Llevar mascarilla, obligatorio en espacios públicos a partir de este viernes

El Gobierno de Canarias aprobó este jueves un paquete de medidas que incluyen el uso obligatorio de la mascarilla también en espacios abiertos, aunque haya distancia de seguridad; la prohibición de fumar al aire libre si no puede respetarse la separación de seguridad; y la marcha atrás en la regulación del ocio nocturno, para volver a la situación que había el pasado 20 de junio. Estas medidas de seguridad entran en vigor después de haberse registrado en las Islas 102 nuevos positivos este jueves.

En rueda de prensa, Torres ha subrayado que Canarias aún presenta cifras más favorables que el resto de España, con 22 positivos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, la cuarta parte que la media (96 por 100.000), pero su Gobierno está preocupado por los brotes que están surgiendo de reuniones sociales y, en particular, del ocio nocturno, del que procede el más grave.

A partir de este viernes, se establece la obligatoriedad del uso de mascarillas a todas las personas de seis años en adelante. Será obligatorio llevar mascarilla en “la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, o en el que se encuentre abierto al público, con independencia del mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros”.
Además, será obligatorio el uso correcto de la mascarilla, debiendo cubrir, durante todo el tiempo, la nariz y la boca completamente. Asimismo, deberá estar adecuadamente ajustada a la nariz y a la barbilla, de modo que impida la expulsión de secreciones respiratorias al entorno. 

La mascarilla será obligatoria en los establecimientos y servicios de hostelería y restauración, incluidos bares y cafeterías. Solo se excluye la obligación de su uso en el momento de la ingesta de alimentos o bebidas.
En las playas y piscinas solo se excluye la obligación del uso de la mascarilla durante el baño y mientras se permanezca en un espacio determinado, sin desplazarse, y siempre que se pueda garantizar el respeto de la distancia de seguridad interpersonal entre todas las personas usuarias no convivientes. En cualquier caso, será obligatorio el uso de mascarilla en los accesos, desplazamientos y paseos que se realicen en esos espacios e instalaciones. 

En los centros educativos no universitarios no será obligatoria la mascarilla cuando se trate de los grupos de convivencia estable entre escolares y en el resto de grupos escolares, cuando estén sentados en sus pupitres a una distancia de al menos 1,5 metros.
 

La obligación del uso de mascarilla no será exigible en los supuestos previstos en el artículo 6.2 del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria por la COVID-19. Además de esa obligatoriedad, el Consejo de Gobierno, a instancias de la Consejería de Sanidad, recomienda la utilización de mascarilla también en los espacios privados, “tanto abiertos como cerrados, cuando se celebren reuniones de personas procedentes de distintos núcleos de convivencia”.

Restauración

Junto a la anterior medida sobre el uso de la mascarilla, se establecen otras en el ocio y la restauración. En este sentido, se modifica la norma anterior respecto a los aforos en bares y restaurantes pues la ocupación máxima de mesa o agrupación de mesas será de 10 personas, tanto en el interior como en el exterior de los locales. Se mantiene la distancia de separación de 1,5 metros entre las mesas o agrupaciones de mesas, así como en la barra entre clientes o grupos. La ocupación máxima por mesa o agrupación de mesas en interior y exterior será de 10 personas. En todo caso, los establecimientos deberán tener adecuadamente señalizada la mencionada distancia de separación.

Ocio nocturno

Respecto al ocio nocturno, solo se permite aquel que se produzca en espacios abiertos, tipo terraza. Estos locales podrán abrir al público exclusivamente para consumo sentado o de pie y siempre en reservados nominativos. El acceso será mediante grupos de hasta 10 personas de su entorno social o familiar, sentadas o de pie, y el consumo será directamente servido en cada reservado.
En todo caso, el aforo en terrazas al aire libre, discotecas y ocio nocturno será como máximo del 75%. Además, habrá que mantener la distancia interpersonal y el uso de la mascarilla.

Torres ha dicho que le preocupa en especial lo que ha ocurrido con el ocio nocturno, tanto en locales cerrados como en fiestas improvisadas al aire libre donde no se guardaban las medidas de seguridad que se exigen a todo ciudadano en este momento. De los primeros, ha revelado que el brote de más importante de Canarias en estos momentos, con 60 afectados, partió del ocio nocturno de Las Palmas de Gran Canaria, con tres locales involucrados. En ese sector de la hostelería, el Gobierno percibe "tres C" que le inquietan, "cercanía, concurrencia y espacio cerrado", así que ha decidido dar marcha atrás en su regulación.

Desde ahora, vuelve a ser aplicable la regulación del 20 de junio, cuyo artículo 4.2 dispone lo siguiente: "Los locales de discotecas y demás establecimientos de ocio nocturno podrán abrir al público exclusivamente los espacios al aire libre, para consumo sentado en mesa. En todo caso, el aforo en terrazas será del 75% y habrá que mantener la distancia interpersonal o, en su defecto, el uso de mascarilla. No se permiten pistas de baile".

Los jóvenes, en el punto de mira

El presidente ha remarcado en rueda de prensa que el 95 % de los protagonistas de los nuevos brotes detectados en Gran Canaria tienen menos de 30 años y el 85 % de los afectados por los de Tenerife están en esa franja de edad, lo que le ha llevado a dirigirse expresamente a ellos, para apelar a su responsabilidad, para recordarles que la covid-19 también les puede llevar a un hospital y que pueden contagiar a las personas que les rodean y poner en grave peligro sus vidas.

"Vamos a prohibir cualquier acto de aglomeración que conlleve riesgo para las personas, pero de nada sirve no autorizar fiestas patronales y actos festivos si luego se va a la playa, a las azoteas o a lugares recónditos y se comparten las bebidas, se actúa irresponsablemente. Quienes eso hacen se ríen de lo más importante, de la salud y la vida de la gente. Hay que apelar con esta dureza a la responsabilidad individual", ha señalado.

#SOCIEDAD | El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha asegurado que se perseguirá de manera "contundente" a aquellos que organicen fiestas ilegales. ¿Qué te parece esta medida?https://t.co/tMAWjXOqVk

El presidente ha llamado a sus conciudadanos a recordar que Canarias fue una comunidad "modélica" durante el periodo de confinamiento y desescalada y tiene que ser responsable también ahora que se recupera paso a paso la normalidad y se acercan momentos como el del comienzo del nuevo curso escolar. El Gobierno de Canarias, ha continuado Ángel Víctor Torres, quiere que los datos de las islas sigan siendo favorables, por las repercusiones que lo contrario tendría sobre la salud de sus ciudadanos y sobre su economía y su mercado laboral, pero sabe que el riesgo de que se produzcan contagios todavía "existe".

Ese es el motivo que le ha llevado a celebrar una reunión extraordinaria el pasado jueves y a adoptar "medidas contundentes", ha añadido el presidente, antes de precisar que seguirán la evolución de los indicadores para reforzar las precauciones o aliviarlas.

El Ejecutivo se prepara además para proteger más, si fuera necesario, a las personas más vulnerables, como los mayores, con medidas como volver a someter a pruebas PCR a todos los usuarios y empleados de las residencias de ancianos, para tener datos actualizados sobre su situación.

Respecto al curso escolar, Torres ha señalado que Canarias está pendiente de que se celebre una reunión con todas las comunidades autónomas para coordinar medidas, pero sigue pensando en un curso preferiblemente "presencial", siempre que la situación lo permita.