Seguridad en internet, un aspecto clave del progreso

Desde hace algunas décadas, el mundo tecnológico ha cambiado la forma de concebir numerosas actividades. Para lo que antes era necesario desplazarse a un establecimiento físico para su realización, en la actualidad, con un simple click se puede llevar a cabo sin moverse de casa, y únicamente con un dispositivo conectado a la red de redes.

La compraventa sin duda es una de las acciones que mayor peso han cobrado a través de internet, ya que la totalidad de empresas del sector, ofrecen sus servicios con mejores características adyacentes que en sus tiendas físicas: devoluciones gratuitas, envío a domicilio, mayor stock…. Todo ello hace que el sector de la venta online sea el presente y el futuro de todo este tipo de actividades.

El sector del juego tampoco se ha escapado a este proceso innovativo, siendo cada vez más la oferta de diversión interactivo accesible para millones de usuarios en todo el mundo. La parcela del casino online y de las apuestas deportivas han copado buena parte de esta actividad a nivel global, dejando prácticamente un porcentaje, casi subsidiario, al juego físico tal y como lo conocían generaciones pasadas.

Ese aumento de flujo de acciones a través de internet de cualquier naturaleza debe venir acompasado por un aumento en la seguridad para el usuario en cuestión. Con ello, se debe buscar alejar las malas prácticas de este campo interactivo, haciendo que la experiencia de cualquier persona cuando navegue por internet cumpla sus necesidades y lo haga con total veracidad de que no sufrirá ningún engaño, ni se verá inmerso en ninguna problemática como consecuencia del quebrantamiento de alguno de sus derechos como consumidor.

Especialmente, se pone el foco de la seguridad en el ámbito de las plataformas de juego online. Las malas prácticas por parte de muchas personas se han trasladado desde el establecimiento físico al interactivo, cambiando la forma de actuación de los robos o las suplantaciones, y adaptándose a esas formas maliciosas a la parcela interactiva.

Todas las empresas de seguridad online, unida a las buenas prácticas puestas en marcha por numerosas plataformas, hace que el objetivo de máxima seguridad y conseguir un juego responsable se encuentre mucho más cerca. Todas estas actuaciones en términos de seguridad se basan en la búsqueda dos pilares básicos: garantizar la protección del jugador en cuanto a su privacidad y el procesamiento de sus datos personales.

Con el paso del tiempo, todo ello se va consiguiendo, dejando a un porcentaje casi residual las malas prácticas que se producen con el propio desarrollo de esta actividad de ocio.

Para ese fin, la plataforma del casino online PartyCasino adopta sistemas de cifrado digital para proteger las sesiones de juego de los usuarios y garantizar la seguridad de las transacciones económicas. Además, colabora con el organismo independiente eCogra para la validación del software de juego adoptado en la plataforma.

Otras plataformas online han implementado unos sistemas de seguridad muy estrictos, y que posteriormente han servido de ejemplo a numerosos organismos gubernamentales o a entidades bancarias. Un claro ejemplo de esta imitación en las actuaciones entre sectores lo encontramos en el software NORA. Este sistema implantado en primer término por las plataformas de juego interactivas, cuya finalidad es la de identificar a estafadores, es ya una realidad en otras muchas actividades tanto de la parcela publica como de la privada en todo el mundo.