Skoda perfecciona la fórmula con el Karoq

Es el recambio del Yeti y con él, la marca checa consigue un buen mix entre las características que definen cada uno de sus modelos con otros del ámbito de los todocamino de su tamaño.

Skoda es reincidente. No ha querido dejar escapar 2017 sin tener en su expositor de modelos el nuevo Karoq, otro todocamino de exótico nombre cuyo principal titular es que es el recambio, en el partido de los SUV compactos, del Yeti. Por sus medidas (4,38 metros) se sitúa a continuación del Kodiaq en este territorio ya explorado, pero en el que, dado el peso que sigue ganando en las matriculaciones, no está de más apuntalar su posición. Y lo hace perfeccionando una fórmula que lleva ya muchos años ensayando.

Perdonándole su asombroso parecido de perfil al Ateca de SEAT (inevitable la proximidad de dos modelos que son más que primos hermanos), el Karoq luce en mayor medida ese nuevo diseño que estrenó el Kodiaq mediante unas proporciones SUV más puras y clásicas. No es, ni mucho menos, un coche conservador, ya que el frontal lo diferencia de sus congéneres a la vez que estrecha lazos con toda esa nueva generación Skoda.

Las ópticas, además de jugar su papel en la individualidad de su estilo, también pueden servirse de tecnología ‘full led’, incluyendo las funciones de intermitente, luz diurna, antiniebla y luz estática de curva. Los pilotos posteriores llevan la característica forma de C de Skoda a sus últimas consecuencias y, de nuevo, sirviéndose de la tecnología led.

Diseño (típicamente alemán) a un lado, el interior brilla por la incorporación a partir de este verano del cuadro de instrumentos digital personalizable y la suma de nuevas soluciones de conectividad. Esto incluye, de serie, pantallas táctiles capacitivas que, según versiones, pueden incluir conexión Wi-Fi y navegador. El Karoq también se hace con los servicios online Skoda Connect, tanto los referentes al entretenimiento online como a la asistencia en caso de accidente con llamada de emergencia, servicio este último que Skoda Canarias ofrece de serie en este modelo. También es novedad el Phonebox con el que se pueden cargar de forma inalámbrica dispositivos móviles preparados para ello y la iluminación ambiental led.

Skoda siempre es una garantía de funcionalidad, una potente relación calidad/precio y espacio, mucho espacio. El Karoq es fiel a esta máxima con un interior que prioriza el espacio, la versatilidad y el confort. El sistema de asientos VarioFlex ofrece la posibilidad no sólo de poder ajustar individualmente la posición de los asientos traseros sino de quitarlos fácilmente en caso necesario. Así el maletero puede pasar de una capacidad de 521 litros hasta los 1.810 litros. Con los respaldos reclinados, el volumen aumenta hasta los 1.630 litros.

Para ver el reportaje del nuevo Skoda Karoq al completo, visita Motorenlínea.es.