"No hay ningún retroceso en dependencia en Canarias"

Cristina Valido lleva más de 15 años dedicándose a las políticas sociales del Archipiélago en los que ha impulsado importantes avances. Como muestra, durante su etapa en el Cabildo tinerfeño se aprobaron y pusieron en marcha los Planes de Atención a la Discapacidad (PAD),  la Unidad de Atención Especializada a Víctimas de Violencia de Género o el el primer Plan de Infraestructuras Sociosanitarias de Tenerife, entre muchos otros hitos sociales que acompañan a su labor. Tras 13 años en la Corporación insular, en enero de 2017 dio el salto a la política regional desde donde se encarga de las áreas de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias.
En esta entrevista con el medio digital canario AtlánticoHoy la consejera comparte con nosotros sus principales retos y logros, a la vez que realiza un amplio repaso a las iniciativas llevadas a cabo recientemente desde sus principales áreas de Gobierno, todas ellas destinadas a mejorar la calidad de vida de todos los canarios.
Image
La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido | AH
 
- Lleva más de 15 años dedicada a las políticas sociales del Archipiélago en los que ha logrado importantes avances en este sentido. ¿Cuál es el mayor orgullo hasta ahora al frente de sus áreas?
"Muchos. Hay días que resuelves problemas que parecen chiquititos, pero que dan una enorme felicidad a aquellas personas que los ven resueltos. Lejos de lo que se suele creer, las satisfacciones no vienen solo de los grandes logros, de la construcción de infraestructuras, de la mayor inversión, de conseguir más fondos para los colectivos más vulnerables, ayudar a los menores o a las personas que están en peor situación. Hay días en los que resolver un pequeño problema de una persona te da una satisfacción enorme, superior a lo demás. Desde luego, la aprobación de este Plan de Infraestructuras que Canarias tanto necesitaba para tener 5.000 plazas más para poder atender a nuestros dependientes, que necesitan de centros, de residencias, con una lista de espera que tenemos en la actualidad importante, es uno de esos avances. Junto con los cabildos, con los que hemos trabajado mano a mano para sacarlo adelante, es uno de los grandes logros".

"En los últimos tres años hemos pasado de 1.000 ayudas que se concedieron en 2016 a consignar en este año más de siete millones de euros para ayudas al alquiler a más de 6.000 familias"

- Usted lleva sobre sus hombros unas áreas muy sensibles. ¿Cuál es el asunto que más le preocupa en este momento?
"Es muy difícil decir en qué área estás luchando más porque todas en Políticas Sociales, Empleo o Vivienda son complicadísimas y requieren de toda mi atención y esfuerzo. No puedo decir que haya un área a la que me veo obligada a dedicar más, pero sí es verdad que ahora mismo tenemos algunas cuestiones, por ejemplo en vivienda, donde en los últimos tres años hemos pasado de 1.000 ayudas que se concedieron en 2016, a consignar en este año más de siete millones de euros para ayudas al alquiler para más de 6.000 familias. Eso es una suerte haberlo podido vivir en primera persona y luchar para que sea una realidad. Es verdad que con más dinero, más ayudas, más solicitudes hay. Hemos pasado de recibir 7.000 solicitudes en 2017 a unas 17.500 en 2018. Eso suman 10.000 solicitudes más. Y como saben, el personal de la Comunidad Autónoma no se puede incrementar a golpe de lista del Servicio Canario de Empleo. Hay que pasar pruebas, esperar convocatorias, etc. Eso significa que el personal del Instituo Canario de Vivienda está haciendo un trabajo enorme para tratar de resolver, lo antes posible, estas 17.000 solicitudes, para que las 6.000 personas beneficiarias puedan tener esa seguridad más pronto que tarde".

