Las empresarias de Tenerife piden a la sociedad que no sea "cómplice del alarmismo" ante el coronavirus

El motor de Canarias es la actividad turística y desde la Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales Charter 100- BPW Tenerife piden "objetividad en el tratamiento de la información sobre el coronavirus y una actitud responsable y no alarmista por parte de todos" porque esta "histeria colectiva" puede provocar un "importante freno económico y pérdida de empleo". 

La presidenta de este lobby empresarial femenino, Sonia García Fariña, señala que el compromiso del Gobierno de Canarias, las patronales y sindicatos de "conjurarse contra este virus para que no afecte al empleo", debe trasladarse también a toda la sociedad canaria que debe actuar con "cordura y responsabilidad en las informaciones que filtra en redes sociales y a través de sus propios whatssApp". 

García Fariña añade que "los tinerfeños no podemos convertirnos en cómplices del alarmismo que se está generando" a este respecto. Asegura que "Canarias es un destino sanitariamente seguro" y que el riesgo para la salud que presenta para el común de los ciudadanos una enfermedad "con bajísima tasa de mortalidad, puede hacer un daño importante a una industria como la turística que genera más de 340.000 puestos de trabajo, el 40% del empleo total regional, donde hay una fuerza laboral femenina muy importante, además de contribuir al 35% de la economía de las Islas".

Por otra parte, Arantxa Artal Díaz, bióloga con más de 35 años de experiencia laboral y socia de Charter 100-BPW Tenerife, recuerda que "el COVID-19 aunque es una especie nueva dentro de la familia de los coronavirus, se comporta de forma similar a otros microorganismos que provocan la gripe y afecciones similares por lo que hay mucho camino recorrido en este campo de investigación".

"Canarias es un destino sanitariamente seguro" y que el riesgo para la salud que presenta para el común de los ciudadanos una enfermedad "con bajísima tasa de mortalidad, puede hacer un daño importante a una industria como la turística que genera más de 340.000 puestos de trabajo, el 40% del empleo total regional, donde hay una fuerza laboral femenina muy importante, además de contribuir al 35% de la economía de las Islas"

Artal señala, además, que "la mayor diferencia entre uno y los otros es que la velocidad de transmisión del COVID-19 es mayor (de dos a tres personas frente a 1 o dos en el caso de la gripe común) y es por eso que cuanto más se acoten los contagios antes lograremos controlarlo". 

En su opinión "la alarma que se ha creado con este tema es más fruto del sensacionalismo que de la realidad". "El coronavirus NO MATA, puede contribuir a empeorar situaciones comprometidas por otro tipo de enfermedades en personas inmunodeprimidas o con enfermedades crónicas previas, pero en el resto de los individuos cursa incluso con síntomas muy leves y, en muchos casos, con asintomatología total". 

 Asegura que "hay muy pocos niños contagiados porque su sistema inmunológico responde mejor que el de los adultos. Nuestro organismo está perfectamente capacitado para reaccionar frente a infecciones como esta y, de hecho, lo estamos viendo continuamente en las personas infectadas que en su mayoría sólo tienen algo de tos (seca, a diferencia de la gripe común que suele ser productiva) y fiebre". 

 Por último, Artal Diez indica que "creo sinceramente que en países como el nuestro con una sanidad envidiable y con los protocolos que se han activado, esta "epidemia" no tendrá mayores consecuencias". 

 El lavado de manos frecuente es la única medida preventiva efectiva para prevenir los contagios pero si aun así nos contagiamos, reposo, líquido y tranquilidad".