"Si la Ley no se ha cumplido a rajatabla es porque ha habido muy poco régimen sancionador"

El 4 de diciembre de 2017 todos los edificios, tanto públicos como privados, deberán ser accesibles. Así lo establece el Real Decreto 1/2013, en el que se recoge la obligatoriedad de eliminar las barreras arquitectónicas de las edificaciones antes de esta fecha. Sin embargo, a menos de un mes para que expire el plazo, en la mayoría de comunidades autónomas no se ha cumplido.

Asociaciones como Facua-Consumidores en Acción instan a los ayuntamientos de toda España a "tomarse en serio la eliminación de barreras arquitectónicas y a adoptar medidas urgentes para acabar con ellas", a la vez que alertan de que ya "no existe posibilidad alguna de que las diferentes administraciones cumplan, en su conjunto, el mandato de la Ley General de Derechos de Personas con Discapacidad". ¿Ha logrado Canarias cumplir con lo establecido en la legalidad?

"Ha habido cambios, pero no a la velocidad que hubiéramos querido". Así opina el asesor de la consultora en accesibilidad universal y supresión de barreras físicas, urbanísticas, arquitectónicas, la movilidad y la comunicación Adaptecnia, Antonio Rodríguez Lorenzo, quien es, a su vez, ingeniero y representante español en diferentes foros y proyectos europeos (Area experta I+D y Ayudas Técnicas, Red Europea de Vida independiente, entre otros).

Image
Antonio Rodríguez | LINKEDIN

Este experto ha explicado a AtlánticoHoy que "el plazo para eliminar las barreras arquitectónicas dado por el Gobierno central no ha sido corto". "No es solo ese plazo, sino que llevamos 17 años con esto", subraya. En su opinión, si la Ley no se ha cumplido a rajatabla es porque "ha habido muy poco régimen sancionador o medidas coercitivas" y que se trata de una ley que "tiende a aplicarse poco y a sancionarse menos".

"Para mí, que voy en silla de ruedas, este es un asunto muy importante, más que para otra persona que no la usa", explica Rodríguez. "Una persona sin problemas de movilidad va al cine y no tiene que preocuparse de hay escalera o ascensor, o de quién te ayuda a subir hasta el asiento, o si debes ver la película en primera fila. Si voy contigo a un restaurante, me debo preocupar de si tiene baño adaptado", expone. 

Así, mantiene que el hecho de que la Ley obligue ya a que todo esto se haga efectivo como plazo límite el 4 de diciembre de 2017 para los colectivos de personas con discapacidad "es muy importante". "Debemos tomarnos más en serio este tema porque no solo me afecta a mí, sino que nos va a afectar a todos", recuerda. 

Image

Ejemplo de rampa mal diseñada | CEDIDA


Labor insuficiente

Facua insiste en que, en cuatro años, desde la aprobación de la Ley y hasta la finalización del plazo previsto en su Disposición Transitoria Tercera, "se debería haber hecho mucho más" por acabar con las barreras arquitectónicas de lo que realmente se ha hecho, "a la vista de la cantidad de barreras que aún existen en casi todas las ciudades".

El principal objetivo de la norma era conseguir que todas las edificaciones contaran con la condición indispensable de accesibilidad universal, interviniendo no solo en los edificios, sino también en los entornos. Y ese objetivo "está muy lejos de haberse conseguido".

Lo mismo defiende el arquitecto de la consultora en accesibilidad universal Adaptecnia, presidente del Cluster de Construcción Sostenible y miembro de la Junta del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias, Besay García, quien opina que en su cumplimiento "vamos muy lentos", lo que también puede extenderse, en general, al resto de comunidades autónomas, "ya sea en el ámbito público o en lo privado".

Ahora que se acerca el fin del plazo reconoce percibir "más movimiento" por adecuarse a la Ley, aunque insiste en que también nota "más concienciación". "Se ve más la preocupación en el sector", admite. Mantiene también que "los políticos sí intentan estar al día". "Existe esa preocupación y nos consultan muchas veces", explica este experto que defiende que "hay que priorizar actuaciones y no poner parches sin ton ni son".

Rodríguez se muestra igual de tajante al respecto. "Si yo fuera del Colegio de Arquitectos o de Urbanismo, no dejaría hacer un edificio sin un hueco al menos para ubicar más tarde el ascensor. Es un tema de sentido común".

 

Image

Obstáculos que dificultan la movilidad | CEDIDA

Casos de éxito
Besay García mantiene que existen "casos de éxito", por ejemplo, en el sur de Tenerife, con paseos adaptados, además de edificios públicos como los Juzgados de La Laguna, diversos hoteles, etc., sin olvidar edificios y proyectos de obras de referencia.

Antonio Rodríguez matiza que, aunque es cierto que Arona y el sur de Tenerife "están muy adaptados", también es verdad que se trata de un municipio "más plano que otros como Puerto de la Cruz, por ejemplo". Lo mismo sucede en Fuerteventura, "que es toda llana, mientras La Palma es al contrario, todo cuestas". "La orografía es importante, pero más lo es el respeto a los derechos de los demás. Es un tema de derechos humanos", subraya Rodríguez.

