La ‘vuelta al cole’, desde julio

Se acerca la última semana de agosto, lo que para muchos escolares casi significa el fin de las vacaciones -si bien los colegios empiezan ya entrado septiembre-. Sin embargo, para quien realmente empieza el nuevo curso con anterioridad es a los padres, encargados cada año de preparar el material escolar para sus hijos de cara al nuevo ciclo.

 

“Hay padres que desde julio están haciendo las compras. Es verdad que cada año se organizan mejor para evitar el colapso de septiembre”. Quien lo expresa es Loli Gómez, una de las dueñas de la emblemática librería Favego, que abrió recientemente su cuarto establecimiento en Tenerife.

Entre los elementos escolares necesarios para afrontar el curso, Loli confirma que lo que más se requiere “es el material fungible, que es lo que los niños utilizan desde principio de curso, como lápices, ceras, rotuladores y libretas. Después los materiales que los profesores de los colegios requieren que el niño tenga para el trimestre o para todo el curso”, aclara la copropietaria de la empresa familiar de casi 60 años al servicio de los escolares.
Image

Loli Gómez lleva desde los 18 años en Favego | ATLÁNTICOHOY

Durante las dos últimas décadas varios son los planes de estudios que se han implantado en nuestro país, pero no parece que eso modifique los hábitos de compra del material. “Realmente siempre se vende más o menos el mismo producto. Lo que cambia es que se compra el último producto nuevo porque es algo novedoso, como las ceras, que hoy en día son acuarelables. Lo que se compra hoy tiene más prestaciones”, analiza Loli.

“El libro de texto ha bajado un poco, pero yo creo que nunca va a desaparecer, porque donde haya un papel y un escrito, por mucha tecnología que exista, siempre estará ese libro”

Quien sí puede estar afectando a estas papelerías/librerías de material escolar es una competencia muy directa, aunque Loli Gómez se muestra tranquila. Se trata de la introducción de la tecnología en las aulas. “El libro de texto ha bajado un poco, pero yo creo que nunca va a desaparecer, porque donde haya un papel y un escrito, por mucha tecnología que exista, siempre estará ese libro”, resalta. “Sí es verdad que hay unos pocos colegios en Canarias que han apostado por este sistema como novedad, pero en Estados Unidos, por ejemplo, que se aplicó hace bastantes años, han vuelto otra vez al libro, porque nunca podrá ser sustituido por una pantalla y un sistema electrónico. No se memoriza igual y eso está demostrado con psicólogos infantiles”, afirma la veterana librera con 45 años de profesión. “Sustituir al libro yo creo que nunca será. El placer de las hojas, el olor del papel y, sobretodo, que el niño memoriza con más rapidez con un cuaderno que con pantalla digital”, añade. 
Image

Operación 'Vuelta al Cole' | ATLÁNTICOHOY



El otro punto de vista

En el lado opuesto del mostrador se encuentran los padres de los niños que anualmente deben hacer la compra para a ‘vuelta al cole’. Eusebio Dorta es el presidente de la Federación Insular Tinerfeña de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Fitapa) y expresa a AtlánticoHoy su manera de ver la entrada de la tecnología. 

“El cambio digital está ahí. Hay incluso un colegio en Tenerife pionero que lleva haciendo eso diez años con ‘tablets’, que está en la zona metropolitana. Ahora bien, hay una cosa que está clara, hasta que la sociedad no vaya cambiando tiene que ser un complemento paulatino. Los niños son más digitales y les es mucho más interesante leer de una tablet que de un libro y también influye en el peso de las mochilas porque en una tablet iría todo”, argumenta. “Sería solo un desembolso en un año que sirve para tres o cuatro, porque lo digital es más económico”, añade bajo su punto de vista.
Image

Los padres afrontan su gasto anual en material escolar | FITAPA

Y es que Eusebio sostiene que “para las familias siempre existe la cuesta de septiembre más que la cuesta de enero, porque desde el principio de verano estamos pidiendo el dictado de material del año siguiente para poder irlo pagando a plazos en los tres meses y recogerlo en septiembre”
Rondando los 400 euros de media en gastos, según la OCU, el presidente de Fitapa reconoce que “ya vamos saliendo un poco de la crisis y los bolsillos de las familias ya se están recuperando, pero sí hemos pasado unos años donde muchas familias su paga se le equiparaba casi al gasto de septiembre”.

“Para las familias siempre existe la cuesta de septiembre más que la cuesta de enero"

Por otro lado, Dorta se muestra satisfecho por el número de oferta pública que hay en la enseñanza de Canarias. “Tenemos la suerte de tener mucha educación pública, que conlleva un coste menor, pero está claro que hay un desembolso inicial. A instancia nuestra las consejerías han tomado nota y se han empezado con la ayuda de libros”.
Tanto empresas de venta del material, como los clientes de las mismas, son actores protagonistas en una época del año necesaria e importante para la formación de los niños. Con ofertas y promociones especiales de verano para acercar a la sociedad los mejores productos, tiendas como Favego buscan que los niños  puedan disfrutar de un material de calidad y el máximo tiempo posible. El abanico de la oferta es amplia y los padres tienen donde elegir a distintos precios proporcional a la calidad del producto. Al final lo importante es encontrar el equilibrio, pero siempre pensando en lo más importante, los pequeños y su futuro formativo.