Las mujeres son más longevas que los hombres pero acusan los efectos de la "triple jornada laboral"

Las mujeres son más longevas que los hombres pero acusan los efectos de la triple jornada laboral, las desigualdades de género y el peso de las responsabilidades del cuidado sobre su salud, lo que conlleva una peor salud crónica.

Así lo indica el informe anual ‘Brechas de género 2019’ del Instituto Canario de Igualdad, que constata que las desigualdades entre hombres y mujeres se mantienen en los diversas cuestiones que recoge el documento y que van desde la salud, a la formación, educación, empleo o corresponsabilidad.
La “triple jornada” se refiere al trabajo que desarrollan las mujeres en una jornada laboral externa; otra, el referente las tareas domésticas y de cuidados, y la tercera, el esfuerzo que hacen por mantener las redes afectivas, indica el Instituto Canario de Igualdad en un comunicado.


Las desigualdades salariales están relacionadas con el tipo de rama de actividad, la categoría y nivel profesional

En el ámbito laboral, el estudio refleja que a pesar de que más mujeres que hombres cuentan con estudios universitarios: de Diplomatura (60,98% frente a 39,01%) y Licenciatura, Master o Doctorado (53,35% frente a 46,64%), con una brecha de género media negativa para los hombres de 14,34 puntos porcentuales, “los hombres ganan sistemáticamente más que las mujeres, lo que permite, no solo un poder adquisitivo inmediato superior, sino una generación de pensiones a su vez superior a la de las mujeres”.
“Las desigualdades salariales están relacionadas con el tipo de rama de actividad, la categoría y nivel profesional” pero, sobre todo, viene determinada por “los complementos salariales, sujetos a factores subjetivos y marcado por roles, prejuicios y estereotipos de género”, se indica en la nota.
Otro de las aspectos que aborda el estudio sobre brechas de género es el acceso a los recursos materiales, “se perpetúa el fenómeno de feminización de la pobreza, sin que se modifiquen las causas estructurales de esta brecha: menor tasa de actividad, mayor índice de paro, menor remuneración, menores pensiones, mayores cargas familiares, etc.”.
En términos globales, más mujeres (51,76%) que hombres (48,24%) se encuentran en riesgo de pobreza severa con una brecha de género de 3,52 puntos.


La corresponsabilidad en las tareas del hogar, todavía se aprecia una brecha de género media de 1,46 puntos porcentuales 

En cuanto a la corresponsabilidad en las tareas del hogar, todavía se aprecia una brecha de género media de 1,46 puntos porcentuales y la mayoría de tareas domésticas son asumidas por las mujeres al igual que el cuidado de familiares.
En este sentido, el informe refleja que las mujeres son mayoría entre quienes solicitan excedencia por este motivo y concluye que “la correlación entre excedencia laboral para el cuidado y situación de desigualdad en el mercado laboral, se convierte en un círculo vicioso difícil de romper” que a medio y largo plazo perpetúan la desigualdad de derechos y oportunidades de las mujeres.
Respecto al uso de su tiempo personal, el informe corrobora la tendencia de que los hombres ocupan su tiempo personal con el deporte, el ocio y la política, y las mujeres en la reivindicación de derechos, la solidaridad o el apoyo escolar.