Ambos señalan la importancia de la labor de entidades como la Sociedad Insular para la Promoción de las personas con discapacidad Sinpromi, que asesora a las entidades públicas y usuarios. "Realiza un gran trabajo, colaboramos mutuamente y vamos en sintonía", explican.

Concienciación
A juicio de estos expertos, se trata de "un tema de concienciación, de sensibilidad y de legislación". "Tenemos una ley muy potente que no se respeta, y nosotros, como profesionales de este tema, no vamos con el palo por delante, sino que recomendamos a la ciudad medidas como el número de taxis adapatados suficiente, porque en el taxi y el baño adapatados tú también entras". Insisten en que se trata de servicios "que mejoran el conjunto general de la calidad de vida de todo el mundo". "Cuando seamos mayores nos daremos cuenta de esto, o si tenemos una pierna escayolada", recuerdan.

Los miembros de Adaptecnia defienden que "convivimos en un mundo que deberá facilitar nuestra autonomía, desarrollo y calidad de vida con independencia de los impedimentos de toda índole que nos limiten, por causas coyunturales o simplemente de edad avanzada, debiendo actuar con políticas y prácticas basadas en accesibilidad, sostenibilidad, seguridad y equidad como principios inspiradores del que tiene que ser el modelo a alcanzar hacia entornos adaptados". 
"La accesibilidad se asocia a menudo con las directrices establecidas en nuestros reglamentos de construcción. Pero la concepción de medidas en accesibilidad exige además de la aplicación de la norma, el conocimiento y la comprensión adecuada de las necesidades de los usuarios con diversidad funcional", añaden desde esta consultora en accesibilidad universal.

Antonio Rodríguez añade que entre las personas más concienciadas en materia de barreras arquitectónicas están las madres que acaban de dar a luz por el tema de los carritos. "Aunque ahora no te afecte o no te preocupe la accesibilidad universal, 30 años más tarde puedes necesitar una silla de ruedas, o tu madre, o tu abuela, y entonces vas a entender todo ese problema". "Es un tema que nos va a afectar a todos a la larga, sobre todo con la esperanza de vida cada vez más larga", exponen.

"Tenemos casos flagrantes de quienes no se han preocupado, que nos dicen que no ponen rampas porque aquí no vienen personas con movilidad reducida, cuando no vienen precisamente porque no hay rampas", denuncia Antonio Rodríguez. "Tiene que ver con el respeto ilimitado hacia los derechos de los demás"

"El artículo 1 de la norma señala que esta ley tiene por objeto garantizar el derecho a la igualdad de oportunidades y de trato, así como el ejercicio real y efectivo de derechos por parte de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones respecto del resto de ciudadanos y ciudadanas, a través de la promoción de la autonomía personal, de la accesibilidad universal, del acceso al empleo, de la inclusión en la comunidad y la vida independiente y de la erradicación de toda forma de discriminación"

Para el asesor de Adaptecnia, el transporte público tampoco cumple estrictamente lo establecido o recomendable. "En Santa Cruz de Tenerife nos corresponden 12 taxis adaptados pero
actualmente hay cinco, y por la noche no es posible encontrar uno. En el siglo XXI el transporte público aún no está adaptado y todavía existen sitios de relevancia no adaptados en los que no podemos entrar".

En conclusión, mantiene que en Canarias "estamos mejor en parte". "Mejor que otros países, pero peor que otros pues aún tenemos que pedir ayuda para ir al cine o entrar a ciertos sitios". "Las grandes superficies están adaptadas a los carritos, no a las
personas con movilidad reducida. Por eso, los baños no lo están", denuncia.

Sobre lo que pasará después del 4 de diciembre, el asesor afirma que "No sé si habrá prórroga". "Ya ha habido mucho tiempo", señala Rodríguez, quien recuerda que "ya llevamos trabajando para Canadá 20 años los trenes adaptados, pero nosotros nos hemos dado hasta 2017 como país para poder ser adaptados".

"Nosotros decimos: si no entro, no existo. Porque si no entro a esa reunión, ni se oye mi criterio ni mis problemas, ni se entiende mi punto de vista, es un tema global", subraya.

Movilizaciones en 35 ciudades

Facua comparte la preocupación de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) y se une a su llamamiento a participar este martes, 7 de noviembre, en las concentraciones que se celebrarán de manera simultánea en un total de 35 ciudades españolas a partir de las 11 de la mañana.

El objetivo de la movilización es poner en conocimiento de la sociedad los problemas que supone no tener garantizada la accesibilidad universal y reivindicar la puesta en marcha de medidas urgentes para eliminar las muchas barreras arquitectónicas que aún hoy existen, y que vulneran los derechos y las libertades de las personas con discapacidad, al no permitirles tener una vida independiente.