Entrevista II con Carmen Calvo, ex ministra de Cultura

Consulta la primera parte de la entrevista 

Pincha enlace: Hablamos con Carmen Calvo, ex-ministra de Cultura

"Considero que el arte debe recalar en espacios de descubrimiento, donde no va la gente en general. Por tanto, hay que ver dónde se gasta y dónde se programa".



¿En en los museos españoles es necesario contar con un presupuesto elevado para gestionar un programa expositivo a la altura de otros centros europeos? 

Si no hay presupuesto no se puede programar. Por tanto, los programadores deben buscar el equilibrio y que las actividades sean rentables, si se cumple el objetivo. Si se desprograma porque no asiste público, hay que pensar en qué se ha invertido el dinero. Considero que el arte debe recalar en espacios de descubrimiento, donde no va la gente en general. Por tanto, hay que ver dónde se gasta y dónde se programa. Los gestores culturales deben trabajar para no sólo programar donde se llena, sino buscar alternativas y educar a la población.
¿Considera que el Museo Thyssen- Bornemisza se posiciona al mismo nivel que otros centros nacionales como el Museo del Prado o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en el ranking de los países europeos con más museos de firma?
Se tratan de tres museos diferentes, que han crecido y mejorado en todos los sentidos. Sin duda, la ampliación del Thyssen le ha dado vida y la elección del patronato, así como la dirección artística ha sido acertada. Por tanto, las políticas temporales, la infraestructura, sus colecciones y el patronato, ha generado que se posicionen a la altura de otros centros museísticos europeos.

"Debemos proteger el trabajo de los creadores en España. Ése es el futuro de la cultura en este país".

¿El Estado Español podría adquirir la Colección Carmen Thyssen, a medio o largo plazo con el objeto de enriquecer el patrimonio nacional?
Considero que se encontrará una solución en términos económicos razonables y haciendo esfuerzos en las políticas culturales, tales como fraccionando el dinero etc. Estoy convencida que a ningún gobierno se le va a escapar la colección. Además, la baronesa no quiere que su colección se marche fuera de España. Sin embargo, el acuerdo que se firmó con el Estado relativo al depósito de su colección no es el idóneo, creo que sería mejor otro tipo, donde se invitase a las dos partes a una serie de obligaciones y donde se defendieran los intereses públicos. Como sabes, en la actualidad la baronesa no recibe contraprestación económica alguna; lo que sí ha recibido es un espacio para conservar y exponer su colección. La baronesa, a medio o largo plazo, apostará porque su colección se quede en España a cambio de un dinero razonable. Debemos mencionar que Carmen Thyssen sigue ampliando su colección con una política de adquisiciones definida. En ocasiones, cuando el museo requiere una pieza para una determinada exposición, la baronesa presta sus piezas de la colección particular.
¿Qué proyectos le habría gustado ejecutar antes del término de su periodo de gestión en el ministerio? 
La implantación de la red de espacios contemporáneos. Un trabajo destinado al arte contemporáneo en España y la ley de propiedad intelectual. Debemos proteger el trabajo de los creadores en España. Ése es el futuro de la cultura en este país.