6 consejos para aumentar nuestras defensas durante la cuarentena

Un sistema inmunitario sano y fuerte es capaz de luchar contra todo tipo de agentes externos que puedan llegar a nosotros, pues es el mecanismo de defensa natural que tiene el cuerpo para combatir los agentes infecciosos, como puede ser el caso de las bacterias y de los virus.
El período actual en el que nos encontramos, en el que nuestro país se encuentra en período de cuarentena para vencer al Covid19, junto con otras naciones a nivel mundial, es el momento idóneo para implementar una serie de hábitos saludables que refuercen nuestro sistema inmunitario.
En este sentido, la revista de salud integral denominada Cuerpomente, pone a disposición del lector una serie de hábitos y recomendaciones para incrementar nuestras defensas durante este período, tal y como se muestra a continuación:
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/3/18/14/L9SVU12S27HLFCUPHS8SYTOQ47OL57OU/M33G0GOOUUFZYMH3.jpg
Brócoli | PIXABAY

Ingerir alimentos alcalinos
Según diversos estudios, se ha demostrado que alrededor del 70% de las células inmunitarias que te protegen de enfermedades están en el intestino, por lo que resulta indispensable llevar una dieta lo más sana, equilibrada y alcalina posible.
Los virus y las bacterias tienen una especial predilección por los medios ácidos, por lo que la ingesta de alimentos alcalinos que contribuyan a tener un PH en sangre óptimo, resulta clave para combatir a los agentes patógenos.
Los alimentos más recomendados son los cereales integrales, las verduras, principalmente las de hoja verde como el brócoli, la kale, las habichuelas, etc., las frutas de temporada como las manzanas y los arándanos, los frutos secos, las semillas, las proteínas de calidad, las legumbres, las algas, vitamina C, etc. En la medida de lo posible, es recomendable evitar el azúcar refinado y el alcohol, ya que dañan la flora intestinal y la capacidad inmunitaria.
Dormir las horas necesarias

A pesar de que durante las próximas semanas vayamos a estar en casa la mayor parte de nuestro tiempo, es necesario establecer una rutina organizada en todos los sentidos. Dormir las horas necesarias y respetar unos horarios de sueño lo más rigurosos posible, constituye una de las claves fundamentales para favorecer a nuestras defensas durante este período, pues el organismo se regenera con el descanso.
Realizar actividad física

Aunque nos hallemos en una situación en la que, probablemente, no sea posible realizar ejercicio de la manera en la que lo solemos hacer tradicionalmente (gimnasio, ejercicio al aire libre en espacios públicos, etc.), debemos seguir realizando actividad física durante la cuarentena, pues favorece nuestras defensas, oxigena la sangre y favorece a nuestro estado de ánimo.
Si preferimos realizar actividad física de manera guiada, hay multitud de vídeos en Internet para hacer rutinas de ejercicio en casa, por lo que podemos elegir la que más se adapte a nuestros gustos, preferencias a y a nuestra forma física para así subir nuestras endorfinas.
Beber la suficiente agua

Al beber suficiente agua, se ayuda al organismo a eliminar las toxinas, lo que resulta indispensable pues si el organismo se ve dificultado por las toxinas, tiene menos capacidad para defenderse de los virus. Se deben tomar unos dos litros de líquido al día, entre agua, infusiones, caldos, etc.
Fomentar las emociones positivas

Nuestro estado psicológico produce un impacto importante sobre el sistema inmunitario, pues las grandes preocupaciones, el estrés y el miedo disminuyen nuestras defensas. Al contrario, el fomentar las emociones positivas haciendo actividades que nos gusten y nos generen bienestar, tales como ejercicio, leer, cocinar, ver películas o series divertidas, etc. aumentan nuestras defensas de manera natural.
Mantener la mente activa

Como probablemente a la mayor parte de las personas les toca trabajar desde casa durante la cuarentena, es más fácil dejarse llevar constantemente por los sentimientos negativos que origina la situación, lo que puede afectar en nuestro rendimiento laboral.
Por ello, el mantener una rutina organizada de trabajo, tal y como lo hacemos normalmente y vestirnos de manera adecuada, aunque no vayamos a salir de nuestro domicilio, nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, así como a mantener la mente activa y enfocada en nuestra labor profesional.
En definitiva, ante situaciones atípicas y nuevas para la sociedad como la que estamos viviendo en estos momentos, debemos hacer todo lo que está en nuestras manos, con el fin de protegernos al máximo posible a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y, por consiguiente, al conjunto de la sociedad.