Advierten del posible cierre por una huelga de todos los centros de salud de Tenerife

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) paralizará a partir del mes de marzo las labores de mantenimiento de la totalidad de Centros de Salud y Urgencia de la isla de Tenerife, tras declararse en el día de hoy un preaviso de huelga con carácter indefinido, por lo que advierte de su posible cierre.

El presidente del sindicato CSIF, César Martínez Araque, "ante la dejadez y despreocupación absoluta mostrada por la empresa CLECE, S.A. en cuanto a regularizar la situación de los trabajadores de la misma", y tras consulta con los delegados en la empresa y los servicios jurídicos del propio sindicato, ha dado el visto bueno a "tal medida de consecuencias directas para la totalidad del pueblo de la isla de Tenerife".

Desde el sindicato CSIF aseguran que se ha intentado en todo momento negociar una vuelta a la legalidad de dichos trabajadores, "mostrando desde hace meses su preocupación y talente negociador con la propia empresa, como con la Gerencia de Atención Primaria de Tenerife y el Servicio Canario de Salud". Ante una falta de respuesta, aunque sea mínimamente positiva, principalmente por parte de CLECE, S.A., y "ante la grave situación existente, es por lo que no ha quedado más remedio que acudir al medio más gravoso posible para arreglar la situación, con la mediación de árbitros justos que solventen la controversia", afirman.

Asimismo, en la mañana de este lunes los servicios jurídicos del sindicato CSIF han presentado un conflicto colectivo ante el Tribunal Laboral Canario para el reconocimiento de la totalidad de trabajadores en cuanto a un plus de peligrosidad, toxicidad y penosidad que aparece recogido en Convenio y que la empresa se niega a abonar, y el pago en su totalidad de las tablas salariales actualizadas, con efectos retroactivos.

Según se ha podido saber desde el propio sindicato, tanto la Gerencia de Atención Primaria como desde el Servicio Canario de Salud del Gobierno de Canarias existen ánimos en solventar el problema, mostrándose a favor de los pedimentos de los trabajadores.