Sindicato de enfermería: Canarias tiene problemas hospitalarios por la gripe

El Sindicato de Enfermería Satse ha asegurado este jueves que once comunidades autónomas tienen "problemas de saturación y colapso", entre ellas Canarias, al no contar con los recursos necesarios tanto humanos como materiales para hacer frente a la creciente demanda de pacientes por la gripe.

En concreto, Satse asegura en el comunicado que ya se han registrado problemas en los hospitales en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) y en el Hospital Insular de Gran Canaria; en los de Son Llàtzer y Can Misses, en Baleares; en el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga; en el Complejo Hospitalario de Toledo, y en el Hospital San Pedro, en La Rioja.
En la Comunidad Valenciana, los hospitales en los que Satse afirma que hay problemas son el de Elda; el Hospital General de Alicante; el Hospital de la Ribera, y el Hospital Arnau de Vilanova; mientras que en Asturias son en las Urgencias del Hospital de Cabueñes; el Valle del Nalón; el Álvarez-Buylla y el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).
Varios centros hospitalarios de Galicia también se han visto afectados en días pasados, prosigue Satse, como el de Lugo; el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela; el Montecelo; el da Costa, y el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).
En el caso de Aragón, los problemas se han producido en el Hospital San Jorge; el Hospital Universitario Miguel Servet, y en el Royo Villlanova, mientras que en Madrid han sido en el Hospital 12 de Octubre; el Gregorio Marañón y el de La Paz, y en Extremadura, en el Hospital Universitario de Cáceres.
Estas situaciones, señala Satse, se producen a pesar de su reiterada advertencia a las diferentes administraciones sanitarias de que la llegada de la gripe conlleva siempre la necesidad de reforzar las plantillas de personal de enfermería y aumentar otros recursos.
Se trata de "evitar pacientes en camillas y sillas de ruedas por los pasillos, esperas de resultados superiores a las 48 horas y profesionales absolutamente desbordados".