Las fuertes lluvias dejan cortes eléctricos en Canarias

La lluvia caída durante la tarde noche de ayer ha provocado cortes en el suministro eléctrico en varios municipios de Gran Canaria y Tenerife, según ha informado hoy el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno canario.

Las fuentes del Centro Coordinador de Emergencias han indicado que los problemas en el suministro eléctrico han sido los más reseñables a causa de la lluvia registrada ayer en las islas de Gran Canaria y Tenerife entre las 19.00 y las 23.00 horas.

Como consecuencia de la lluvia también se produjeron incidencias por el rebosamiento del alcantarillado y desprendimientos de piedras en carreteras de las dos islas capitalinas, si bien no hubo que proceder al corte de estas vías.

Así mismo, se registraron pequeñas inundaciones, sobre todo en la capital grancanaria y en el área metropolitana de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna y en el Valle de La Orotava.

Entre las mayores precipitaciones de España
Las lluvias que ha traído consigo el paso de la borrasca "Ana" por Canarias dejaron ayer casi 60 litros por metro cuadrado en La Laguna (Tenerife) y 41 en Teror (Gran Canaria), según la Agencia Estatal de Meteorología.

Los 59,6 litros por metro cuadrado recogidos ayer en el Llano de los Loros, en La Laguna, figuran, de hecho, entre las mayores precipitaciones registradas ayer en España, solo superadas por tres localidades de Huesga, una de Cáceres y otra de Cantabria, todas ellas por encima de los 65 litros por metro cuadrado.

Tras La Laguna, las mayores precipitaciones de ayer en Canarias correspondieron a Teror (Gran Canaria), con 41,6 litros/m2; La Victoria de Acentejo (Tenerife), con 40,4; Izaña (Tenerife), con 37,4; y Valleseco (Gran Canaria), con 35,4. 

El Cabildo de Gran Canaria trabaja en los desprendimientos

Según un comunicado emitido por la corporación insular, Gran Canaria sufrió esta madrugada diversidad de desprendimientos por las lluvias en los que no ha dejado de trabajar el personal del Cabildo de Gran Canaria para la retirada del material caído, piedras, tierra y barreras de seguridad.

La única vía que permanece cerrada al tráfico es el acceso a la finca de Tirma desde la carretera de La Aldea (GC-200), donde los operarios de Carreteras continúan con las labores de limpieza. En la misma carretera, pero en la zona del Roque Faneque, se produjo otro derrumbe que afectó a varias barreras de seguridad aunque la carretera está abierta al tráfico y señalizada.

Image

Carretera de acceso a Tirma | CEDIDA

Además, en la carretera del Cenobio de Valerón (GC-291) otros retenes trabajan en la retirada de piedras, y en la carretera del Norte (GC-2), en las inmediaciones de la granja agrícola del Cabildo en sentido Las Palmas de Gran Canaria, retiraron una enorme piedra caída en la calzada.

En la carretera de Guía a Moya (GC-700) ya han retirado el material que también afectó a la barrera de seguridad aunque está abierta al tráfico y señalizada.

Los perfiles de Facebook y Twitter del Cabildo de Gran Canaria @GranCanariaCab y el temático de la Consejería de Obras Públicas @CarreterasGC informarán de cualquier incidencia por las lluvias y del desarrollo de los trabajos para que las vías terminen de volver a la normalidad.