Las aerolíneas deben devolver el dinero tras las cancelaciones de los vuelos desde Italia

Las aerolíneas tienen la obligación de devolver el precio de los billetes a quienes no puedan volar de Italia a España tras la decisión del Gobierno de este martes, pero los pasajeros no deben cancelar el viaje por su cuenta sino que deben esperar a que la línea aérea les comunique la suspensión.

El Gobierno ha acordado este martes suspender todos los vuelos procedentes de Italia y con destino a los aeropuertos españoles para evitar la proliferación del coronavirus dado que el país transalpino es la principal fuente de contagio.

Cada día aterrizan en los aeropuertos españoles alrededor de un centenar de vuelos procedentes de Italia, según datos del gestor aeroportuario Aena, con lo que en los 15 días de suspensión de los vuelos podrían sumar unos 1.500 vuelos y afectar a un mínimo de entre 150.000 personas y 200.000 personas.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que los pasajeros tienen derecho a que les reembolsen el importe del billete o a que les ofrezcan un billete para otra fecha que los clientes elijan.

La opción que no tiene lugar, dado que la suspensión de los vuelos se produce por una causa extraordinaria, es la indemnización.

Turistas españoles en Italia están pidiendo información sobre cómo regresar. Presidente @sanchezcastejon, es una de las medidas que el Gobierno debe solucionar de forma urgente. https://t.co/mprqLYoqtg

Según el portal reclamador.es, las aerolíneas afectadas tienen la obligación de reembolsar a sus clientes el precio del billete, aunque no el resto de los gastos que se puedan originar, puesto que se trata de un supuesto de fuerza mayor.

No obstante, en el caso de los viajeros que estén fuera de su domicilio habitual, las aerolíneas si tendrán que cubrir los gastos de alojamiento del pasajero si se ve obligado a utilizar un hotel cercano para pasar la noche y los de traslados al aeropuerto.

Reclamador.es recomienda a todos los pasajeros afectados por esta medida que no cancelen sus vuelos y esperen siempre a que la aerolínea les contacte para comunicarle la suspensión del viaje.

Por su parte, la OCU defiende que los viajeros que cancelaron antes de la suspensión también tengan derecho a reclamar el importe del billete o el cambio por otro para otra fecha.