El Gobierno da por finalizada la alerta aunque continúa el aviso naranja para este domingo

El Gobierno de Canarias ha dado por finalizada este sábado la alerta por fuertes lluvias declarada el pasado jueves para los municipios del sur, este y oeste de Tenerife y Gran Canaria, desde las 00.00 y 03.00 horas, respectivamente. Así lo ha comunicado la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, en base a la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), y en aplicación del Plan específico de emergencias de Canarias por riesgos de fenómenos meteorológicos adversos.

Con todo, el Ejecutivo regional ha pedido que se permanezca atentos a los próximos boletines que emita la Dirección General de Seguridad y Emergencias durante esta jornada.

La borrasca que afecta a Canarias ha descargado a lo largo de este viernes más de 40 litros de agua por metro cuadrado en algunos puntos de El Hierro y el sur de Gran Canaria, según informa la Agencia Estatal de Meteorología. Las mayores precipitaciones del día corresponden al depósito de El Pinar, en el sur de El Hierro, con 42 litros por metro cuadrado.

Le siguen las Cuevas del Pinar, en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), con 40,2 litros; el aeropuerto de El Hierro, con 39,6; Valverde, con 39,2; y Las Tirajanas (Gran Canaria), con 33,4. También han caído 29,8 litros por metro cuadrado en el aeropuerto de Gran Canaria; 25,4 en el Alto del Igualero (La Gomera); 24,4 en el Lomo Pedro Alfonso (Gran Canaria); 23,4 en Hermigua (La Gomera); 19,2 en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. De hecho, los diez puntos con mayores precipitaciones de España durante este día se concentran en Canarias.

Este domingo será el momento que se activen a partir de las seis de la mañana los avisos naranja por lluvias y vientos y amarillo por el mal estado de la mar por la llegada de un segundo frente. La agencia estatal espera precipitaciones fuertes y persistentes que no se descarta que puedan ir acompañadas de tormentas ocasionales.

Asimismo, avisa de rachas de viento muy fuerte en medianías y zonas altas de hasta 90 kilómetros por hora en la parte sur, este y oeste de las islas y con acumulados de hasta cien litros por metro cuadrado en las mismas zonas.

Desprendimientos e inundaciones
La llegada de la borrasca que va a afectar a las islas este fin de semana ha provocado desprendimientos, problemas de alcantarillado, averías eléctricas, inundaciones en viviendas y locales e incidencias en varias carreteras del archipiélago, informó el 112.

Las principales incidencias que se han registrado en el Archipiélago con la llegada de las lluvias han sido desprendimientos en El Hierro, La Gomera y Tenerife, además de problemas de alcantarillado en los municipios de Santa Lucía y Agüimes en Gran Canaria y en la zona metropolitana tinerfeña. En esta última isla se han producido además incidencias por la lluvia en carreteras de Santiago de Teide y de La Laguna, en concreto esta última el corte del acceso a Las Chumberas en la autopista del norte TF-5 ante la intensa lluvia. En este lugar ya se ha reanudado el tráfico, según informó la corporación.

También se han registrado contingencias en el tendido eléctrico en Mogán (Gran Canaria) y en Santa Cruz de Tenerife. En esta última capital se ha producido entrada de agua en viviendas en las calles Cambullón, Arabia, Atamán y Maestro Borguño, y también se han registrado inundaciones en algunos bajos de locales de la zona centro, informó el Centro de Coordinación Operativo Municipal (Cecopal) del Ayuntamiento.

Ante la declaración de alerta por la llegada de la borrasca se suspendieron este viernes las actividades al aire libre en la capital tinerfeña, Arona, Arico y Granadilla de Abona, además de los Juegos Máster de Tenerife previstos para el domingo.

Asimismo, las intensas lluvias que cayeron durante toda la tarde en Gran Canaria han provocado el cierre de algunas carreteras, entre ellas la que comunica Agüimes con Ingenio y un paso subterráneo de acceso al aeropuerto, según informa el Cabildo en su cuenta de Twitter. En el caso de la carretera GC-100, el agua ha desencadenado un desprendimiento de tierras que ha bloqueado por completo la vía entre las villas de Ingenio y Agüimes. Las lluvias también han inundado un paso subterráneo de acceso al aeropuerto de Gran Canaria desde la autopista GC-1. El Cabildo precisa que, en ese caso, quienes necesiten acceder al aeropuerto pueden hacerlo cambiando de sentido, por el otro paso subterráneo, que está despejado.

Las precipitaciones también han generado problemas en el barranco de Ojos de Garza, en Telde, donde había varias coches aparcados a pesar de la alerta meteorológica y de los avisos lanzados por las instituciones, debido a los precedentes de años anteriores. Se han registrado además problemas con los alcantarillados de Santa Lucía y Agüimes y el centro de salud de Ingenio se ha visto afectado por una inundación en parte de su instalaciones.