Seúl pide a Pyongyang que acepte dialogar tras las nuevas sanciones de la ONU

Corea del Sur celebró este sábado las nuevas sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra Pyongyang y urgió al país vecino a "poner fin a sus provocaciones temerarias" y a aceptar "el camino del diálogo" propuesto por Seúl.
El Ministerio surcoreano de Exteriores expresó, en un comunicado, su apoyo a las medidas punitivas aprobadas en la víspera por la ONU contra Corea del Norte, que limitan aún más su acceso a productos petroleros, vetan sus exportaciones en varios sectores y fuerzan a regresar al país a ciudadanos que trabajan fuera.
"Urgimos de nuevo a Pyongyang a poner fin a sus provocaciones temerarias y a aceptar la vía del diálogo para la paz y la desnuclearización que nuestro Gobierno y la comunidad internacional han propuesto", señala el Ministerio en la nota.
Seúl destaca además que las sanciones adicionales "son otra muestra de la firme determinación (del Consejo de Seguridad) de no tolerar en ningún modo los continuos desarrollos nucleares y de misiles del Norte".
Las medidas del órgano internacional son una respuesta al lanzamiento a finales de noviembre de un misil balístico de largo alcance, un tipo de proyectil que sería capaz de golpear cualquier punto del territorio continental de Estados Unidos.


El Ministerio surcoreano de Exteriores expresó, en un comunicado, su apoyo a las medidas punitivas aprobadas en la víspera por la ONU contra Corea del Norte, que limitan aún más su acceso a productos petroleros, vetan sus exportaciones en varios sectores y fuerzan a regresar al país a ciudadanos que trabajan fuera.

Washington fue el gran impulsor de las nuevas sanciones y obtuvo el respaldo unánime de los otros catorce miembros del Consejo de Seguridad, incluidos China y Rusia.
La resolución 2397 endurece de forma importante las amplias medidas que ya están en vigor contra Pyongyang, en un intento por dificultar a Corea del Norte la financiación de sus programas armamentísticos y forzarle a negociar.