Entrevista a Cristina Valido en AtlánticoHoy | AH

- Seguimos precisamente hablando de vivienda. En los últimos años Canarias ha realizado considerables esfuerzos en esta materia, como el impulso del nuevo Plan de Viviendas 2019-2022. ¿Cuáles son sus principales novedades?
"En estos dos años que he estado al frente de la Consejería hemos trabajado intensamente, de la manera más rápida, pero también más participada posible, un Plan de Vivienda que Canarias necesita desde hace mucho tiempo. Recientemente hemos aprobado en la Comisión de Vivienda, en la que están agentes sociales, administraciones públicas y otros colectivos, el Plan Canario de Vivienda, que ahora será informado para ser trasladado también al Consejo de Gobierno, responsable de su aprobación definitiva y quien establece, tras estudios sobre la situación de la vivienda en Canarias, líneas muy diversas. La adquisición de suelo para la construcción de vivienda pública, viviendas no solo de régimen especial para familias muy vulnerables, sino también viviendas de protección oficial que nos permitan poner en el mercado viviendas a precios asequibles, sobre todo en aquellas islas en las que esto es prácticamente un milagro. Estamos arrancando de nuevo la construcción en muchas islas, promociones que quedaron paradas en la crisis".

"Trabajamos para que a través del Plan Canario de Vivienda se establezca toda una estrategia que nos garantice que una familia, cuando ya no tenga la situación por la que ha sido beneficiaria, tenga un tiempo para encontrar una alternativa y la vivienda pase a las personas que están en lista de espera para ser ayudados"

"Otra de las cuestiones que también recoge el Plan es el apoyo del Gobierno de Canarias a los promotores que construyan para que ofrezcan las viviendas en régimen de VPO a los precios que tasamos y establecemos. Ya he mencionado las ayudas al alquiler, que se han multiplicado por seis frente a lo que ofrecíamos en 2016. El apoyo al alquiler es otra de las líneas importantes. Tenemos que trabajar mucho con los municipios y los cabildos para establecer acciones conjuntas para la promoción de viviendas públicas, pero no desechamos, y el plan lo recoge, la compra de viviendas donde las haya disponibles para que, sin necesidad de construir, podamos incorporar viviendas al parque público. Establecemos líneas para financiar y apoyar a las familias en situación de desahucio, de lanzamiento, para poderlas acompañar en una situación transitoria, ofreciéndoles el alojamiento que les permita ir reconduciendo las cosas hasta que salgan de esa situación y puedan ir a otra vivienda. Establecemos también estudios profundos de la ocupación del parque público. Esto es algo que se repite muy a menudo y es que he escuchado incluso al PP y el PSOE hablar en el Parlamento sobre el fraude que mucha gente comete estando en esas viviendas cuando no tienen la situación. Siempre digo que la cantidad de personas que pueden hacer eso es mínima, que no es justo y no se puede tachar a todas las personas que están en el parque público de esto. Desde luego, lo que estamos haciendo, ya de manera más tímida, con los medios que tenemos, es revisar las condiciones para que las personas que están ahí tengan tranquilidad y que, a través del Plan Canario de Vivienda, se establezca toda una estrategia que nos garantice que una familia, cuando ya no tenga la situación por la que ha sido beneficiaria, cuente con un tiempo para encontrar una alternativa y que la vivienda pase a las personas que están en lista de espera para ser ayudados".

 

- Queríamos conocer su visión con respecto al alquiler vacacional. ¿Cómo cree que podemos solventar los problemas para acceder a arrendamientos de los vecinos residentes?

 

