, pero que sigue sin aprobarse pese a que se han redactado dos borradores.
El presidente de la Federación ha precisado que desde el año 2000 solicitan a la Consejería que emprenda medidas para prevenir una enfermedad que solo con nutrición saludable y actividad física puede evitar su aparición en un alto porcentaje de casos.

El director general de Salud Pública del Gobierno de Canarias, José Juan Alemán, ha recalcado que la diabetes puede ser tratada con una alimentación saludable, actividad física regular y fármacos para disminuir los niveles de glucosa en la sangre cuando sea preciso.

También es fundamental controlar los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, ha indicado Alemán, quien ha hecho hincapié en que la diabetes mellitus tipo 2, que es la más frecuente, se puede prevenir hasta en un 70 por ciento de los casos con hábitos de vida adecuados.

Baltar además ha señalado que la campaña de este año incide en la mujer por el papel fundamental que desempeña para garantizar que se sigan hábitos de vida saludables, y en el control adecuado que deben seguir las diabéticas embarazadas, a las que se aconseja que acudan al médico antes de la gestación para una planificación adecuada.

La Mujer y la diabetes
El motivo principal de la campaña de este año es “la mujer y la diabetes” y se fundamenta en la relevancia de los datos:
  • Una de cada diez mujeres está afectada por la diabetes mellitus en el mundo.
  • La diabetes es la novena causa de muerte entre mujeres en el mundo.
  • Las mujeres con diabetes tipo 2 son casi diez veces más propensas a padecer enfermedad del corazón.
  • Las mujeres con diabetes tipo 1 tienen un mayor riesgo de aborto o de tener un bebé con malformaciones.
  • Dos de cada cinco mujeres con diabetes están en edad reproductiva, unos 60 millones en el mundo.
  • Uno de cada siete embarazos se complica con diabetes gestacional. De estas mujeres con diabetes gestacional, la mitad desarrollarán diabetes entre 5 y 10 años después del parto.
  • La diabetes gestacional sin tratamiento se relaciona con complicaciones serias a corto plazo tanto para la madre como para el bebé: muerte fetal y del recién nacido, bebés muy grandes (macrosomía), nacimientos prematuros y preeclamsia, que es una de las principales causas de muerte de las madres. 
Las implicaciones que el género tiene en todas las enfermedades, para la diabetes tienen una especial importancia, pues la mujer, como señala la IDF, viene desempeñando un papel protagonista en garantizar los hábitos de vida saludable en la mayoría de las familias y, por tanto, en las próximas generaciones. Además de esto, optimizando el cuidado de la gestación en todas las mujeres y especialmente en las diabéticas, mejoraremos su salud y la de sus hijos.
Por otro lado las mujeres ya diagnosticadas de diabetes siempre que puedan deberían planificar su embarazo consultando con su endocrinólogo y/o ginecólogo previamente para optimizar su seguimiento y control.

Campaña

La dirección general de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud, con la colaboración de Novo Nordisk, ha editado para el Día Mundial de la Diabetes de este año 21.360 trípticos y 2.114 carteles con información relevante para conocer la enfermedad, sus formas más frecuentes, las estimaciones de mujeres afectadas en el mundo, la diabetes gestacional, y sus riesgos tanto para la madre como para el bebé, la influencia de las madres en los hábitos de vida de la familia, y los principales consejos para prevenir la diabetes: mejorar la alimentación y practicar actividad física a diario.

La campaña de este año incide en la mujer por el papel fundamental que desempeña para garantizar que se sigan hábitos de vida saludables, y en el control adecuado que deben seguir las diabéticas embarazadas, a las que se aconseja que acudan al médico antes de la gestación para una planificación adecuada.

Estos materiales han sido distribuidos a todos los centros de salud y hospitales del Servicio Canario de la Salud, oficinas de farmacia, ayuntamientos, cabildos insulares, asociaciones de diabetes, asociación de enfermos renales, Cruz Roja, y colegios profesionales de Médicos, Farmacéuticos y Enfermería. Además, esta campaña se difundirá en redes sociales a través del canal canariassaludable.org dedicado exclusivamente a la promoción de la salud y a la prevención de la enfermedad.

