Justicia revisará los protocolos de intervención ante delitos sexuales

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha avanzado que se va a poner ya en marcha un plan de guardias de 24 horas para los médicos forenses dependientes de su departamento y que se revisarán con carácter urgente los protocolos de intervención en casos de violencia sexual.

Campo ha anunciado estas medidas al presentar ante la Comisión de Justicia del Congreso su programa para esta legislatura, centrado en el plan Justicia 2030 para modernizar el sistema y acercarlo a la ciudadanía.

Aunque en su intervención inicial no ha hecho referencia a la anunciada reforma del Código Penal, sí ha abogado por situar a las víctimas en el centro de sus planes, ha prometido reforzar y potenciar las oficinas de asistencia a las víctimas del delito existentes y ha subrayado su compromiso con el pacto de Estado contra la violencia de género y el Convenio de Estambul.

Además del programa de guardias forenses, ha destacado la revisión de los planes de intervención ante los delitos de sexuales. "Las mujeres que han sido agredidas sexualmente no pueden esperar y tenemos que ponerlas en el centro del diseño del sistema", ha recalcado.

Campo, que ha recordado también el anteproyecto de ley orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia, iniciativa conjunta de Justicia y Sanidad que espera "culminar pronto", ha avanzado asimismo su apuesta por que los fondos de la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA) provenientes de delitos y la ejecución de sentencias reviertan en la sociedad civil.

Su objetivo es que de esos fondos recuperados puedan beneficiarse también las ONG que trabajen en la asistencia a víctimas del delito, para lo que se pondrá en marcha un programa de subvenciones para "devolver a la sociedad civil parte de lo sustraído por actividades criminales".

Desde hoy @Jccampm ocupa la cartera de Justicia en el Gobierno de España. 
👉🏻 Aquí podéis conocer algunos detalles de su biografía y trayectoria

La reforma del Código Penal para revisar la reincidencia en la violencia de género 

La reforma del Código Penal para revisar la reincidencia en la violencia de género y para imponer prohibiciones en caso del quebrantamiento de la condena por parte de los agresores o posibilitar a los jóvenes el cambio de apellidos para quitarse el del maltratador son algunas de las medidas que requieren la implicación del Parlamento y en las que no se ha avanzado.

Pero son muchas las que se ha iniciado el camino pero no han llegado aún a término, como prohibir a los menores las visitas a la cárcel a su padre cuando ha sido condenado por violencia de género y suspender el régimen de visitas cuando un niño hubiera presenciado o sufrido manifestaciones de violencia. 

📹El ministro ha asegurado que su primer objetivo es afianzar un auténtico servicio público de Justicia que responda a las necesidades de los ciudadanos. Lo hará basándose en la Carta de los Derechos de los Ciudadanos ante la Justicia de 2002
¿Quieres saber qué dice esa Carta?👇 pic.twitter.com/Za5OzJwQRa

Ampliar el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia sobre la mujer

Además, el Pacto prevé suprimir las atenuantes de confesión y de reparación del daño, tipificar mejor los delitos en el ámbito digital y ampliar el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia sobre la mujer, como establece el Convenio de Estambul. 

El Pacto obliga a impulsar una ley contra la trata con fines de explotación sexual, un ámbito en el que PSOE y Unidas Podemos coinciden, si bien el asunto de la prohibición de la prostitución cuenta con el respaldo de los socialistas, pero no con una postura clara dentro de la formación morada. 

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género nació en 2005, en el marco de la ley integral aprobada en 2004, con el cometido de aunar y coordinar a todos los agentes implicados.