Canarias repunta en agresiones a docentes

El Defensor del Profesor, servicio del sindicato docente ANPE Canarias, ha registrado un repunte de agresiones a docentes en las islas al pasar de 147 en el pasado curso a 168 en el año escolar 2018-2019.

Según los datos de la Memoria de El Defensor del Profesor 2018-2019, presentados por el sindicato, del total de casos registrados 81 tuvieron lugar en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y 87 en la de Las Palmas.
El sindicato ha advertido del aumento de agresiones de familiares a los docentes, con cuatro casos frente a los dos del curso anterior, mientras que en acosos y amenazas se atendieron siete incidentes frente a 5 del pasado año.
Las denuncias de padres se han duplicado con 26 frente a 13 y se detectaron, además, al menos 11 situaciones en las que los docentes fueron presionados para que modificaran las notas de los alumnos.
Del total de casos, 146 tuvieron lugar en centros públicos y once en colegios concertados.
Por etapas educativas, 21 casos se registraron en Infantil, 50 en Primaria, 60 en Secundaria, 26 en Formación Profesional Básica y otros tres en ciclos formativos.
Como ha advertido el Defensor del Profesor en Las Palmas de Gran Canaria, Bernardo Huerga, por cuarto año seguido las nuevas tecnologías “son el medio más usado para agresiones a docentes”, así como “las denuncias infundadas por familias” que, aunque carecen de recorrido legal, "hacen daño".
También ha destacado el aumento de casos en Infantil y cursos iniciales de Primaria, que atribuye al "déficit de psicopedagogos en estas etapas”.

Repunte de denuncias por casos vía Whatsapp y Facebook, con 34 casos frente a los 19 del año pasado

Del mismo modo, ha alertado que la Memoria apunta a “un repunte de denuncias por casos vía Whatsapp y Facebook, con 34 casos frente a los 19 del año pasado", que son "consecuencias del mal uso de redes sociales”.
Como ha indicado Huerga, en FP se detectaron 26 casos frente a 11 del pasado año, unas “cifras dramáticas para el profesorado” y para quienes requieren "más medios”.
La presidenta de ANPE Las Palmas, María Perera, ha hecho hincapié en situaciones “llamativas” vinculadas a las familias y más específicamente a los padres.
“La mayoría de las quejas en el pasado curso y los problemas de conflicto en el centro han sido protagonizadas por los padres”, lo que a su juicio se debe a la falta de colaboración familia-docente.
Ha agregado que “los padres y familias no están del lado del docente, no colaboran con la educación de sus hijos ni hay diálogo fluido de conversación con docente y tutor”-
En su opinión se trata de la consecuencia de "comportamientos recurrentes y malos ejemplos en la familia”, que merman la autonomía del alumno, disfrazan la falta de esfuerzo, justifican conductas que no son correctas.
“Suponen un intervencionismo exagerado de familias en los centros", que interfieren en los ritmos pedagógicos imponiendo los suyos, lo que provoca que el profesor pierda autoridad por completo y su capacidad de imponer disciplina en aula para mantener el orden”. ha añadido.

El Defensor del Profesor prestó asistencia en España en el curso 2017-2018 a 2.174 docentes.

Son casos puntuales

Por su parte, el presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo, ha recordado algunas de las denuncias y solicitudes del colectivo para afrontar este alza en las cifras de agresiones a docentes, y ha recordado que “es un servicio que debería asumir la Consejería de Educación", ya que “aunque no es una cuestión generalizada, son casos puntuales, pero muy graves”.
En lo relativo a las ratios, ha señalado que en Canarias ahora está en "12,2 alumnos por profesor, mientras la media del Estado 11,5" y que "repercute en esta situación".
Además, ha insistido en el aumento de inversión “con el cumplimiento del 5 % del PIB”, que es "una cantinela que se repite cada año" y en la que confía que "se dé un avance".
Como ha recalcado “los docentes quieren el valor que merecen” en su justa medida, por lo que ha hecho “un llamamiento a la familia a la colaboración"
El Defensor del Profesor prestó asistencia en España en el curso 2017-2018 a 2.174 docentes. En todos sus años de existencia, el Defensor del Profesor ha asistido a casi 37.000 profesionales de la enseñanza en el país.