Tratamiento y manejo de la diabetes en Atención Primaria
El último Plan de salud de Canarias puntualiza que la elevada proporción de personas sedentarias y el incremento de las tasas de sobrepeso y obesidad tienen su reflejo en el incremento de las tasas de mortalidad de diabetes. Por este motivo, y con el objetivo de disminuir tanto la tasa de mortalidad asociada a la diabetes, la atención a la diabetes en Canarias, desde la prevención, la detección precoz, el tratamiento y el seguimiento, está integrada en la atención habitual de cada paciente según su situación clínica desde la Atención Primaria.
Las actuaciones que se realizan en este ámbito sanitario están enmarcadas en la Estrategia del Sistema Nacional de Salud sobre Diabetes Mellitus, y en Canarias se están aplicando los siguientes programas:
  1. Prevención cardiovascular desde la infancia: Guía de Abordaje de la obesidad infantil y juvenil en Canarias.
  2. Guía de Diabetes Mellitus en la Infancia y Adolescencia.
  3. Programa de prevención y control de la Enfermedad Vascular Aterosclerótica (EVA) de Canarias.
  4. Cuidados de Enfermería en la Prevención y Control de la Enfermedad Vascular Aterosclerótica.
  5. Programa de detección precoz de la retinopatía diabética, RetiSalud. Este programa es pionero en España y da cobertura a la totalidad de la población diabética de nuestra Comunidad. 
La diabetes puede ser tratada y manejada mediante alimentación saludable, actividad física habitual y medicamentos para disminuir los niveles de glucosa en la sangre. Otra parte fundamental del manejo de la diabetes es reducir los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, como la presión arterial alta, los niveles altos de lípidos y el consumo de tabaco.

La evidencia científica señala que un gran número de las futuras diabetes mellitus tipo 2, que es con diferencia la forma más frecuente de diabetes, pueden prevenirse. Las recomendaciones de actividad física y alimentación saludable que ya se vienen trabajando desde estrategias del Servicio Canario de la Salud como los “Círculos de la Vida Saludable” deben ser potenciadas en su papel frente a las enfermedades no transmisibles, en las que se incluye la diabetes, que ocasionan el 92% de la mortalidad en nuestro entorno. 
Desde la Dirección General de Salud Pública se actúa además a través de la estrategia de Los Círculos de la Vida Saludable, distinguida como Buenas Prácticas en el Sistema Nacional de Salud por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.  
Epidemiología de la diabetes

Se estima que habitan nuestro planeta 415 millones de personas diabéticas, de las que 199 millones son mujeres, y se espera que de no cambiar las cosas para 2040 la cifra se tornará en 640 millones, de las cuales 313 millones corresponderán a mujeres.  

En Canarias, el Servicio Canario de Salud ha registrado en 2017, un total de 168.074 pacientes diagnosticados de diabetes, una de las principales preocupaciones de salud pública. 

La diabetes tipo 2 (DM2), caracterizada por la resistencia a la insulina y consecuente alteración del metabolismo de la glucosa, frente a la diabetes tipo 1 (DM1), en la que el cuerpo no produce insulina, representa la mayor parte de los casos (cerca del 92%) en Canarias. En la DM2, intervienen tanto factores genéticos como ambientales. 

En los últimos años se ha demostrado que no existe una gran diferencia en la prevalencia de la diabetes mellitus en nuestra Comunidad en comparación con el resto de España, según el último Plan de Salud de Canarias (2016-2017). Como esta enfermedad puede permanecer mucho tiempo sin dar síntomas, algo menos de la mitad de las personas que están afectadas no son conscientes de estarlo.   

Este mismo Plan apunta a que la prevalencia de enfermedades crónicas y sobre todo la hipertensión arterial, la diabetes, la enfermedad cardiovascular y los trastornos mentales siguen incrementándose con riesgos relativos elevados, especialmente donde las familias tienen peores condiciones de vida.