Más de 700 huéspedes del hotel estarán bajo seguimiento

La administración sanitaria canaria hará un seguimiento activo e individualizado de los más de 700 huéspedes de 25 nacionalidades del hotel del sur de Tenerife en el que se hospedó desde el pasado 17 de febrero el matrimonio italiano que ha dado positivo en el coronavirus de Wuhan.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha informado en rueda de prensa que la pareja llegó a la isla con otros ocho italianos, que permanecen asintómáticos, y que pertenecen al grupo de 37 personas a los que hoy se les han recogido muestras.

Además se han realizado 400 test al resto de los turistas que se hospedan en el hotel y que deberán permanecer obligatoriamente dentro del establecimiento hasta que las autoridades sanitarias les permitan salir. 
Torres ha indicado que al no encontrarse bien, el hombre italiano hizo escasos movimientos que se circunscriben al entorno del hotel, lo que facilita la identificación de los contactos que ha realizado durante su estancia en la isla. 
No obstante, ha dicho que se ha identificado a sus contactos, entre ellos al taxista que llevó al matrimonio a la clínica privada, en la que posteriormente fue aislado. 

El director general de Epidemiología del Servicio Canario de la Salud, Domingo Nuñez, ha relatado que una vez que se conoció el positivo del turista italiano, la primera medida que se adoptó, consensuada con el Ministerio de Sanidad y con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, fue la contención de la infección con el establecimiento de una cuarentena inicial en el hotel. 
Ha explicado que durante el día se ha valorado a los clientes del hotel y se han recogido muestras a 37 personas para saber el nivel de difusión del virus dentro del recinto y ha afirmado que, en función de los resultados, se irán "adaptando y adoptando" las medidas correspondientes.

Los clientes del hotel de Costa Adeje deberán permanecer dentro del establecimiento un plazo máximo de 14 días "aunque dependerá de lo que nos vayamos encontrando"

Nuñez ha aseverado que los clientes del hotel deberán permanecer dentro del establecimiento un plazo máximo de 14 días "aunque dependerá de lo que nos vayamos encontrando"-
Ha explicado que los clientes que estén asintomáticos podrán moverse por dentro del recinto con medidas determinadas como el uso de las mascarillas.
En caso de presentar algún síntoma se les aislará dentro de sus habitaciones y si diera positivo, se activaría el protocolo con el traslado y el aislamiento hospitalario.
Núñez ha dicho que en el caso de los turistas procedentes de la isla se valorará que puedan hacer el aislamiento domiciliario. 
Los trabajadores
En cuanto a los trabajadores, el responsable de Salud Pública ha explicado que se han tomado muestras a algunos de ellos y a otros se les realizará un seguimiento domiciliario pero ha recordado que por su estado de salud, el paciente italiano hizo escasos movimiento dentro del hotel.
Núñez ha asegurado que el contagio se produjo en Italia aunque ha comentado que el paciente, médico de profesión, no tiene referencia de haber estado en contacto con ninguna persona enferma por lo que se desconoce el foco del contagio.
El experto ha señalado que el coronavirus de Wuhan, salvo en casos con patologías secundarias o factores de riesgo, cursa de forma leve y se supera con normalidad.

El presidente canario ha recordado que la letalidad de esta enfermedad es menor que la de la gripe común y ha apuntado que la alarma la genera el desconocimiento

Por su parte el presidente canario ha recordado que la letalidad de esta enfermedad es menor que la de la gripe común y ha apuntado que la alarma la genera el desconocimiento.
Torres ha señalado que los tres casos registrados en Canarias son importados (uno de Alemania y dos de Italia) y ha manifestado que las islas son un destino seguro y no supone ningún riesgo.
Se ha referido el presidente canario a las llamadas que ha recibido entre ellas las del Rey Felipe y la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y ha resaltado la capacidad de reacción de la sanidad canaria, como ya se demostró, ha dicho, el pasado 30 de enero cuando se registró el primer caso de coronavirus de Wuhan en un ciudadano alemán que pasaba sus vacaciones en La Gomera.