"Este es un asunto muy complicado porque hay sentencias del Supremo que han ido tirando uno por uno los decretos de las comunidades autónomas que han intentado regular el impacto del alquiler vacacional en determinados territorios. Creo que no todos los territorios tienen la misma situación. No tiene el mismo problema de vivienda La Palma que Lanzarote, a años luz una de la otra. Si con respecto a los decretos que han intentado las comunidades el Supremo ha decidido que no son adecuados porque prima la protección de la propiedad privada, tendremos que encontrar algún camino intermedio que nos permita que en aquellos territorios donde no tenemos viviendas se pueda alquilar con caracter residencial, a largo plazo, porque los propietarios solo alquilan por semanas y a los precios que se alquilan. Tendremos que encontrar una forma jurídica, y esto ha de estudiarlo el Estado español, que tendrá que legislar porque no tenemos competencias nosotros, para que el derecho constitucional a la vivienda en esos territorios sea prioritario. Si la gente no tiene dónde vivir, los trabajadores que necesitan esos turistas para ser atendidos tampoco van a estar, con lo que al final lo que generaremos a esos turistas de alquiler vacacional será una atención que no estará en los márgenes de calidad de los que presumimos en Canarias. Es una cuestión de entender no solo que el derecho a la vivienda de las familias tiene que estar por encima de un interés especulador particular de fondo de inversión. Ojo, que no estamos hablando de quien tiene una vivienda y la pone en alquiler vacacional, sino de la adquisición de muchas viviendas, por parte de empresas que se dedican a esto, para su explotación en alquiler vacacional, no de las familias que tienen un apartamento y que les está ayudando a salir adelante con el alquiler vacacional. Creo que el Estado va a tener que tomar cartas en el asunto".

"Una de mis apuestas es que intentemos alguna forma de simplificar ese decreto de acceso a la dependencia que haga que las personas que tienen que solicitarlas no se vean en un laberinto tan complejo y enorme. Si otras comunidades lo han simplificado, nosotros tenemos que poder"

 

-Retomando el tema de las Políticas Sociales, recientemente presentó junto a las consejeras de Servicios Sociales de los
siete cabildos el II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias. ¿Qué
destacaría del mismo?

 

"Ha sido un esfuerzo, un trabajo enorme en dos años. Una vez firmado con todos los cabildos, y ya teniendo el paraguas jurídico y financiero de los convenios, pudieron echar a correr para determinar dónde y cuánto se contruía. Hemos trabajado a lo largo de este año para presentar este plan con todo lujo de detalles para que los ciudadanos sepan a qué de va a dedicar el dinero que el Gobierno va a poner en su Isla para la construcción de infraestructuras sociosanitarias".

 

-También queremos preguntarle por la Ley de Dependencia y las listas de espera. ¿Qué soluciones se ofrecen desde el Gobierno para aminorarlas?

 

"En los últimos dos años hemos pasado de 30 millones de euros en prestaciones económicas a 51 millones. Esa es la primera gran cifra que desmonta las mentiras que se han dicho en el Parlamento con respecto a que la Dependencia retrocede. Si en dos años estamos pagando 20 millones de prestaciones más será porque estamos atendiendo a más personas. Luego, no hay ningún retroceso. Todo lo contrario. Hay una apuesta mayor económicamente hablando que retrata la financiación y prestaciones económicas de esas casi 22.000 personas que en este momento estamos atendiendo. En los últimos tres años se han incorporado al sistema 13.000 personas aproximadamente y los 10 primeros años de la Ley no se incorporaron más de 9.000. Acabamos de aprobar un Plan de Infraestructuras para mayores dependientes, con 260 millones a invertir en los próximos cuatro años para 5.000 plazas más. En nuestra lista de espera parece que tenemos el reconocimiento y no las hemos atendido, pero tenemos 3.000 personas a las que sí hemos atendido y a las que la prestación económica no les sirve, que están en una lista de espera para una residencia. La única manera de que esa lista de espera baje en cuanto a las personas que necesitan una residencia es construirlas. Esperando a que nos vayan quedando plazas libres en las que tenemos hoy no vamos a ir a la misma velocidad a la que se nos incorporan las solicitudes. Canarias envenjece y en 20130 vamos a tener 250.000 mayores de 65 años. Los cálculos de los especialistas, no los míos, hablan de que cai 100.000 serán dependientes. Tenemos que construir ya 5.000 plazas para que esas personas que están en lista de espera, porque la prestación económica que les hemos ofrecido no les sire de nada, puedan acceder a una de estas infraestructuras".

