"Estamos en un tiempo nuevo que exige una política nueva"

"Estamos en uno de esos momentos en que los historiadores, a posteriori, hablan de un 'parteaguas' en la historia. Cuando se produce un cambio radical en las estructuras económicas y sociales, en el estado del mundo, que obliga a actualizar y adaptar las instituciones. En resumen: estamos en un tiempo nuevo que exige una política nueva". Así describe el exministro de Exteriores y diputado del Partido Popular, José Manuel García Margallo, el momento político actual que atraviesa España, una situación que "requiere un gran entendimiento entre grandes partidos políticos, pues esto no lo puede hacer un solo partido". 

García Margallo, acompañado del exdiputado socialista Eduardo Madina Muñoz, ofrecerá algunas de las claves fundamentales para comprender el actual escenario
político durante el encuentro-coloquio 'España hoy y en el futuro: Constitución, democracia y autonomía', que AtlánticoHoy organiza este martes 23 de enero, a las 19:30 horas, en el Club Oliver de Santa Cruz de Tenerife. 

El encuentro será moderado por María Rozman, periodista tinerfeña ganadora de un Premio Emmy de la Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias de Estados Unidos y directora de noticias de Telemundo Washington DC.

Image

Cartel del próximo Encuentro-Coloquio organizado por AtlánticoHoy | AH


Tiempo de reformas

"Entramos en un tiempo de reformas que exige visionar con claridad hacia dónde se quiere ir y tener determinación para hacerlo. Los tiempos han cambiado, las soluciones anteriores no sirven", subraya José Manuel García Margallo con respecto a la actual situación política que vive el país. 

A su juicio, en este momento España se enfrenta a cuatro crisis principales que pueden dividirse en crisis sociológica, política, territorial y de eficacia. 

En primer lugar, la crisis sociológica afecta a quienes consideran que se han quedado "en los tiempos de la recesión económica" pues la recuperación  "no ha llegado a sus bolsillos". "Los salarios han perdido poder adquisitivo en el último año. La participación de los salarios en la Renta Nacional ha disminuido y existe un temor generalizado a que las pensiones no puedan mantener el poder adquisitivo", expone.

Por otro lado, el experto señala la existencia de una "crisis política de primera magnitud", que se ha traducido en que en España "ya no haya bipartidismo". "Existen, como mínimo, cuatro partidos que van a tener un rol importante en la definición de los proyectos del futuro. Asimismo, dentro del centro-derecha se está procediendo a una reconfiguración totalmente inédita".

"Los tiempos han cambiado, las soluciones anteriores no sirven. Entramos en un tiempo de reformas que exige visionar con claridad hacia dónde se quiere ir y tener determinación para hacerlo"

García-Margallo añade que a estas crisis sociológica y política se les une la crisis de eficacia: "A España y a Europa les piden que se resuelvan los grandes problemas pendientes, los grandes proyectos de futuro", recalca el exministro, quien matiza que "no basta con decir que el modelo de la Seguridad Social basado en cotizaciones no es sostenible si disminuye la natalidad y aumenta la esperanza de vida. Hay que buscar un modelo completo para solucionar los problemas", subraya. 

Por último, el experto señala la existencia de una crisis territorial que, "después de un referéndum ilegal y unas elecciones perfectamente legales, y con gran participación, dan una sensación de empate. Los independentistas son perfectamente conscientes de que 'el proceso' ha muerto, que una declaración de independencia no es factible", remarca.

Diálogo de sordos
El político popular recuerda que el independentismo "tiene más o menos el mismo porcentaje de votos que tenía en 2015", por lo que "o modificamos la actitud de los dos bandos o vamos a seguir en un diálogo de sordos que va a mantener y perpetuar la inestabilidad económica y social, la fractura de la sociedad catalana y el divorcio de los dos millones de independentistas con el resto de la opinión pública española".

A su juicio, el 'tema de Cataluña' es, ante todo, "una cuestión española que se juega en Cataluña". La misma "tiene que ver con la actualización de las instituciones, el reconocimiento a nuevas libertades políticas para asegurar la transparencia y la buena gobernancia, el reconocimiento a nuevas libertades económicas como la igualdad, el acceso al trabajo digno, etc. Son cosas que afectan a toda España", recuerda. 

Apuesta, entonces, por delimitar las competencias de las comunidades autónomas para que sean "mucho más claras, para evitar así el conflicto permanente y la judicialización de la vida política que está enturbiando la convivencia", entre otras soluciones.

"O modificamos la actitud de los dos bandos o vamos a seguir en un diálogo de sordos que va a mantener y perpetuar la inestabilidad económica y social, la fractura de la sociedad catalana y el divorcio de los dos millones de independentistas con el resto de la opinión pública española"

Recuerda, por ejemplo, el caso de Irlanda, que tuvo "una reflexión mucho más importante que España". Según defiende, Irlanda invirtió sus fondos estructurales en capital humano, más que en inversiones físicas, siendo el país que "más se ha acercado a los Estados Unidos como punto de referencia, partiendo desde un punto de vista más bajo". 
"Nosotros tenemos que hacer algo muy similar a eso", afirma Margallo, lo que implica, en su opinión, "aumentar la productividad para tener unos salarios infinitamente más dignos que, entre otras cosas, nos posibilitarán la estabilidad de las fianzas del sistema del Estado del bienestar". "Cuanto más altos sean los salarios, más altas serán las cotizaciones de los impuestos y, por tanto, menos problemas de sostenibilidad habrá", declara. 
"Todos estos son cambios que hay que abordar. Si usted quiere tener un modelo económico, un sistema económico que se base en salarios dignos y no en los que tenemos ahora, eso requiere un aumento de la productividad. Sin aumentar los salarios ni aumentar la productividad se pierde competitividad, y en el mundo globalizado no es posible", concluye.

Breve biografía de José Manuel García Margallo

José Manuel García Margallo (Madrid, 13 de agosto de 1944)​ es un político español, miembro del Partido Popular. 

  • Inicios: Comenzó su andadura política muy joven en las Juventudes Monárquicas Españolas (JUME) en 1960. Durante la Transición Española, fue miembro fundador de la Fundación de Estudios Independientes (FEDISA), del Partido Popular de José María de Areilza y Pío Cabanillas (1976) y, posteriormente, de la Unión de Centro Democrático (UCD) (1977).
  • Algunos de sus cargos más importantes: Fue ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Gobierno de España desde el 22 de diciembre de 2011 hasta el 4 de noviembre de 2016, aunque desde el 20 de diciembre de 2015 lo hizo en calidad de ministro en funciones.  Previamente, García-Margallo fue miembro del Parlamento Europeo, donde desempeñó el cargo de vicepresidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios desde 1999.
  • Condecoraciones: Ha sido condecorado con la Gran Cruz del Mérito Civil (1982) y la Orden del Mérito Constitucional (1983).
  • Es asimismo, autor de numerosos artículos y libros, entre los que destacan Europa y el porvenir (Península, 2016) y Todos los cielos conducen a España (Planeta, 2015).