El Gobierno canario sancionará "duramente" las fiestas privadas por contagios

El Gobierno de Canarias perseguirá y sancionará “duramente” las fiestas privadas para evitar los contagios por coronavirus, pues son “un auténtico foco de transmisión del virus y ponen en riesgo la salud de todos”, informa la Consejería de Sanidad.

El Ejecutivo hace un llamamiento a los ciudadanos para que no acudan a ese tipo de encuentros y denuncien aquellos que puedan resultar sospechosos, según indica en un comunicado.

“El mundo empresarial del ocio nocturno en Canarias está cumpliendo con las medidas marcadas por el Gobierno de Canarias. Sin embargo, el ocio no reglado es el que realmente nos preocupa porque es donde se están dando las mayores prácticas de riesgo actualmente”, afirma el consejero, Blas Trujillo.

Actualmente, dejando a un lado los brotes relacionados con migración que están aislados en Lanzarote y Fuerteventura, en Canarias hay seis brotes activos que están siendo monitorizados por la red de rastreo de las islas.

  • En Tenerife, hay dos brotes: uno de ellos con cuatro personas con origen de un viaje a Estados Unidos que está a punto de cerrarse y que no se ha visto ampliado. El otro brote cuenta con 10 personas positivas y con un amplio estudio de casos que está siendo seguido por los equipo de rastreo.
  • En Gran Canaria hay cuatro brotes:
  1. El primero de ellos compartido con Fuerteventura con 12 personas en total (7 en Fuerteventura y 5 en Gran Canaria).
  2. Un segundo brote ya fue notificado la semana pasada y cuenta con tres personas ya aisladas con estudio de contactos realizado.
  3. El tercero proviene de un marinero extranjero que dio positivo la semana pasada y cuyo buque está aislado con 19 tripulantes de los que han resultado positivos dos más.
  4. El último brote notificado corresponde a tres personas jóvenes cuyo estudio de contactos supera las 45 personas en este momento.

La Consejería de Sanidad insiste en la importancia de mantener las medidas de seguridad como son la distancia física de 1,5 metros, el uso de mascarillas en ambientes cerrados y cuando no sea posible mantener la distancia y el lavado frecuente de manos.