"Si en dos años estamos pagando 20 millones de prestaciones más será porque estamos atendiendo a más personas. Luego, no hay ningún retroceso. Todo lo contrario. Hay una apuesta mayor económicamente hablando que retrata la financiación y prestaciones económicas de esas casi 22.000 personas que en este momento estamos atendiendo"

"Otra cuestión que hemos reforzado ha sido la de incorporar personal para mantener un ritmo superior a las 4.000 altas brutas, porque evidentemente, de ese gran globo que son las personas en el sistema de dependencia, tenemos épocas en las que se producen muchos fallecimientos y la salida del sistema hace que parezca que no crecemos mientras que estamos incorporando personas continuamente. Tratamos con los refuerzos de personal, acumulación de tareas y planes de choque, mantener ese ritmo de más de 4.000 reconocimientos nuevos al año y lo hemos venido consiguiendo. Ahora mismo estamos en una mesa técnica en la que espero que alcancen algún acuerdo para simplificar el procedimiento de acceso a la dependencia. Hay comunidades que ya lo han hecho y sus datos están ahí. Una de mis apuestas es que intentemos alguna forma de simplificar ese decreto de acceso a la dependencia que hagan que las personas que tienen que solicitarlas no se vean en un laberinto tan complejo y enorme. Eso no lo digo yo, sino la gente en la calle. Cualquiera que haya pedido la dependencia para sus familias sabrá lo que habrá vivido desde que empezó a mover un papel hasta que finalmente fue resuelto. Si otras comunidades lo han simplificado, nosotros tenemos que poder".
 
- Con respecto al empleo, ¿cómo valoraría los últimos datos? ¿Cree que empezamos a darle la vuelta a la tendencia?
"Creo que tenemos una tendencia muy buena en los últimos años que nadie puede negar. Este mandato empezó con más de un 37% de personas en desempleo. Esos eran nuestros datos del paro. Más del 22 % de familias con todos sus miembros en paro. Hoy, estamos por debajo del 20% con datos de la EPA. Han pasado apenas tres años de aquellas cifras y ha habido una bajada muy importante. En cuanto a las familias con todos sus miemrbos desempleados, hemos bajado más del 50 % la cifra que teníamos, situándonos ahora mismo en unas que rondan el 12 %. Tenemos la mayor cifra de personas cotizantes de toda nuestra historia de Canarias, trabajando, generándose unos derechos y también contribuyendo al sistema y a la economía. Esos datos son indiscutibles. Que mientras tengamos un porcentaje como el que tenemos de paro no podemos celebrar nada, no podemos. Mientras tengamos estas familias vulnerables con todos sus miembros en paro no podemos celebrar nada. Seguimos trabajando todo lo que podemos y más para que esas cifras sigan bajando".

"Canarias envenjece y en 20130 vamos a tener 250.000 mayores de 65 años. Los cálculos de los especialistas, no los míos, hablan de que cai 100.000 serán dependientes. Tenemos que construir ya 5.000 plazas para que esas personas que están en lista de espera puedan acceder a una de estas infraestructuras"

- Este año no ha comenzado de forma muy positiva en cuanto a la violencia machista. Desde su área, en materia de subvenciones o ayudas, ¿qué medidas se están tomando para respaldar a las personas que han sufrido esta lacra?
"Tenemos medidas de discriminación positiva en muchos espacios de la Consejería. Por ejemplo en autónomos y en emprendimiento. Si estamos hablando de una mujer víctima de violencia de género se ven incrementadas, un plus y un refuerzo, al igual que en el acceso a la vivienda. También en todas las ayudas vinculadas a la Prestación Canaria de Inserción par apoder tener un ingreso fijo hasta que se consiga la normalización. En esa línea, todas las medidas que se establecen para familias vulnerables, en el caso de personas con discapacidad o víctimads de violencia de género, tienen un refuerzo y una mayor puntuación y, por lo tanto, un incremento de la cantidad a percibir".